Freaks
Un clásico de lo grotesco


Zeus Munive


La guerra contra Doger


Tras la salida de Enrique Doger de la Presidencia Municipal de Puebla surgieron varias preguntas. ¿Quién sería el guapo que iniciaría la guerra contra el dogerismo?, ¿la prensa?, ¿Blanca Alcalá?, ¿Gobernación estatal?, ¿la Comisión Inspectora del Congreso del estado?


La primera acción fue llevada por Gobernación estatal como se dio a conocer ayer en estas páginas, al buscarle tres pies al gato en el restaurante de moda y propiedad de Naim, el hijo del ex presidente municipal, La Floridita de la Juárez.


Parece que los daiquirís le hacen daño a don Miguel Ángel Martínez, titular de Protección Civil.


En el fondo, la intención era actuar como un garrote, porque no han clausurado el restaurante. La intención era mandar un mensaje, un calambre, un toque, acercarle el fuego al dogerismo, infundirle miedo o provocarlo para que responda de manera violenta.


Y así como esa acción, posiblemente venga una escalada de movimientos para tratar de aminorar la fuerza de quienes absurdamente ven como contrincantes internos. El marinismo trata de minimizar todo lo que se mueva antes de tiempo.


Ya ocurrió con Jesús Morales Rodríguez y con Roberto Morales Flores, quienes son víctimas tan sólo porque Chucho Morales se atrevió a anunciar sus aspiraciones públicas.


Esa actitud de parte del gobierno estatal sólo demuestra el miedo a perder el poder. Es decir, es un pánico a que se les salga todo de las manos, a que comience la feria de las traiciones antes de tiempo, porque en el Gobierno saben que dos años fueron perdidos ante el escándalo.


Al llegar el tercero y una vez que el mandatario fue “exonerado” por la Corte y que inició el tercer año de Gobierno, el inquilino de Casa Puebla sintió que recuperó “todo el poder”, no obstante, se topó con una reforma electoral que establece que el 4 de julio del 2010 se celebren los comicios estatales y que un año antes, los partidos políticos estén preocupados por las elecciones federales intermedias y por las contiendas internas de los partidos a fin de sacar a sus abanderados a la gubernatura.


Y es ahí donde los grupos se dividirán y comenzarán a ungir, cada quien, a sus respectivos “gallos”.


Por eso la intención de acallar a todo el gallinero antes de tiempo a través de amenazas, auditorías, golpes bajos, etcétera.


El problema es que en este tipo de medidas sólo se está alentando a la inconformidad que tarde o temprano será cobrada en la inexorable “feria de las traiciones”.


Así que sigamos viendo más capítulos de rencores marinistas y disfrutando episodios de venganza contra todo aquello que se mueva de distinta forma.


No se olviden que lo que opera ahí sólo es miedo, nada más que pánico por perder el poder y que se comience el cobro de facturas. Si no existiera miedo, no mandarían a golpear a nadie.

 

Un éxito, la presentación de 360 Grados


No es por nada pero el lobby de La Purificadora estuvo a reventar el miércoles por la noche. Hubo de todo: políticos, empresarios, ONG, perredistas, diputados de oposición. Deportistas como Roberto Ruiz Esparza, empresarios como Aristeo Reyes y hasta Pepe Momoxpan así como don Eduardo García Suárez y su hijo el “Yayo”.


Personajes como Humberto Aguilar, Enrique Doger, Rafael Moreno Valle, Víctor Hugo Islas y Paco Fraile brindaron y estuvieron en unas buenas horas de grilla.


Un montón de orejas de Gobernación a quienes se les trató como personas y no como suelen tratarlos sus jefes y sus espiados, fueron bienvenidos como seres humanos que son.


Apareció Arturo Rueda de Cambio y La quintacolumna; Javier López Díaz de Cinco Radio así como Sandra Ortiz de Tv Azteca.


El padre Eugenio Lira, universitarios y hasta René Marín hermano del gobernador.


A todos ellos y a los que me falta mencionar: gracias.


De veras, gracias.

Un correo más del IPV


“Amigo periodista, discúlpenos por enviarles un correo más dándole a saber nuestras inconformidades en el Instituto Poblano de la Vivienda, porque parece no tienen fin.


”Le digo esto porque nos acaban de depositar el salario incompleto, solo nos depositaron en nuestra cuenta el pago de 11 días y nos argumentaron que el licenciado Oscar Aguilar González renunció a la dirección general de este organismo el día 11 de este mes de marzo. ”Y que los días restantes a esta quincena ya los tiene que pagar el nuevo directo del IPV; creemos que eso está fuera de la ley y es aqui donde queremos aclarar que no es culpa del nuevo director ni del anterior sino que es responsabilidad del coordinador administrativo Ignacio Mendoza Fuestes y de su secretaria Lucrecia Godines. No entendemos porque siguen en el cargo si le hacen daño al gobierno y a los trabajadores y al hererario publico, que investiguen las cuentas de inversion que dejan un jugoso rendimiento a Ignacio....


”Señor periodista creemos que en realidad la culpa de lo que pasó en el IPV nunca fueron de los titulares de la dependencia sino de los responsables del área administrativa ya citados.


”Esperamos su apoyo.


Trabajadores afectados del IPV.”

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas