Desde las Galias


César Musalem Jop


PARTIDOS ATRASADOS


1.- Nacidos con diferentes circunstancias los partidos políticos mexicanos pero en el mismo lugar y tiempo histórico, arrastran en su organización los complejos y traumas de los tiempos en los cuales fueron concebidos.


2.- Al triunfo de la Revolución Mexicana (1910-1917), los Señores de la Guerra que habían triunfado sobre la estructura Porfirista (que decidió los destinos mexicanos por treinta años), ocuparon en todo México por parcelas estatales y regionales los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales. 


3.- Estos encargos eran decididos por los caciques que se asumían como salvadores del pueblo, imponiendo por la realidad nacional (escasa población-analfabetismo nacional casi total- pobreza extrema- ausencia de un sistema de salud- ausencia de industria nacional- escasa productividad agraria-) a sus favoritos en turno, amigos y parientes.


Plutarco Elías Calles, borra de un plumazo a casi todos los cacicazgos fundando al abuelo del PRI.  Este conserva ahora en el 2008 en pleno siglo XXI:


a).-La verticalidad, el mando absoluto del superior jerárquico sobre el inferior.
b).- El alejamiento de sus dirigencias (nacional, estatales y municipales) de sus cuadros de inteligencia obtenida por el arte y por la ciencia, concretados actualmente en los concejos políticos y en la Fundación Colosio.


4.- El PRI fundado por profesionales castrenses (no profesionistas castrenses), impuso la victoria ganada, a sus propias organizaciones convirtiendo a su régimen presidencial en gobiernos presidencialistas, donde el ejecutivo federal actuó omnipotente, omnisciente y omnipresente; delegando a medida que el país iba creciendo demográfica y socialmente algunas acciones del ejercicio del poder. 


Una sentencia que marca el actuar descrito es atribuida al señor presidente Adolfo Ruíz Cortines:


El presidente nombra a sus gobernadores, a sus diputados federales y a sus senadores.


Los gobernadores a su congreso local y a sus alcaldes.


5.- Hoy el PRI no puede ocultar sus orígenes  presidencialistas. Algunos gobernadores carentes del asesoramiento contemporáneo siguen impulsando con determinismo castrense las diversas nominaciones a diversos encargos de elección popular, obteniendo las consabidas derrotas que le ocasiona el electorado de nuevo pensamiento.


6.- Afortunadamente Puebla no sufre tal atraso, y si Usted que vota permanentemente en contra del tricolor lo duda, tómese la molestia de recurrir a los estudios estadísticos para encontrarse que buenos productos políticos fueron comprados por un electorado ávido de liderazgos simplemente honestos.

 

7.- Tócale como tarea al comité directivo estatal del PRI y a los diversos comités municipales, no encerrarse en triunfos localistas, y partiendo de la información hasta llegar a la concientización, deben alcanzar como metas una sociedad honesta, solidaria y responsable capaz de resolver con sentido común los graves cuestionamientos nacionales.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas