Desde las Galias


César Musalem Jop

MMT 2/3


1.- Hace décadas el desarrollo social del país permitía que los presidentes de la República, al retornar de un viaje común y corriente por cualquier país extra-fronteras, fuese recibido por centenares de miles de nacionales que lo ovacionaban mientras él en actitud Cesarista desde el balcón del Palacio Nacional, agradecía con grandes ademanes el tributo de palmas otorgado por los triunfos mexicanos logrados.


2.- El informe presidencial era un desfile a través de la Vía Apia Mexicana, donde el César sexenal era adorado por su pueblo, sin llevar a su lado a un anciano-sacerdote que le dijera al oído: No eres Dios.  No eres Dios.  Eres un simple mortal.


3.- Estos actos multitudinarios eran imitados por los gobernadores y los presidentes municipales.


Hoy, después de décadas de evolución el señor Presidente de la República, entrega al igual que los gobernadores sin ninguna parafernalia su informe anual de trabajo a los congresistas locales. 


Queda a éstos, en todos los estados convertir a los informes anuales en documentos que sirvan de base para estrategizar las líneas de acción que nos permitan mejorar material e intelectualmente.                              


4.- Del informe minucioso y soberbiamente presentado por M.M.T., lo mas destacado de ello es la creación de dos herramientas necesarias para el capitalismo poblano; una es la llamada “Célula” (Nodo Intermodal y Logístico) y la otra el Centro Expositor.


En la primera, a mediano y largo plazo hasta en diez mil hectáreas, podrán asentarse fábricas, talleres, y empresas de todos los capitales del mundo, generando una oferta de trabajo para Puebla, Tlaxcala y Veracruz; pues vinculará en ambos sentidos la oferta industrial-comercial-financiera-económica del Golfo de México, hacia los países asentados en el Océano Pacífico.


5.- El Centro Expositor servirá para que los mercaderes del mundo entero puedan comprar, todos los productos elaborados por las fábricas del Hemisferio Oriental y Occidental.


Contra estos monstruos de la inversión y de la reproducción del capital, se han elevado (por cierto muy seguido) ataques pletóricos de ignorancia sobre los alcances sociales de ellos.


Afortunadamente los funcionarios responsables (el de obras públicas y el de Finanzas) han salido de sus oficinas sagradas para orientar que no para confrontar, con la información adecuada.


Fruto de ello es la aprobación total del capitalismo internacional asentado en Puebla, del capitalismo nacional, y de los escasos capitalistas locales.

 

El capitalismo nacional y latinoamericano reconocerá (cuando le toque) a M.M.T., que a los dos tercios de su mandato logró construir estas columnas para el desarrollo social poblano.

 

email:[email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas