_
La Quintacolumna



El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

 

 

Beto Aguilar y Toño Sánchez, ¿el pacto?

Anoche se dio una reunión entre ambos personajes. Cenaron, festejaron, dialogaron, discutieron. Ambos son líderes. Ambos algo acordaron.


En tanto eso ocurría, fuentes bien informadas aseguran que como no existe la gubernatura plurinominal, Francisco Fraile García no podrá asumir ya otro puesto de elección popular. Su crecimiento se ha dado desde hace tiempo sólo con las pluris: fue regidor porque ganó Gabriel Hinojosa, fue diputado pluri, senador pluri, legislador pluri. Esperaremos una reforma constitucional para que se abra la gubernatura plurinominal y por fin, a nuestro admirado Paco le den chance de otro huesito.


A raíz de lo ocurrido el domingo pasado en el que tanto Pablo Montiel como Pablo Rodríguez resultaron defenestrados en la elección de los candidatos a diputados, viene entonces una recomposición de fuerzas internas en ese partido.


En primer lugar, desde noviembre del 2004 Francisco Fraile al perder la elección constitucional soltó el bastón de mando en su partido y éste quedó acéfalo.


En segundo lugar, Ángel Alonso Díaz Caneja se apuntaba como sucesor del viejo líder Fraile, pero éste último se lo impidió. Ambos se confrontaron y los grupos internos desestimaron a Díaz Caneja como el sucesor ideal del frailismo.


Ante la ausencia del líder, apareció Antonio Sánchez Díaz de Rivera, quien directa o indirectamente se convirtió en un nuevo pastor.


Ana Teresa Aranda perdió fuerza y sólo ella se creyó la mentira de que podría ganar, con sus viajes en avioneta —cortesía de la familia Cobos— y su discurso de la Evita Perón de Huejotzingo (Mario Alberto Mejía la bautizó así).


Pero se nos olvida un personaje que poco a poco va ganando adeptos al interior del panismo y no nos referimos a Rafael Moreno Valle que recorre los municipios, sino a Humberto Aguilar Coronado.


Él cuenta con una posición en el Senado que él representa, tiene buena comunicación con el líder estatal del PAN, Rafael Micalco Méndez, cuenta con respaldo de varios representantes en los comités estatal y municipal.


Por lo menos, Pedro Gutiérrez será un diputado que representará su fuerza política en la Cámara de Diputados local en caso de ganar.


Es decir, si bien Toño Sánchez Díaz de Rivera ha logrado conjuntar muchos intereses panistas en torno a su proyecto político, Humberto Aguilar Coronado también va haciendo una labor hormiga y ha consolidado poco a poco un grupo que ya no es tan pequeño.


Próximamente detallaremos quiénes son sus seguidores, pero no es alguien que haya perdido contacto con la militancia poblana.


Ángel Alonso Díaz Caneja si bien ha recorrido todo el estado, su error es que siempre promueve a su misma gente para puestos de elección popular y ya no ha creado nuevos cuadros internos.


El liderazgo recae ahora en Toño Sánchez, pero no descuiden a Beto Aguilar que poco a poco va juntando gente y militantes que han sido rechazados por otros grupos.


Mientras esto ocurre, y a río revuelto ganancia de pescadores, anoche se reunieron a cenar Sánchez Díaz de Rivera y Beto Aguilar.


¿A qué pactos llegaron?


¿Qué acordaron?


¿Qué fue lo que ocurrió?


La estructura tiembla.

 

Ludivino Peluche se va a la…

Tras la salida de Juan Manuel Zavala en Sedesol, la inminente salida de Ludovico Peluche de la Secretaría de Seguridad Pública es inminente, es casi un hecho. Ni hablar, que siga apostando en los gallos y emborrachándose con su ron Potosí.

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx