De Fondo


Jesús Rivera


+ Blanca Alcalá, cumple
+ Consulta ciudadana exitosa
+ Recuerdan al exalcalde Murad


Al ser inaugurado por la presidenta municipal, Blanca Alcalá, el mercado El Ferrocarril, donde se  reubicó a más de cien vendedores ambulantes,  la actual administración dio un paso adelante en la solución del problema que representa el comercio informal en la vía pública y el reordenamiento del Centro Histórico.

 

El sábado anterior Blanca Alcalá  estaba alegre. Luego de cortar el listón inaugural  del mercado  convivió con los vendedores ambulantes y sus dirigentes en un desayuno. También el secretario de Gobernación, Juan de Dios Bravo, se sentía satisfecho.

 

Meses de negociaciones,  pláticas y acuerdos, dieron sus frutos ese día y todos lo celebraban.

 

Cumplió. Estaban ahí “las comadres” Alicia Cervantes y Carmela García, dirigentes de las organizaciones de vendedores informales que fueron instalados en los nuevos centros comerciales La Merced y El Ferrocarril, ellas confiaron en Blanca Alcalá y ella  no las defraudó, les dio a los ambulantes la oportunidad de tener un patrimonio para sus familias.

 

Funcionarios municipales,  mantienen   el diálogo con los grupos de vendedores que desean permanecer en la vía pública y se resisten  a trabajar en el interior de los mercados. Tratan de convencerlos  para que se conviertan en locatarios.

 

Lo que  ya les advirtieron es que no podrán invadir calles del Centro Histórico, donde se mantendrá la vigilancia policíaca el tiempo que sea  necesario para impedir que se registre una nueva ocupación de la vía pública.

 

Al parecer, todo está bajo control, pero el desempleo, la pobreza,  la falta de oportunidades de educación,  y la carestía de la vida,  en forma permanente alimentan  en México  el fenómeno del  comercio informal.

 

En casi todas las ciudades de la república se aprecia esta creciente actividad.

 

No privatizar. Amplio rechazo a la privatización del petróleo, fue el resultado de la Consulta Ciudadana realizada ayer en el estado de Puebla.

 

Más de 90 mil poblanos acudieron a las urnas,  de ellos el 97 por ciento, sufragó en contra de la propuesta de reforma energética presentada al Senado por Felipe Calderón en  abril pasado.

 

La consulta Ciudadana se llevó a cabo también en Campeche, Colima, Oaxaca, Quintana Roo y Yucatán, en donde igualmente se registró una amplia participación ciudadana, que votó en contra  de la iniciativa del gobierno.

 

En Puebla la consulta fue organizada por el Frente Amplio Progresista integrado por los partidos políticos PRD, Convergencia y PT, así como por el Movimiento por la Defensa del Petróleo.

 

Las urnas se instalaron a temprana hora con el apoyo del Instituto Estatal Electoral, que facilitó urnas y mamparas para el desarrollo de una jornada que resultó ejemplar.

 

El resultado de la consulta tendrá que ser tomado en cuenta por el Congreso de la Unión a la hora de aprobar una iniciativa de reforma energética para el país.

 

Las iniciativas de Calderón y del senador del PRI, Manlio Fabio Beltrones, son desaprobadas por la mayoría de los mexicanos, incluidos  priistas, por no responder al interés nacional, sino a los intereses de empresas trasnacionales y a los  gobiernos  de Estados Unidos y España.

 

Reconocimiento. El sábado anterior se rindió un reconocimiento al ex presidente municipal  fallecido, Jorge Murad Macluf, quien gobernó la ciudad de Puebla  en 1985-1986.  Su  gestión fue interrumpida por un accidente automovilístico donde perdió la vida. Ante su busto en la rotonda de los Hombres  Ilustres del parque  funerario Valle de los Angeles,  Su esposa, Derbylia  González y sus hijos Jorge, Emilio y  Derbylia, exfuncionarios y ex regidores de su administración y amigos, lo recordaron.

 

César Pérez,  actual secretario general del Ayuntamiento,  con la representación de  la presidenta municipal Blanca Alcalá, pronunció el discurso. Hizo una semblanza  de la trayectoria política del ex alcalde, quien fue un político que “nunca gobernó solo, sus grandes decisiones pasaban por consultas que él mismo realizaba; llamaba a especialistas, a sus amigos, a comunicadores y a sus funcionarios. Preguntaba, decidía, revisaba y ejecutaba”. Recordó César Pérez, quien fue regidor en el Ayuntamiento que presidió  el profesor Murad Macluf.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas