Desde las Galias


César Musalem Jop

04/02/2010

LA CÉLULA : ELEFANTE BLANCO


1.- Desde 1978 Fernando H. Cardoso profesor visitante del Institute for Advanced Study, en Princeton, Estados Unidos, pronosticó el porvenir económico de América Latina-México-Puebla.  Afirmó que como miembros dependientes del capitalismo gringo, si este no se dinamizaba acontecería lo siguiente:


A.1.- “Ante la ausencia de una agricultura próspera con agricultores prósperos, éstos no demandarían productos industrializados”.
A.2.- “La dominación del capital extranjero en los sectores dinámicos de la industria descapitalizaría al país mediante la remesa de ganancias y pagos por uso de patentes”.
A.3.- “La utilización de tecnología poco absorbente de la mano de obra sería inadecuada para la excesiva oferta de venta de fuerza de trabajo”.
A.4.- “Concentración del ingreso”.
A.5.- “Limitado (¿pobre o casi inexistente?) mercado interno”.
A.6.- “Sin redistribución solidaria del ingreso estimularíase la demanda de artículos de consumo superfluo importados o producidos en escala limitada”·
A.7.- “Por lo anterior se frustraría la formación de mercados internos de masa para la industria nacional”.
A.8.- “Por lo anterior se debilitaría la industrialización y nuestro comercio exterior seguiría dependiendo de la venta de materias primas “. (La venta del petróleo aporta el 40% de la renta nacional 2008), pero a medida que la producción vaya decreciendo, irá disminuyendo la aportación).


2.- Dejemos a los historiadores la explicación ¿del por qué no se impidió esto? en México-Puebla y veamos veamos el entorno donde se desenvuelve y vive la poblanidad al igual que todos los mexicanos de todos los estados, con excepción de los privilegiados:


a).- Cierre y quiebra en los negocios familiares, micro y pequeña empresa.
b).- Inexistencia de la compra de fuerza de trabajo.
c).- Ausencia total de oportunidades para el desarrollo personal.
d).- Existencia de inseguridad que agrede el patrimonio y el bienestar físico y familiar.
e).- Atraso en el desarrollo capitalista local.


3.- Ahora bien, acostumbrados durante décadas los mexicanos a los dones que otorgaba el Estado Benefactor, aún no asimilamos el principio de la realidad en la cual nos desenvolvemos con nuestras relaciones.


4.-Pocos entendemos que el éxito de un país no es que un nacional salga mencionado en una revista entre los ricos, ricos, del hemisferio occidental, sino que el ideal sería que hubiese un “Sistema Mexicano de Oportunidades” (Federico López Huerta) y donde todos, o la mayoría tuviéramos acceso mínimo al empleo, a la alimentación, a una casa digna, a la educación y salud, y ¿porque no? a la cultura y a la recreación.


5.-El principio de realidad nos obliga a que admitamos que el capitalismo mexicano con toda su alharaquienta existencia, ha sido hasta ahora incapaz de evolucionar hacia estadios superiores; una muestra inequívoca fue la caída de diversas ramas industriales a partir de la vigencia del TLC (Alejandro Chávez Palma).


6.-Hoy bajo el cielo de la crisis hay que aplicar las herramientas mas idóneas para el desarrollo capitalista poblano y como los dueños del capital local no muestran aptitud alguna para hacerlo, este gobierno previa consulta (con las agencias especializadas del caso) se lanzó a estructurar dos herramientas que en cualquier país similar al nuestro han utilizado para emerger económicamente como los situados en la Cuenca del Pacífico.


7.- Estos dos grandes mecanismos impulsores del desarrollo capitalista local son:


1).- El Centro Expositor.
2).- Y “La Célula”, que es un complejo estructural apto para admitir grandes fábricas, gigantescas ensambladoras, empresas de inteligencia comercial y negocios de importación y exportación.


Su ventajosa geografía comunica ambos oceános, privilegiando llegado el caso la aduanalidad de materias primas e insumos, así como la aplicación para las grandes empresas transnacionales del método de producción “just and time” (Alejandro Gallardo Arroyo).


8.-Esta audaz y cuantiosa inversión proviene del impuesto sobre las nóminas a las empresas y negocios asentados en Puebla.


Su administración es un triunfo de los aportadores ya que un comité decide la línea inversora, el monto y la auditoría lo que muestra la actual creatividad innovadora del capitalismo local (José María Gerardo Pérez Salazar).


9.- Llámese: “La Célula”; Parque Industrial; Complejo Industrial; o Asiento Productivo; hoy de 1,300 hectáreas, mañana quizás de 10,000 enriquecerá la demanda de fuerza de trabajo, bajo la inversión extranjera, o nacional.


10.- Puebla “Nuestra Casa”, (Jorge Murad Macluf), es tierra adentro, alejada de otras geografías y por ello desconoce la Mixteca, la zona de los Grandes Vientos y las Sierras.


Paco Ignacio Taibo I en “Fuga, Hierro, y Fuego”, dá una idea de nuestro particular y genético escepticismo ante las nuevas ideas


11.- Esta forma de pensamiento aldeano-poblanil sentenció desde la fase conceptual de los proyectos como elefantes blancos al: estadio Cuauhtémoc, a la CAPU, al Periférico, al bellísimo Centro de Convenciones, a las autopistas y anotó como derroche al Plan Nealtican que alimenta de líquido cristalino a los hogares angelopolitanos.

 

12.- Hoy el escepticismo enfermo de espíritu chingativo, ha convertido a LA CELULA en un páramo, y denunciado que el futuro Centro Internacional Expositor, impidió la exhibición de muebles para el hogar y la venta de frutas y jugos.


Afortunadamente la mass media nos hace viajar, nos ilustra con ideas nuevas. El hijerío o el nieterío tendrán una mentalidad y ambiente propio de una Democracia de Bienestar Social. Carlos Montemayor.

 

Dejemos el chismerío para las guerrillas de café, que por cierto yo pertenezco a una.  Salvo que Usted decida otra cosa.

 

email:[email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas