Freaks
Un clásico de lo grotesco


Zeus Munive


La división del panismo 1


El 28 de octubre pasado adelantamos que Ana Teresa Aranda de Orea sería una de las primeras en pedir una rendición de cuentas tras la estrepitosa derrota del candidato Antonio Sánchez Díaz de Rivera y que otros grupos como el de Ángel Alonso se subirían en ese carro al demandar la salida inmediata de Rafael Micalco y, por qué no, de Jorge Ehlinger.


Ahí van unas líneas para refrescar la memoria de los interesados: “Lo que ocurrirá después del 11 de noviembre en Acción Nacional será de antología, porque los líderes de los grupos, opuestos al que dirige Toño Sánchez, preparan ya la estrategia para dar el caballazo a las dirigencias estatal y municipal.
”El éxito tiene mamá y papá.


”La derrota no tiene madre.


”Y si son reales los resultados que arrojan las encuestadoras y que han publicitado los medios poblanos, la derrota del PAN parece inexorable.


”Ana Teresa Aranda de Orea ya tiene listo a su grupo para poner en evidencia el ‘gravísimo error’ de elegir a Toño Sánchez como candidato a la Presidencia Municipal de Puebla.


”Y entre uno de los puntos que serán criticados, está el actuar de la dirigencia municipal encabezada por Jorge Ehlinger Coghlan, primero, al ser un peón de Toño Sánchez en la contienda interna y segundo, su desempeño en el proceso electoral que aún vivimos.


”Otro punto será Rafael Micalco Méndez al frente de la dirigencia, pues si bien tiene sus seguidores, también hay quien lo critica al no pasar de ser un mero burócrata partidista. Un detalle: no sólo Ana Teresa Aranda está lista para demostrar que ella era la que tuvo que ser elegida, sino varios militantes más, pues la lucha interna se desatará primero en las sedes estatal y municipal, posteriormente alcanzará a los medios de comunicación.


”Sin duda, el PAN entrará a un desorden interno porque al inicio de la contienda iban muy bien, pero poco a poco se fueron desfondando. ”No porque los priistas hicieran una campaña muy innovadora, fresca con ideas nuevas.


”Para nada.


”La neta es que el PRI no hizo nada nuevo, lo que pasa es que el PAN se fue cayendo al grado de, en su descenso, alcanzar al partido tricolor.


”La guerra interna panista se desatará en la búsqueda de los culpables de la derrota, si es que pierden sus candidatos, insisto.”


Bien, hasta aquí la cita y aquí nuevos datos sobre esta guerra.

 

La división del panismo 2


Ayer, Ana Teresa Aranda inició la andanada en contra de quienes la bloquearon en la contienda interna para alcanzar la candidatura. Dijo algo muy cierto: “En esta elección era donde el PRI se jugaba muchas cosas y echó toda la carne al asador. Por eso Acción Nacional no se podía dar el lujo de hacer lo que hizo, pero ya pasó y como en política y en la vida no hay hubiera, lo que necesitamos hacer ahora es la rectificación.”


Un dato que es real es que el priismo utilizó la fuerza del Estado para operar: hubo recursos, operadores, mapaches, control a través del corporativismo, acarreo de votantes, dinero que llevaban los candidatos, camiones con habitantes que rellenaban donde habría que rellenar. Una operación de Estado, sin duda. El fraude no sólo es en las urnas. El fraude electoral es una serie de cosas que suceden antes, durante y después de los comicios que alteran y engañan a la realidad. Es una estafa. Y esa estafa ya no es a la antigüita.


Bien, el problema de los panistas es que no pudieron y no supieron contrarrestar esa operación estatal.


No es la primera vez que se enfrentan a una elección de Estado. Si mal no recordamos, el PRI que está a punto de cumplir 80 años de edad, se ha dedicado a operar elecciones de manera fina y burda. Ellos sólo actuaron conforme a lo que saben hacer y lo hicieron bien, aunque eso esté, en términos reales, mal.


Los panistas jugaron a hacerle al tío Lolo y a acusar a los medios de comunicación de estar vendidos. Uy qué noticia. Por supuesto que los medios locales de comunicación estaban vendidos en esta contienda, pero siempre lo han estado. No se entiende cuál era la diferencia.


Regresemos a lo que pasará con el panismo: los grupos comenzaron a demandar que las cabezas rueden. A una reingeniería interna. Ana Teresa, como nos habíamos anticipado, ya se subió a la embestida.


Ángel Alonso, quien fue vapuleado por los propios panistas incluyendo a Paco Fraile, también ya se sumó a la cargada en contra de la dirigencia. Hasta Jesús Encinas ya pide explicaciones. José María Iguíniz, al contrario, es más mesurado en esta ocasión y en una carta enviada a su dirigencia estatal, pide que no se corten cabezas, pero eso sí que se analicen causas y azares. Que se ubiquen responsabilidades pero que no se quemen brujas en la hoguera.


Lo que ocurre al interior del panismo es consecuencia de la derrota del 2004, del bloqueo a Rafael Moreno Valle y al Panal, pese a que ellos los hicieron triunfar en el 2006 y a las tonterías en una elección.


Ahora, seamos honestos, los panistas son tan estúpidos o se prestaron a una negociación de alto nivel para perder.


Dicen que en la política no hay casualidades, hay causalidades.


¿Por qué no pensar en corrupción en Acción Nacional?


Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.


Analicen las palabras de Alfonso Bello, no las tiren a la basura.

 

En venta ABC Radio


Desde hace dos semanas, tras la desaparición de La Voz de Puebla, comenzó a girar la especie de que ABC Radio se puso a la venta. Ayer, se comunicaron algunos empresarios y aseguraron que Eduardo García Casas ya habló con Eduardo Andrade y que junto con un empresario de origen libanés que no es Kamel Nacif, no se espanten, están convenciendo ya sea rentar o comprar la estación.


¿Será?

 

Un recado


Por cierto, hablando de Anatere dicen en la administración de Cambio que si puede pasar a pagar lo que debe a esta empresa por concepto de publicidad que nunca liquidó. O que si quiere, que le presten una lanita, que avise con antelación para que no se queme tanto.




 
 

 

 
Todos los Columnistas