Desde las Galias


César Musalem Jop

13/01/2010

PARA PRIISTAS


1.- Por centésima vez vuelvo a escribir que al terminar de crearse la Constitución de 1917, todos y cada uno de los “Señores de la Guerra”, regresaron desde Querétaro a sus lugares de origen.


Algunos temporalmente por sus encargos de gobierno radicaron en el D.F., y los muy menores para siempre.


2.- Como provenían todos de una guerra civil el ejercicio temporal de las armas (del 1910 al 1917), les creó una personalidad de autosuficiencia autoritaria y de ejercicio violento.  Renació una vez más en México (1917 al 1950) la figura del líder- representante- cacique, que había sido extinguida por medio de la conquista española.


Todos estos nuevos caciques amparados por la fuerza de sus armas y ante un pueblo analfabeto e inerme, gobernó (dentro de la evolución natural de cualquier sociedad humana) hasta que la educación, la alimentación y la salud dieron paso al nacimiento- florecimiento, de la ahora (2010) casi extinta clase media mexicana.


Eran tan indómitos y bestiales, que muchas sesiones de senadores o representantes estatales o federales, terminaban a balazos.


3.- Cuando ejerce el poder “El Turco”, Plutarco Elías Calles dicta la medida que terminará a mediano y largo plazo los excesos ejercidos por esta casta dominante sobre una sociedad primitiva y atrasada.


Funda un partido político de corte nacional, pues los caciques habían inventado en cada estado o región a diversos agrupamientos con nombres de partido pero sin serlo, toda vez que eran simples camarillas al servicio del gobernador en turno.


Fue así como el abuelo del PRI aglutina a los “Señores de la Guerra”, en un solo núcleo político- partidario- electoral. El Señor Presidente, resérvase para sí los actos de política social, y empieza el reparto mesiánico, (casi divino) de gubernaturas, senadurías, diputaciones al Congreso General y a los congresos estatales.  Los diputados nombran a los alcaldes.


Quien obedece los dictados del partido que son los dictados del presidente en turno, avanza, quien se niega es desechado.


4.- Adolfo Ruíz Cortines, filosofaba en el campo de la administración de los recursos humanos diciendo:


a).- El Presidente de la República en turno nombra a su sucesor, a los senadores y a los gobernadores.
b).- Los gobernadores a los diputados federales.
c).- El gobernador a los diputados locales, y juntas ambas partes a los presidentes municipales.


5.- Estamos de acuerdo lector, que esto ya no opera desde hace buen tiempo en México, pues la sociedad ha seguido evolucionando al ritmo que le imprimen sus líderes: económicos, financieros, religiosos, políticos, y actualmente los de los medios de comunicación.


6.- De lo anterior obtenemos que el PRI fue creado inversamente al PAN y al PRD.  Entre ellos riñen, discuten, y polemizan entre iguales.  Los priistas fuimos educados en la disciplina, la obediencia e incluso muchos de nosotros en la sumisión al que ejerce el máximo cargo administrativo.


Los que ya no comulgan con estas actitudes, se están desplazando hacia otros cuerpos políticos que los admitan en relación a su preparación, o a su valía personal.  Todos ellos son distinguidos y honrados vecinos nuestros y ciudadanos poblanos, es deseable que en sus nuevas credenciales políticas ostenten las más altas denominaciones, pues como seres humanos miembros de una comunidad con tanto futuro, el futuro es de ellos.


7.- Ahora bien el futuro de los que se fueron, se están yendo y se irán, puede verse en dos escenarios:


7.1.- El primero podemos verlo como una sucesión de presentes y le agregaríamos de circunstancias. Si en el momento de su “Hégira” era un personaje y encontró terreno abonado para su crecimiento, continuará siéndolo. Si no lo era, y entre nosotros no brilló en tareas como organizador, tampoco como intelectual, y mucho menos como delegado, ¿cómo puede realizarse en campo ajeno, cuando no pudo lograrlo dentro de sus orígenes políticos?.


7.2.- El segundo escenario: Al perder a sus pares con los cuales convivió a veces por décadas, al final solo tendrá el auto-ostracismo.


En alguna ocasión un personaje magníficamente situado fue cortejado ha tiempo por un partido ajeno al tricolor, (meses antes de la campaña presidencial ligada al presente sexenio), me encargó agradecerle al enviado la invitación y declinarla en su nombre, con argumentos de Historia de la Ciencia Política y de la Política como Arte.  

 

La comida fue amable toda vez que el enviado no era zalamero, ni falso, y además sabía comer y pedir con gran elegancia. Cumplí mi encargo con éxito e informé de la reunión. Me preguntó mi amigo ¿el cómo expliqué su negativa? y le dije las palabras que usé: “Las putas viejas del burdel, se van para fundar uno nuevo o para morirse.  Las jóvenes pueden cambiar de madrota cuantas veces quieran”.

 

¡ La lealtad paga, a veces muy tarde, pero paga.  Es deseable  que las filas republicanas sigan incólumes ! .

 

email:[email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas