Freaks
Un clásico de lo grotesco


Zeus Munive


La dama, el espía y el charro


Los Tres Alegres Compadres En la gráfica se observan de izquierda a derecha —resaltados— Alfonso González Huerta alias “El Gussy”, Hugo Zárate (+) y el líder charro de la CROC y próximo coordinador de regidores priistas de la capital René Sánchez Juárez Cambio/ Foto/ Especial

La pregunta es: ¿Por qué René Sánchez Juárez se perfila como el próximo líder de los priistas en el Cabildo?
Las respuestas lógicas serían:


a) Porque Sánchez Juárez ya fue diputado local y federal. Tiene experiencia legislativa.
b) Porque fue compañero de Blanca Alcalá en la LIV Legislatura.
c) Porque René mantiene una relación cercana con el espía de Gobernación, Alonso González Huerta “El Gussy”, y le vende información “confidencial” a la próxima presidenta municipal.


Si se trata de escoger en esta trivia, la respuesta apunta a “c”. Los otros puntos serán buenos argumentos para la prensa.


Desde hace tiempo existe una relación cercana entre René Sánchez Juárez y “El Gussy”. La liga entre ambos era por Hugo Zárate Álvarez, quien fue asesinado el 16 de enero del 2007 en un Peugeot azul.


Hugo Zárate y Sánchez Juárez eran amigos desde la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), al parecer estudiaron Ciencias Políticas. Ambos personajes trabajaron desde que el Frente Juvenil Revolucionario (FJR) era dirigido por Óscar Aguilar y los dos participaron abiertamente en el fraude electoral contra Ricardo Villa Escalera en 1983.


Hugo Zárate se dedicó al espionaje y a la información y de ahí se hizo amigo y cómplice del buen “Gussy”.


Zárate, por otra parte, vivía en la colonia Patrimonio y era vecino, en ese entonces de la próxima presidenta municipal, Blanca Alcalá Ruiz, quien a su vez se hizo muy amiga de Zárate.


Sí del espía asesinado.


El 17 de enero del año pasado, Efraín Núñez reveló a qué se dedicaba Zárate: “Hugo Zárate Álvarez (…) sí era espía. En el organigrama de la Secretaría de Gobernación (Segob) Zárate aparece como director de Investigación, oficina adscrita a la Subsecretaría de Enlace Institucional y Participación Ciudadana. No obstante, se sabe que el hoy occiso (Zárate) era el segundo a bordo de Alfonso González, alias ‘El Gussy’, quien es conocido como el principal operador de espías del marinismo.”


Además, en dicha información se detalla que “El Gussy” ha lucrado y traficado con la información que recibe desde la administración de Melquiades Morales Flores y lo que va del gobierno marinista.


La permanencia de “El Gussy”’ en Gobernación no se debe necesariamente a su eficiencia, sino a sus relaciones personales con funcionarios del Cisen vinculados al narcotráfico, así como los propios contactos que este funcionario tiene con personajes relacionados a la delincuencia organizada, ligada al comercio de cocaína.


La nota de Efraín Núñez establece que “según la información obtenida, se conoció que Adolfo González tiene una amistad cercana con René Sánchez Juárez, líder de la FROC-CROC en el estado, con quien se presume compartían una amante”.


Y un dato más, Sánchez Juárez, en su momento amigo de Hugo Zárate, acudió al velatorio Valle de los Ángeles a presentar sus condolencias a los familiares del subalterno de “El Gussy”.


Recapitulando, porque son un montón de nombres: Hugo Zárate, que en paz descanse, era amigo de Blanca Alcalá porque eran vecinos cuando jóvenes en la colonia Patrimonio.


Él estudiaba en la Upaep y ella era becada de la UDLA en Relaciones Internacionales.


Zárate y René Sánchez Juárez eran compañeros y amigos.


Zárate se dedicó a al espionaje y se hizo amigo de “El Gussy”.


“El Gussy”, por su parte, hizo muchos contactos en el Cisen y se dedica a comerciar y comprar información política y del narcotráfico según lo que ha sido publicado en varios periódicos locales.


“El Gussy” y René Sánchez Juárez se conocen y se vuelven amigos.


Sánchez Juárez se vuelve líder charro, golpeador de trabajadores opuestos al régimen y es compañero de bancada de Blanca Alcalá.


Todo apunta que se conocen desde jóvenes.


Ahora que falleció Zárate, “El Gussy” le sigue dando información de primer nivel a René y éste, a su vez, se la ofrece a Blanca Alcalá. Información de todo tipo, de espionaje a panistas, a priistas como ya lo hizo con Julián Haddad.


Por ello, el líder charro tendrá mucho poder en la próxima administración. Se presentará como la nueva versión de Rubén del Castillo y es que lo que “El Gussy” ha conseguido, dicen, es oro puro.


Blanca Alcalá está armando su equipo y el espionaje también será parte de su administración.


No hay de qué espantarse: todos los políticos lo hacen.

 

Una duda


Nunca se aclaró de quién era el Peugeot azul donde fue encontrado muerto Hugo Zárate. ¿Alguien lo sabrá?




 
 

 

 
Todos los Columnistas