De Fondo


Jesús Rivera


+ Ley de Transparencia
+ Propuesta indefendible


Debate. La semana pasada organizaciones civiles  se reunieron con diputados locales de las comisiones de Gobernación, Justicia y Puntos Constitucionales, y de Transparencia  y Acceso a la Información Pública , para solicitar que el Congreso apruebe una nueva ley  que además de incluir  las modificaciones constitucionales recientes, se amplíe para que garantice la transparencia  en el manejo del los  recursos públicos.

 

Jorge Machuca, de “México Abierto”,   Taniveth Ramos Reyes,  de la Fundación para el Desarrollo Municipal y Alejandro Beristain, de “Redes Ciudadanas”,  propusieron que el Congreso apruebe la iniciativa de ley ciudadana que es respaldada por universidades privadas como la Ibero ,  Upaep,  el Consejo Coordinador Empresarial y además, los partidos políticos PAN, PRD, PT y Panal.

 

Dicha iniciativa propone aumentar el número de sujetos obligados a  proporcionar información, entre ellos partidos políticos, universidades  y personas físicas que manejen dinero público.

 

Los representantes de las organizaciones ciudadanas fueron escuchados con atención y se les  hizo el ofrecimiento de que sus propuestas serán tomadas en cuenta. No obstante, la mayoría priista en el Congreso mantiene firme su propuesta de únicamente actualizar la actual Ley de Transparencia, incorporando a ella los siete artículos nuevos de la Constitución.

 

Sobre este tema se ha continuado un debate que a final de cuentas será beneficioso para la transparencia y el acceso a la información pública en el estado de Puebla. Aunque la mayoría priista en el Congreso ya decidió aprobar la propuesta Tricolor.

 

Indefendible. Fue interesante ver que casi todos los dirigentes estatales de los partidos políticos  acudieron, el pasado miércoles, a la Escuela Libre de Derecho a un debate sobre la reforma energética, menos el del PAN.

 

El debate convocado por esta institución reunió a académicos,  diputados locales, algunos políticos y miembros de Organizaciones no Gubernamentales. Y es que el acto prometía  ser importante puesto que los partidos locales, iban a definir de frente  a los institutos políticos y en público, su posición en torno a la reforma energética propuesta al Senado por Felipe Calderón.

 

Ahí estuvieron los presidentes estatales: Alejandro Armenta Mier, del PRI; Miguel  Angel de la Rosa ,  del  PRD, José Juan Espinosa, de Convergencia, y Ernesto Guerrero, del PVEM;  José Rúa Rosas, representante del PT  y Apolunio Méndez, representante del PAN.

 

En el debate, como se esperaba, los líderes de los partidos se pronunciaron en contra de la reforma energética. Denunciaron que esta  busca, como principal objetivo, privatizar la riqueza petrolera cuyo manejo  corresponde únicamente a Pemex  y no plantea reformas que para el desarrollo futuro de la  empresa.

 

Nacionalista. Armenta Mier  se pronunció a favor de una reforma energética nacionalista, que haga eficiente a Pémex para beneficio de los mexicanos. Recordó que fue el PRI el que nacionalizó la industria petrolera en  el régimen del presidente Lázaro Cárdenas, en 1938.

 

Los gobiernos priistas trabajaron para fortalecer Pemex y hacerla una empresa  de clase mundial, pero en ocho años que lleva el  gobierno panista, se ha dedicado a desmantelarla, a endeudarla y relegar a investigadores y técnicos nacionales y a no darle mantenimiento a las  instalaciones de las plantas instaladas.    

 

Mier  adelantó que el voto de los priistas en el Congreso de la Unión , será de acuerdo a lo que establecen la Constitución, los estatutos del partido y el interés nacional

 

Armenta Mier, sin embargo, no se salvó de las críticas al PRI. Líderes del  PRD, Convergencia y PT,  le recordaron que la privatización de Pemex la inició  Carlos Salinas y la continuó Ernesto Zedillo.

 

Desastre. El representante del PAN, Apolonio Méndez, planteó un panorama de desastre en Petróleos Mexicanos  y  advirtió que habrá desabasto de gasolinas en el país si no se aprueba la reforma energética calderonista. Hace 30 años que no se invierte en la infraestructura de Pemex, por lo que “tenemos que tener dinero de otro lado”, y apenas lo dijo,  recibió los abucheos correspondientes.

 

El dirigente estatal del PAN, Rafael Micalco, no acudió al debate. Sabe que la iniciativa de Calderón es  indefendible públicamente, por el rechazo que existe a que Pemex se entregue a las trasnacionales y a Slim, entro otros.     

 

Y es que la reforma privatizadora de Felipe Calderón  no convence a nadie. Ni los propios militantes de Acción Nacional argumentan bien a favor de ella.  La del PAN, es una iniciativa que avergüenza a la nación.  




 
 

 

 
Todos los Columnistas