Desde las Galias


César Musalem Jop


PARTIDOS POLITICOS ATRASADOS


1.- Los partidos políticos mexicanos se encuentran inmersos en los complejos y traumas ideológicos del pasado.


He dejado por sentado que el PRI en pleno siglo XXI arrastra consigo en su organización interna, y en su administración de recursos humanos las líneas castrenses con las cuales se originó.


2.- El movimiento armado de 1910-1917, ha terminado.  Para unos fue un proceso incompleto del acto bélico, pues dejose al Ejército Porfirista íntegro, y sin aplicar ninguna sanción a jefes de cuerpo y mando que se habían excedido en sus funciones guerreras, y habían cometido delitos múltiples contra los habitantes de poblaciones enteras; para justificar tal opinión basta con recordar la tragedia del prócer Francisco I Madero a manos del chacal Victoriano Huerta, y la serie de fratricidios devinientes del acto criminal.


3.- Para los más, gracias a la detente de hostilidades entre las tropas revolucionarias y el ejército regular, “cesó la efusión de sangre entre hermanos”.


4.- Vuelven los combatientes de los cuerpos populares a sus lugares de orígen, y con el mando aprendido en las batallas y armados ante una población inerme por su analfabetismo y desorganización social, se auto-designan autoridades.


El ejercicio pleno de la autoridad con el paso de los años adquiere rangos caciquiles, toda vez que el gobierno que ellos realizaban en sus micro-territorios, se hacía con impunidad total.  Son los días obligados antropológica y sociológicamente de cualquier país en su evolución: Sociedad débil; gobierno fuerte y autoritario; ligera presencia al interior y al exterior del Estado Mexicano.


5.- Estos multi-cuerpos fácticos repartidos en todo el país ejercen la administración en sus territorios  patrimonializándola como los españoles en la época colonial, y dan nacimiento a una etapa obligada del desarrollo humano comparable al ejercicio de duques, condes, y barones.


6.- Ante el caos organizado el señor Presidente de la República Plutarco Elías Calles, válido de ser el Señor, de Señores de la Guerra triunfante contra el Porfirismo, agrupa en un solo cuerpo a las decenas de miles de caciques aldeanos y urbanos de esos días, le pone nombre de partido político e indica con voz de mando que funcione como el momento histórico lo exigía.


7.- A partir de ese momento, cacique que no estuviera sometido al omni-mando partidario, era arrinconado en el cuarto de triquis de la política como arte, que eso es el ejercicio político en México.


8.- Debe entenderse que ante el escaso desarrollo social y personal de esos días, hubo grandes resistencias para asimilar la idea de obediencia total disfrazada de disciplina partidaria. Pero en escaso tiempo el sometimiento dió frutos, y aproximadamente en cinco décadas el caciquismo dejó de ser una opción o forma de organización social predominante, para darle paso a una activa participación de corte ciudadano en el ejercicio electoral, que hasta la fecha vá perfeccionándose lentamente.


9.- Hoy en el 2008 reitero que las líneas castrenses adoptadas desde su fundación siguen presentes en el PRI en dos mecanismos internos:


Una, es la interpretación de la disciplina interna, copiada de cualquier ejército del mundo, en cualquier tiempo y en cualquier parte; consistente en que el superior jerárquico dá una orden y los inferiores la van obedeciendo. Incluso con las variantes de su interpretación personal, y que se encontró en ejercicio desde la época de la fundación del Partido Tricolor en 1934, y que rigió la conducta de la militancia tricolor, hasta la llegada a la primera magistratura de la nación del señor Licenciado Vicente Fox Quezada.


10.- Esta misma obediencia total al señor presidente en turno fue heredada a los actuales señores gobernadores, aunque ahora es práctica usual y muy válida para aquellos que no la admiten, y algunos después de décadas de militancia a última hora buscan cobijo bajo otras a las partidarias.


Es así como otros partidos, esencialmente el PRD tiene en sus cúpulas a brillantes ex-priistas conduciendo áreas muy importantes.


11.- El otro mecanismo de atraso es la ausencia casi total de la democracia interna.  Sus militantes mas activos cuando son premiados con rangos directivos o administrativos, (pues el grupo relacionado a ellos logró obtener un alto encargo administrativo gubernamental o partidario), éstos, sufrientes en carne propia de una ausencia casi total de democracia interna, pasan a dirigir o a representar con la misma conducta de sus predecesores; negándole a las bases en pleno siglo XXI el derecho a opinar en un agrupamiento de interés público y por consecuencia de patrimonio social.


12.- Como los procesos de transculturación son inmediatos gracias a los medios masivos de comunicación, estos dirigentes acuerpados con el pasado, sufren deslealtades o ausencias de un electorado mas exigente por estar mas informado.


Esto se agrava o se mejora según sea su visión ya que la administración partidaria monolítica sufre ausencias masivas si tiene algún programa que ejecutar, pues la militancia priista sólamente como la de todos los partidos políticos mexicanos, es usada en épocas de votación y olvidada durante dos años y medio o cinco y medio, según se trate de campañas para diputados, gobernadores o alcaldes.


13.-Estas cúpulas no acostumbradas a la discusión interna, y temerosas ante la inteligencia masiva, no consultan a sus cuerpos colegiados que son auténticos tanques de inteligencia y proveedores de ideas como debían ser la Fundación Colosio y los concejos políticos estatales, municipales y el nacional.


14.- No necesitamos a los grandes gurús de la evolución mental ni tampoco a las grandes agencias de desarrollo personal para entender que en las tormentas y en las lluvias de ideas, súmanse miles de puntos de coeficiente intelectual, y para ello basta tener un centímetro en la frente para aplicar el sentido común; pero en la conducta castrense las consultas de un superior jerárquico hacia un inferior jamás se aplicarán pues los cuerpos de guerra están para hacerla y no para discutirla.


15.- Hoy en el 2008 el Partido Político que no consulte a sus bases para ejercer determinado acto está condenado al abandono tardío de sus seguidores, y gracias a los medios masivos de comunicación la democracia electoral mexicana vá tomando perfiles mas definidos y evolutivamente no podemos avanzar con mayores pasos.


16.- Tengo entendido que Alejandro Armenta Mier, el presidente del CDE en este estado, está recurriendo desde el primer día que llegó a su trabajo a los tanques de inteligencia, y que con gran discresión ha logrado armar con destacados activistas un buen concepto estratégico para la vida presente y futura del PRI.  Espero como votante y militante que sus trabajos partidarios sean pronto convertidos en trabajos sociales.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas