De Fondo


Jesús Rivera

17/04/2009

+ El PAN hace circo
+ Marín respeta decisión


Mientras los priistas duermen y sueñan, los panistas aprovechan cualquier situación para hacer  política beligerante y ganar presencia en los medios de difusión.


Para ellos cualquier motivo es válido y aunque la realidad los   haga ver más tarde ante la sociedad  como gente que actúa de mala fe, que finge ignorancia o que verdaderamente tienen daño mental irreversible, ellos no paran, son cínicos.   
 
El ejemplo más reciente lo encontramos en el caso de la Refinería.
 
Pemex y la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados  federal,  toman  la decisión de que esta se instale en Tula, Hidalgo. Felipe Calderón ya estaba enterado de los resultados del estudio elaborado con mucha anterioridad, que indicaban que ese era el lugar más adecuado para el proyecto.
 
El propio Calderón manosea políticamente el caso,  invita a los gobernadores de diez  entidades de la república a que participen con propuestas  para pelear la instalación de la refinería en sus respectivos territorios, como si hubiera existido una posibilidad de que el proyecto,  aprobado de antemano,  pudiera sufrir alguna modificación.
 
Es así  que se hace un foro,  presentan estudios de viabilidad  los gobernadores en las reuniones públicas y finalmente, no es Felipe Calderón,  sino el director de Pemex, el nefasto  junior  Jesús Reyes Heroles,  quien hace el anuncio de que la refinería se ubicará en Tula, y amenaza: siempre y cuando,  Hidalgo concluya la donación a Pemex de los terrenos necesarios, más de setecientas hectáreas.
 
Después de todo este circo,  ahora aparece el diputado federal del PAN José Antonio Díaz García, diciendo que Puebla perdió la construcción de la refinería por culpa del gobernador, Mario Marín, porque presentó el proyecto de La Célula como factible para construir la refinería y no consideró Texmelucan  o Chicontepec.
 
Díaz García,  igual que Calderón,  cree que se puede engañar a la gente. Que todos tienen la obligación de creerse sus mentiras. Pero no es así,  los mexicanos nos damos cuenta de los abusos que cometen y del fortalecimiento del estado policíaco que  han construido en todo el país para proteger y encubrir todas sus arbitrariedades.     
 
A poco más de tres meses de que arranque el proceso electoral federal,  el PAN ataca a Mario Marín con la  finalidad de desacreditar al gobierno y al PRI ante la ciudadanía poblana.
 
Esa es la estrategia que el PAN ha seguido en los últimos años  y  ojalá sigan así, porque no han ganado elecciones en ningún estado. Todo lo pierden.
 
Gracias a los resultados de esas sucias políticas del PAN, el PRI se ha fortalecido y se consolida como una real opción de gobierno.    
 
OPORTUNIDAD. Mario Marín, dijo que respetaba la decisión de Pemex.
 
Sabía que nunca hubo oportunidad.
 
 Más sobre la Refinería: cuando el director de Pemex, Reyes Heroles, afirmó que  la ubicación de la refinería era resultado de un profundo estudio técnico-económico, que duro más de un año.


También dijo que la decisión final de la nueva refinería se tomó con base a nuevas criterios de rentabilidad, tales como: tipo de tecnología del proyecto,  configuración de la planta,  tamaño de la nueva refinería, distancia a las fuentes de crudo y a las zonas de consumo.
 
Disponibilidad de materias prima,  calidad del crudo disponible  eficiencia operativa con la que se planea operar la infraestructura, análisis geográfico, ambiental y social del campo, infraestructura existente: carreteras, ductos, refinación.
 
Aprovechamiento existente de residuales y costos de terrenos, entre otros.
     
La nueva refinería tendrá una capacidad de proceso de petróleo crudo tipo Maya  de 300 mil barriles diarios, con un valor estimado en alrededor de nueve mil millones de dólares, y entrará en operación en 2015, en tanto que la reconfiguración de Salamanca, con aprovechamiento de residuales, requerirá de una inversión de tres mil setenta y seis millones de dólares  para ser concluida en 2014.
 

Como se puede apreciar ni Mario Marín, ni siquiera el gobernador de Hidalgo, tuvieron que ver en la decisión  de la ubicación de la refinería. Desde el inicio del estudio Puebla nunca estuvo considerada.

 

[email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas