Freaks
Un clásico de lo grotesco


Zeus Munive


Los errores de Moreno Valle


Una vez que la ex delegada de la Sedesol fue renunciada de la delegación, el senador Rafael Moreno Valle cometió un error que si sigue así le puede afectar en su precampaña: le respondió.


Y es que detrás de la delegada está, como todos sabemos, la mente perversa de Ana Teresa Aranda quien es una maestra del escándalo, pues ella se crece en las acusaciones, los chismes, los golpes bajos y, sobre todo, el show. En los años duros del panismo, Anatere puso de cabeza el estado por un berrinche como fue Huejotzingo. Y no sólo fue el estado, pues incluso la mesa de la Reforma Electoral de 1996 se detuvo por el pueblito de la región de San Martín Texmelucan y por un berrinche panista.


Más adelante, Anatere se encadenó en el Congreso del estado cuando Manuel Bartlett impuso la Ley para el Federalismo Hacendario mejor conocida como Ley Bartlett. La doña, no sólo se encadenó en las galerías del salón de sesiones, pues incluso tomó por asalto el Congreso del estado.


Anatere es una maestra en el manejo de la cazuela, el rodillo y los cucharones, porque sus manifestaciones y sus marchas siempre iban acompañados de una buena cacerola. No por nada le decían “La Cacerolera”. Y vaya que lo tenía bien merecido.


Ella sabe provocar la víscera, sabe dar ganchos al hígado. Es como la luchadora Martha Sánchez, una verdadera ruda en el pancracio, mientras que Rafael Moreno Valle Rosas es más técnico.


La respuesta de Moreno Valle al acusar a la delegada y exigir que Anatere se suba al ring fue la peor estrategia, pues “La Doña” llevó al senador al lugar que ella quería: a las cuerdas, al cuadrilátero, al estadio. Al lugar que domina la subsecretaria.


Tan es así, que Humberto Aguilar ya salió a atacar a Moreno Valle al acusarlo de desviar recursos federales.


Lo grave es que ni Anatere, ni la ex delegada ni Aguilar Coronado han presentado una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública o algún tipo de contraloría. ¿Y saben por qué? Porque la denuncia sólo es mediática, es decir, sólo queda en el círculo rojo.


En Olintla, en Ciudad Serdán, en el barrio de San Antonio ni se han enterado de la denuncia hecha por los panistas y es por ello el gravísimo error de responderles, porque es un tema mediático que sólo sirve para alimentar el morbo de los que escribimos y de los que leen lo que tecleamos.


La incongruencia de los panistas es no presentar la denuncia correspondiente y sólo dejarla en los medios. Si es real que hay desvíos, pues que se dejen de tonterías y que le entren al toro por los cuernos, pero como no hay pruebas, de antemano les aclaro que sólo servirán como autoconsumo.


Si Moreno Valle se calienta puede perder el trabajo que tiene ganado en el estado. Y si quiere perder, que se suba al ring con “La Doña”, le vaticino un pésimo desenlace.

 

Un mail contra el IMSS


Una compañera del medio me mandó esta nota porque fue atacada en la clínica 12 de Cholula, vean la historia: IMSS Clínica 12 dice “No moleste no hay vacunas”


“Negligente y despectiva es la atención que se recibe en el Instituto Mexicano del Seguro Social, en la Unidad no. 12 de San Andrés Cholula. Pues tras la excusa de que no hay vacunas, se esconden un par de enfermeras de Medicina Preventiva para sacar a empujones a quienes interrumpen la hora de ‘la chorcha’ que han determinado justo antes de finalizar su horas de trabajo. Mientras el jefe del departamento clínico no hace más que encubrir tales acciones.


“Tal es el caso sucedido el pasado jueves 12 de junio, cuando la Sra. Maricruz Aguilar, con su hijo de 6 meses llegó al departamento de Control de Medicina Preventiva para solicitar la vacuna del Rotavirus y Hepatitis. Acción que pareció interrumpir la escena de “recreo” de las enfermeras a cargo, ya que fue evidente la molestia de la interrupción.


“Tras la espera de las vacunas con visitas constantes durante dos meses y medio, la afectada presento una queja ante el jefe del departamento clínico, sin embargo más que una solución recibió una serie de excusas que encubren el trabajo no realizado de las enfermeras. Por lo que este personaje optó por retener el carnet de la derechohabiente y llamar a un policía para que la sacara del lugar.


“Es evidente la falta de responsabilidad por parte del Jefe del Departamento Clínico que lejos de obedecer el código de ética con el que se rigen los médicos como servidores del Seguro Social, incurre en una serie de malos tratos y faltas de respeto a los afiliados.”

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas