Desde las Galias


César Musalem Jop

01/07/2009

EL SNTE Y LA GOBERNACION


1.- Hace décadas, exactamente en 1959, 1960, y 1961,  decenas de miles de profesores del D.F., de la Sección IX del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y estudiantes normalistas, politécnicos y universitarios crearon y militaron en el Movimiento Revolucionario del Magisterio: El MRM.


2.- Enraizado dicho movimiento con las ideas comunistas vigentes en esos días azarosos de la Guerra Fría, el gobierno federal reprimió enérgicamente las demandas muy naturales de profesores y estudiantes en activo. Los profesores fueron cesados por miles; apaleados en las calles, plazas e iglesias; a los estudiantes les cerraron los centros educativos, les quitaron las becas y un estímulo llamado PRE, amén de cancelarles las tarjetas de alimentación y los vales para pasajes.


3.-  Fue una guerra de soldados, policías y cuerpos represivos especializados, contra marchas pacíficas, y toma de edificios de la SEP, donde oportunamente fueron desalojados con la violencia del caso.


Ambos cuerpos reprimidos y represores sabían y afrontaban las consecuencias de sus actos. 


4.- El MRM se hizo pasado el tiempo de la dirigencia de la Sección IX, y sus líderes se corrompieron con gran naturalidad en un ejercicio o dos, pues las causas del movimiento fueron olvidadas cuando empezaron a manejarse las cuotas sindicales, y las cotas de poder, que permitían a cualquier líder de esa sección, disponer de plazas a su arbitrio privilegiando parientes, amores, quereres, y compromisos políticos.


En suma fue un quitate tú para ponerme yo.  Nadie jamás desde la cúpula de esa combatiente sección volvió a presentar en ninguna reunión los graves problemas sindicales y sus posibles soluciones, pues  fueron olvidados los objetivos:


O.1.- Creación de un democrático escalafón donde fuese premiado el académico, el innovador, el leal profesor sumido en la Sierra o el remontado en la montaña, y el gestor social-educativo.
O.2.- Acceso a las direcciones y supervisiones por escalafón y también por exámenes de oposición públicos, universales y abiertos.
O.3.- Participación del docente más modesto en las consultas nacionales para mantener impulsado el desarrollo educativo.
O.4.- Vinculación estricta con los cuerpos de planeación científica y tecnológica.
O.5.-Remuneraciones justas y dignas de acuerdo a la responsabilidad docente.  
O.6.- Puerta abierta en todas y cada una de las áreas de la SEP de rango medio y alto para los docentes profesionales.


Hoy un número de profesores en Puebla supuestamente están luchando contra el charrismo sindical, y están en desacuerdo con el convenio para elevar la calidad educativa, pero no es el siglo pasado, los medios de comunicación masiva aún los manipulados destruyen lo improvisado y lo que no tiene un sistema serio de información, de ahí que en mi modesta opinión deberían informar a la poblana sociedad que no es lerda ni estúpida:


1.- ¿Con qué no están de acuerdo?.
2.- ¿En qué tramo del camino del desarrollo educativo pueden caminar junto a los gobiernos: federal y estatal?.
3.- ¿En qué tramos no caminarán nunca junto con ellos?.
4.- ¿Qué proponen? para mejorar a decenas de miles de educandos multi-reprobados por no saber usar un diccionario, no leer apropiadamente e ignorar el mecanismo de las sumas, las restas y las multiplicaciones, y aún más: ignorar su historia y las ciencias naturales.


Ahora bien, que luchen por re-diseñar sus mecanismos internos como vendedores de fuerza de trabajo y lograr un nuevo sindicalismo, no solo es loable sino necesario y útil para el desarrollo nacional, pero que en lugar de consultar ¿Qué hacer? (Lenin) con expertos en el capitulado dogmático de la Constitución General de la República, para que legal y legítimamente se emancipen individualmente, y en ejercicio de sus garantías individuales se co-asocien para defender sus intereses de clase; cierran calles agrediendo a los que usámos esa propiedad pública; interrumpen el tránsito vehicular y peatonal agrediendo a nuestra libertad de movimiento personal; toman edificios sindicales agrediendo a la propiedad social, y aún más: convocan a crear horizontalmente un ente social provocador como si estuviéramos en los años 60-70 del siglo pasado creando un berrinche ideológico tardío.


Un vendedor de fuerza de trabajo en una etapa pre-revolucionaria, tiene la obligación de crear las condiciones objetivas y subjetivas para acelerar el proceso por ad-venir, ligándose a cualquier agrupamiento en circunstancias similares (Lenin. Trotski. Mao. Presidente Gonzalo), pero inducir al aventurerismo sindical sólamente  conduce a cosechar los actos ordenadores del Estado.


Cuando el MRM funcionó México como país tenía mucho gobierno-Estado; poca sociedad e internacionalmente estaba sujeto a condiciones ideológicas.


Hoy en el 2009 México como país tiene un gobierno-Estado muy acotado; mucha sociedad e internacionalmente está sujeto a la economía desideologizada del libre mercado.

 

Nota.- El autor es egresado de la Escuela Nacional de Maestros, y participó como miles de profesores en el D.F., en el MRM contra el charrismo sindical, la corrupción aún existente en el manejo de las cuotas sindicales, la inexistencia de programas educativos sin consultar con los mentores, y contra la improvisación de los cuadros administrativos de la SEP Federal totalmente incompetentes como lo demuestra nuestro atraso educativo nacional.

 

email:[email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas