Ideología, Política y Sociedad


Víctor Manuel de la Vega Gutiérrez


Golpeteo político a Enrique Agüera, desde adentro de la UAP


Es lugar común, que el actual rector  de la  Universidad Autónoma de Puebla, Enrique Agüera Ibáñez,  ha conducido a nuestra Institución, por la senda de la excelencia académica, por medio de la reingeniería financiera, y de una muy buena reestructuración administrativa, para el  mejoramiento de su actividad sustantiva que es la formación de nuevas generaciones de universitarios, bien capacitados, para incorporarse a los procesos productivos, del país.

 

Esto es un hecho innegable e indefectible.

 

Es más, recientemente el maestro Enrique Agüera Ibáñez recibió un reconocimiento más del Gobierno de la República,   por su excelente desempeño como rector de la más importante universidad publica del país, y de manos de   la Maestra Josefina Vázquez Mota, Secretaria de Educación Publica Nacional.

 

El ataque
Y en este escenario surge la  voz, de un  catedrático de la Preparatoria Lázaro Cárdenas, de la Misma Universidad, Jorge Labarreda González, integrante de una de las tribus de la izquierda poblana, quien cuestiona, “desde un  lugar de Xonacatepec”,   si nuestra universidad tiene rumbo.

 

El profesor de Historia, y que además es integrante del grupo de la ex directora de la misma preparatoria, y actual titular de Educación Media Superior, maestra Georgina Maldonado Luna,escribe un artículo en su revista ISKRA,  en el que critica la difusión de las obras de ampliación de las instalaciones universitarias,  crecimiento, mejoramiento, y desarrollo académico,   argumentando que la mención de la obra del rector, satura y afecta  la vida universitaria.

 

Y reitera además: “Que la vida universitaria de todos, se ve cada día invadida por panfletos, carteles, anuncios en radio y televisión, en noticiarios, revistas y demás, acusa que: “hasta cuando vamos al cine tenemos que escuchar antes de la película que la universidad marcha sobre rieles”. 

 

Hace una crítica también del costo de  estas campañas publicitarias.

 

Y este reproche  ya se vuelve insultante cuando refiere que: “En todos estos medios, se nos repite continuamente que la universidad, con la excelente gestión del rector y los superhéroes de los que se ha rodeado, es el número uno del país, plural, científica y con vocación social.  Una universidad con rumbo”.

 

En este extenso artículo que mencionamos, también pone en tela de juicio el rumbo de la universidad, acusando a Enrique Agüera de intentar  su completa privatización, y el completo desprestigio de los egresados.

 

Jorge Labarreda González, también hace una feroz critica del sorteo universitario, acusando al rector de la venta forzada de los boletos, y  de subir lo que el llama los precios de la universidad, en inscripciones, cursos de preparación, examen de admisión,  y lo que también denomina como: “el pago inicial”, como si se tratara de un negocio personal de Agüera Ibáñez.

 

En este  artículo,  también se critica la creación del centro deportivo de alto rendimiento, siendo que es un gasto más que justificado y que además era un reclamo de miles  de alumnos.

 

Como universitarios damos la bienvenida a la crítica  pero también rechazamos la mentira.

 

Todavía recordamos  los años aciagos en los que los egresados de la UAP, éramos rechazados al solicitar empleo,  por lo que  si ahora la universidad ya recobro su excelencia y su prestigio, esto es merito del rector y de nadie mas.

 

Y esto se debe cacarear, es justo.

 

Lo grave de estas criticas es que la revista ISKRA, -que significa chispa en ruso-, que editan los maestros Jorge Labarreda González, Edith Vergara Ortega, y Abraham Moctezuma Franco,  se hacen con recursos,  papel, tinta, fax, y  fotocopiadoras de la  misma Universidad, y además usando a sus  alumnos  para su distribución en el campus.

 

Esperamos, -exigimos-, que el H. Consejo Universitario realice una investigación de estos ataques  y sancione  ejemplarmente a los responsables.

 

Crónica de una victoria anunciada; Alejandro Loranca Espinoza, orgullosamente universitario

Y hablando de Universitarios, el pasado fin de semana estuvimos de visita en Acajete,  un pujante e importante municipio poblano, y nos sorprendió gratamente el gran  número de obras públicas que el actual Ayuntamiento, que por cierto es priista, ha realizado. 

 

Acajete es un municipio grande en territorio y en población.

 

Tiene  65 000 habitantes distribuidos en sus  9 juntas auxiliares.

 

Su cabecera, tiene alrededor de 16 mil 500 habitantes, mas  la población de  La Magdalena,  de Tetela  y  de Tepetzala   con arriba de   13 000 habitantes y  por ese tenor, las otras  7 juntas auxiliares, y sus 13 rancherías o colonias.

 

Y precisamente en Acajete en  este trienio  se han construido 6 Clínicas Medicas o Centros de Salud,  se fundaron 3 Bachilleres, se urbanizaron   calles, se construyeron  drenajes, se hicieron canchas deportivas, pero  destaca  ahí  una obra, muy importante a nivel  estatal, de alto impacto ecológico, que se llama  el colector marginal  Malintzi que beneficia a miles de habitantes de las comunidades La Magdalena, Apango,  San Antonio, Santa Maria Netzintla y Ocotitlan.

 

Este es  un ambicioso rescate de las barrancas que estaban contaminadas por aguas negras y que se han canalizado en una serie de colectores.

 

Obra realmente monumental que involucra a varios municipios aledaños.

 

Lo interesante es que  toda la obra fue construida por el arquitecto   Alejandro Loranca Espinoza quien se desempeñaba como  director de obras públicas municipales, -hasta hace poco tiempo-, quien conoce perfectamente su comunidad, sabe  de sus necesidades y sabe además cuales son  los recursos con que se cuenta para su  solución.

 

Y precisamente por esta gran ventaja, de que es conocido en todo Acajete, porque verdaderamente se ha ensuciado los zapatos, y lo ha recorrido varias veces llevando soluciones y obra publica,  es que seguramente va a ganar de manera muy rotunda y clara las elecciones este once de noviembre para convertirse en el nuevo presidente municipal.

 

Por lo que estamos seguros, de que el arquitecto Alejandro Loranca Espinoza,  orgullosamente egresado de nuestra Universidad Autónoma de Puebla,  podrá seguir trabajando para  Acajete, los próximos tres años. Este es un ejemplar caso de que por su excelente desempeño como servidor publico,  el pueblo de Acajete le dará su confianza, y su voto el once de Noviembre, esta es la Verdad.

 

la guerra cristera, en Puebla
La semana próxima empezaremos a  publicar  crónicas de la historia de la Guerra Cristera , iniciada en México en el año  1927 con el asesinato del Presidente Álvaro Obregón, a manos de un grupo de    fanáticos católicos,  que incendiaron a  nuestra nación, por sus fueros, y su religión.

 

Esto con el objeto de tranquilizar a nuestro Amigo Valentín Meneses Rojas,  que esta muy preocupado por la violencia de los panistas.

 

Mi estimado Valentín esto apenas comienza,  los ultraderechistas  son capaces de  masacrar al pais, por su ambición y su perversión.

 

Nomás acuérdate que los clérigos bendecían las armas para que sus soldados fueran a matar a los soldados de la republica,

 

Hágame usted el recabron favor.

 

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas