Ideología, Política y Sociedad


Víctor Manuel de la Vega Gutiérrez


John Sidney McCain III o Crónica de un triunfo anunciado


En los Estados Unidos  de Norteamérica  ya acabo por fin esa lamentable  parodia a cargo de la señora Hillary  Clinton y el señor  Barack Hussein Obama.


Por fin la señora esposa del presidente Bill Clinton acepto que fue superada en la carrera para ganar la nominación presidencial por el partido  demócrata,  por el Quarter Black Barack Hussein Obama.


Y decimos que esta ha sido una parodia  porque  aunque decidieran  unirse como formula  Barack  y Hillary  concursando  como Presidente y Vicepresidenta respectivamente, no tienen  nada que hacer ante la mafia que representan los beligerantes, expansionistas y armamentistas  republicanos, encabezados por George Walter Busch, y su seguro sucesor  el Panameño  y  actual senador  republicano por Arizona John Sidney McCain III.


No olvidemos como  los poderosos intereses de la industria de la guerra, le arrebataron su triunfo al presidente Al Gore  hace 7 años cuando con el pretexto que faltaban votos por contar en Florida, estado que precisamente gobernaba  John Ellis Bush hermano del entonces candidato Republicano George Walter  Busch  descalificaron el ya anunciado triunfo de Al Gore, para que,  después  de un episodio muy turbio  en el que prácticamente  “ se les cayo el sistema”, a los Norteamericanos,  anunciaron que siempre no  gano Al Gore sino que el nuevo presidente era George W. Bush.


Por cierto que John Ellis Bush esta casado con una poblana la señora Columba Garnica  Gallo.


Así que ya  esta cantado que  este veterano,  de la Guerra de Vietnam,   y quien además estuvo preso en el campo de concentración   Hoa Lo Prison , en Hanoi, durante mas de 5 años, y quien es considerado como un héroe de guerra viviente por sus compatriotas, será el próximo presidente del mundo, porque  es el depositario  fiel de los intereses  de la industria armamentista  prohijada por Washington y avalada por el Sionismo.


El señor John McCain, veterano piloto de combate de la Armada Norteamericana , esta a favor del expansionismo y beligerancia Yanqui y   apoya totalmente el  envío de más tropas a Irak, argumentando  que esa medida detuvo la violencia en la región.


Recordemos que a mediados del año pasado estuvo en Bagdad y le comento al senador por Arizona Lindsey Graham,  -uno de sus acompañantes-, que deberían de enviarse mas tropas  al oriente medio, “que no se deben dejar solos a sus muchachos en territorio enemigo”.


Es mas hay una anécdota muy reveladora.


Hace más de un año en la primera cumbre a la que asistió el señor Felipe Calderón  Hinojosa,  en Davos, ya como Presidente de México, en una cena formal, a la que acudió como acompañante del Senador John Sidney  Mc Caine, lo presento a  sus compañeros de mesa  con estas palabras:


Amigos,  les presento al futuro presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.


Y lo dijo con una gran seguridad y con la certeza de saberlo de  buena fuente, por ser  también un fiel adepto del imperio del mal. Así que ya esta cantada la victoria de los republicanos.

 

Y  los blanditos contrincantes  Hillary Clinton  y Barack Hussein Obama  nada más servirán de comparsa en una elección  favorable a los oscuros intereses de los fabricantes de armas y  los imperialistas acólitos del capitalismo salvaje. 


Lo grave de este suceso es que la tan esperada reforma a las leyes migratorias, no llegara y además se endurecerá la política del Tío SAM, contra los mexicanos  que trabajan  indocumentados en el coloso del norte.


Amen de que las redadas  y deportaciones de ese grupo social aumentaran de manera impresionante, con un grave impacto a la economía de nuestro país,  pues es lugar común que las remesas de los connacionales  que trabajan en la Unión Americana son el  mas importante ingreso de divisas a México  después del Petróleo y representaron en el año 2007 mas de  23 mil millones de dólares.


Así que la elección del panameño John Sidney McCain III,  (nació en Coco Solo, en la zona del canal, el 29 de agosto de 1936) representara el endurecimiento de la política  exterior norteamericana  hacia el fenómeno de la migración indocumentada, de  la deportación masiva de connacionales  de regreso a México, y de la extensión de la política  expansionista y beligerante del imperio.


Ni un milagro haría que el señor Hussein Obama le ganase al multicondecorado militar  McCain.


Esta es la verdad.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas