De Fondo


Jesús Rivera


Dictamen en la Suprema Corte


Expectación.  La Suprema Corte de Justicia de la Nación, volvió a abordar  el caso Marín-Lydia Cacho, generando incertidumbre en el gobierno del estado.


En la sesión de ayer, al menos en la parte que se hizo pública, el ministro Juan Silva Meza, presentó a los  ministros que integran el pleno el dictamen de la segunda investigación de la Corte y, dicho dictamen, reconoce que hubo violación a los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho.


Por su parte, durante su intervención en la misma sesión, el ministro Genaro Góngora Pimentel, defendió el dictamen presentado por Silva, lo aprobó en casi todos sus términos. Señala que en las acciones ordenadas por las autoridades de Puebla, si se violaron los derechos humanos de la periodista, pero no únicamente eso, también se le causó daño psicológico durante el traslado y durante su detención.


Lo que se pensaba que estaba controlado o desinflado, ha vuelto a resurgir y no se  descarta que la Corte emita un fallo en contra de Mario Marín, cuando el documento se someta a votación  del pleno, integrado por once ministros.


Algunas autoridades del gobierno estatal  y  sobre todo el secretario de Gobernación del Estado, Mario Montero Serrano, ha hecho declaraciones a la prensa local en el sentido de que  no tienen temor a una resolución desfavorable de la Suprema Corte.


El tema Marín Lydia Cacho sin embargo, ha vuelto a resurgir  y puede traer consecuencias negativas para el gobernador del estado.


Imparable. Por más que se insista en que no se debe hacer futurismo en torno a la próxima elección gubernamental, la carrera parece imparable.


Las menciones que se han hecho en  favor de Javier López Zavala, por parte de políticos marinistas y las intervenciones del actual presidente municipal, Enrique Doger, quien ha afirmado que continuará haciendo política una vez que termine su gestión al frente del  Ayuntamiento de Puebla, no han sido bien vistas por Valentín Meneses, dirigente del PRI en el estado, quien ha exhortado ya varias veces, sobre todo a Doger, a que respete los tiempos del partido y que no hable más de sus aspiraciones de ser candidato del PRI a la gubernatura.


Ni pensar en eso todavía, es adelantarse mucho, dice Valentín.


¿Le harán caso?


Y es que el líder del Tricolor tiene razón,  si esto sigue  como hasta ahora,  podrían entrarle al juego para suceder a Marín otros que también quieren, como Mario Montero Serrano, actual secretario de Gobernación y  Enrique Agüera Ibáñez, rector de la UAP, además de algunos  personajes  que puedan surgir en el en el  panorama político poblano en un futuro próximo.    


Festejo. Honestidad y usar el poder para beneficio de la gente, fue lo que pidió el gobernador, Mario Marín, a los presidentes municipales electos que empezarán a gobernar sus municipios en febrero próximo. El exhorto lo hizo el mandatario en Atlixco en donde los priistas se reunieron el pasado sábado para festejar el resultado  de las elecciones del 11 de noviembre.


Una de las más felices era Rocío García Olmedo, quien ganó claramente la elección de diputada en este Distrito, uno de los más difíciles. Incluso, Atlixco, se consideraba ya como un distrito emblemático de los panistas.  Hoy lo recupera el PRI  debido al trabajo político de muchos meses realizado por Rocío y su equipo de campaña.


El triunfo electoral en Atlixco sin duda fue importante, por eso el gobernador, Marín, decidió encabezar en este lugar el festejo, para resaltar la recuperación  del Partido  en este que, antes,  fue siempre  un distrito eminentemente priista gracias al voto histórico de los obreros textiles. 

 

Equidad. En la reunión de trabajo con todos los presidentes municipales que fueron electos el pasado 11 de noviembre, efectuada ayer, el  gobernador, Mario Marín, ofreció  que su gobierno trabajará con todos los ayuntamientos, independientemente del partido político al que pertenezcan. No habrá distingos y ofreció un trato de respeto y de  apoyo a  los gobiernos municipales.


Marín presentó a los secretarios de su gobierno con los nuevos alcaldes, con quienes tendrán que trabajar estrechamente de manera transparente.  Vamos a trabajar unidos en un marco de confianza y cordialidad, afirmó Marín.


A  esta reunión, en el Centro de Convenciones,  asistieron los presidentes municipales panistas y perredistas,  así como los de otros partidos, lo destacable  es que,   de inicio, se empezará a gobernar sin  conflictos políticos postelectorales en los 217 municipios de la entidad.   




 
 

 

 
Todos los Columnistas