Freaks
Un clásico de lo grotesco


Zeus Munive


El miedo a los animales


Recientemente inició el cabildeo de Bernardo Arrubarrena para lograr convencer a los militantes panistas que lo elijan a él como el próximo líder del Comité Municipal en sustitución de Jorge Ehlinger.


Su apuesta es decir que él no está con los líderes de los grupos internos de Acción Nacional como lo son: Humberto Aguilar, Ángel Alonso, Ana Teresa Aranda, Rafael Moreno Valle y Francisco Fraile.


Su jugada es decir que él no tiene compromisos con ninguno de ellos y que está abierto a cualquier corriente interna por ello tiene entre sus huestes a paredistas de hueso colorado, como son Alberto Pérez Peña y Rubén Ramírez. De igual forma está el grupo llamado “Los alcalditos” o “Los Telerines” que encabezan los Arrubarrena y en el que participan las familias tradicionales panistas como los Morales Garduño.


Está buscando alianzas con militantes de todos colores, sabores, tendencias sexuales y religiosas, es decir, una movilización plural dentro del partido. Hace alianza hasta con los que le van al América, para acabar pronto.


Por lo menos es el discurso que trae Bernardo Arrubarrena, quien se enfrentaría a los mostros panistas como son Genaro Ramírez y Los Pablos. Pablo Montiel está haciendo campaña para regresar al Comité Municipal panista y Genaro Ramírez impulsa a su esposa Blanca Jiménez para dicha posición.


Al parecer trae un buen discurso, sólo falta que cumpla en lo que dice y que no sólo busque un beneficio para él y sus cuates en el municipal. De ello cabe el beneficio de la duda.


Un punto en su contra es que para varios militantes que fueron consultados sobre Bernardo Arrubarrena es que coinciden en que es “el niño fresita” y en sus pláticas él suena muy sectarista, hasta cierto punto fascista, porque es muy dado a discriminar.


Eso nos negamos a creerlo, pero algunos militantes tienen esa percepción de él. Lo importante es que aunque es el Comité Municipal, en la realidad éste sí es importante y no es como el del PRI, que es un mero trámite.


Lo que se juega en la designación de dicho comité es la elección de los consejeros estatales y de esta forma al sucesor de Rafael Micalco en la dirigencia en la entidad. El Comité Municipal, además representa 30 por ciento de los votos en las convenciones a nivel estatal, por lo que los aspirantes a la gubernatura deberán convencer a quien lidere a los panistas en la ciudad de Puebla.


Además, quien esté al frente del PAN en la ciudad será quien apoye o vete a quien aspire a la presidencia municipal de Puebla, además tiene un gran poder de influencia en las elecciones intermedias federales para las diputaciones por vía uninominal, así como para elegir a los plurinominales.


Es decir, el Comité Municipal panista en la ciudad tiene una gran influencia. No es cualquier comité que acarree seccionales, por ejemplo.


Arrubarrena trae ese discurso y veremos en próximos días si es que cuaja entre los militantes. Algo que hay que reconocerle a Bernardo es que él es un panista que viene desde la base y ha pegado pancartas, pintado bardas, ha sido correteado por priistas y hasta golpeado por policías en la lucha por la defensa del voto.


Su discurso, a diferencia del de Genaro y Los Pablos es el más centrado. Aunque Genaro se mueve con dinero y Pablo Montiel cuenta con algo de estructura.

 

360 grados en Internet

 

A partir de hoy, ya está la revista 360 grados en Internet. Ahí puede ver las entrevistas con video de Juan Carlos Valerio y Javier López Díaz no se las pierda: www.revista360grados.com

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas