Inteligencia Financiera


Guillermo Barba

11/06/2010

SUDÁFRICA vs. MÉXICO: EL ORO Y LA PLATA EN CANCHA DE JUEGO


Hoy, con el partido Sudáfrica vs. México, inicia uno de los eventos deportivos más importantes a escala internacional. Nadie, ni siquiera quienes detestan el fútbol, podrían negar la trascendencia e impacto que tiene el Mundial. El número de sus seguidores se cuentan por decenas o quizás cientos de millones de personas que son, por supuesto, los generadores de las carretadas de dólares que se manejan en este negocio.


Vaya cosas de la vida pero, resulta que los países que inauguran esta fiesta, simbolizan por varias razones, al Oro y la Plata en el terreno de juego. Sí. Para empezar, Sudáfrica es actualmente el cuarto productor del metal amarillo en el planeta, pero durante décadas y hasta 2006 fue el número uno. Por otra parte, México es el segundo extractor de plata con 104.7 millones de onzas (2009), y se disputa la cima sólo con Perú.


Así mismo, Sudáfrica acuña la más reconocida de las monedas áureas: el Krugerrand. Ésta, contiene una onza (31.1 gramos) de oro puro, y es la misma que, en las últimas semanas, ha registrado un aumento muy fuerte en su demanda, sobre todo de consumidores alemanes. El periódico británico Financial Times, consignó el hecho desde el mes pasado: los germanos, están buscando con desesperación un escudo frente a las turbulencias económicas que aquejan a toda Europa. Seguro que no pueden borrar de su memoria, la devastadora hiperinflación que sufrieron en los años 20 del siglo pasado y que, con razón, asocian a los riesgos que tenemos enfrente. El teléfono no ha dejado de sonar en la refinería Rand sudafricana, para pedidos de bancos por 15 y hasta 30 mil monedas.


Mientras tanto, aquí no nos quedamos atrás. México cuenta, por supuesto, con su moneda fina de protección por excelencia: la hermosa y accesible onza de plata Libertad. Mención aparte merecen el Centenario (con 37.5 gramos de oro puro), y la menos conocida onza Libertad de oro.


A propósito, sigue en espera de ser aprobada en la Cámara de Diputados, la iniciativa de monetizar la onza de plata Libertad, que circularía a la par del peso. Ojalá que nuestras expresiones, sirvan para evitar que pase a la congeladora legislativa, esta sencilla y práctica medida que abonaría, en mucho, a la promoción del ahorro nacional. Pues, ¿qué incentivo hay ahora para ahorrar en papel moneda, que se devalúa por el aumento de precios?


Y es que el festejo futbolero se acabará en un mes, pero las tribulaciones financieras permanecerán todavía un muy largo rato. De antemano, sabemos que una vez que se hayan ido las porras de los aficionados en los estadios, seguiremos escuchando a los “hinchas” de la recuperación económica. Ante ello, convendría poner un poco de más atención a voces que, aunque crudas, previenen al que quiera escuchar. Buen ejemplo, es el del nuevo Primer Ministro británico, David Cameron, quien fue directo con su pueblo: “tenemos años de dolor por delante”. Vale más eso, que pedir a los medios “infundir” confianza en la economía, al estilo Calderón.

 

Más allá del resultado frente a los Bafana bafana, ojalá que los habitantes de ambas naciones, veamos que en este juego de balompié y metales preciosos, lo más importante es que todos, salgamos ganando.

 

Nos leemos el próximo viernes. [email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas