La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

03/07/2012

Más sobre la misma película


Se cumplió la cita con la historia. Esta quedó registrada para la posteridad y con muchas lecciones tanto para partidos políticos como para políticos, aspirantes a políticos, servidores públicos y sociedad


De acuerdo a lo que se vivió y las experiencias de muchas elecciones anteriores, la de este domingo para Puebla y los poblanos fue un proceso político atípico.


Ante todo, hoy podemos afirmar que sólo queda el referente histórico de aquellas jornadas con “mapaches”, urnas robadas, la acción de grupos porriles, el famoso y penoso carrusel de votantes y tantas y tantas operaciones para retener el poder.


Hoy producto de muchos años de lucha y experiencias, los mexicanos tenemos un órgano electoral confiable con estructuras sólidas que operan a satisfacción con resultados inobjetables.


Hoy sí se puede aplicar aquella máxima que por décadas se dictaba en las redacciones: jornada blanca, limpia, con mínimas inconformidades.


La sociedad mexicana le dio otro jalón al abstencionismo, —a la mejor a cambio de un vaso de café en algunos casos— pero lo importante de todo esto es que fue a votar y votó por quien quiso.


Las quejas fueron mínimas y no pasaron a mayores, que si la tinta no pintaba, que si el lápiz no era confiable y minucias que no ponen en juego la credibilidad del proceso.


Ahora ¿qué sigue?


La necesidad de llegar a un replanteamiento de la sociedad para sus demandas, reclamos, luchas y para interactuar con las autoridades.


Esta visto “todo es posible”, sobre todo tras un proceso electoral que no deja duda de que la sociedad manda y ahora sabe exigir y hacerse escuchar.


En este replanteamiento con el PRI de regreso a Los Pinos, vuelven otras formas, otros modos y muchas cosas más inertes en la cultura priista.


Aquí cabe la pregunta ¿el priismo evolucionará?


O ¿volverá a las mismas?


¿De qué es capaz?


¿Qué hará con el voto de confianza de quienes lo regresaron a Los Pinos?


Ante todo hay que tener presente que la sociedad del 2012, es muy distinta a la del siglo pasado y no va a permitir la misma película.


Por lo pronto, hay que tener cuidado para frotarse las manos con sed de revanchismo porque el gran elector hoy ya no está para lo mismo.


Y en este replanteamiento en las esferas del capital hay confianza en los resultados nacionales, aunque hay dudas sobre la forma en la que operarán los asuntos a partir de diciembre con el nuevo gobierno.


Hay que tomar en cuenta que hay muchos asuntos pendientes y que no pueden esperar hasta los tiempos “peñistas”


En síntesis, hasta de las cúpulas del poder político y empresarial, habrá que comenzar a recorrer un nuevo camino para reaprender en la nueva administración del México prometido.


Por lo pronto, aquí en Puebla hoy sólo podemos decir que el volado está echado ¿aguila o sol?


¿Puebla o Querétaro?


Se asegura que antes de irse a sus obligadas vacaciones de verano los alemanes ya decidieron, y los resultados de su decisión se conocerán las próximas horas.


¿Puebla o Querétaro?


Audi cruza el Atlántico con una valiosa bolsa de inversión de mil millones de euros y con un impacto insospechado para la economía poblana, la regional y la nacional.


¿Aquila o sol?

 

3… 2…

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas