La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

06/11/2012

No es un volado


Definitivamente la elección de presidente de Estados Unidos hoy no es un volado simple como el mexicanísimo “águila o sol” es una cita con la historia, algo muy serio y trascendente para la humanidad que directa e indirectamente depende de ese país hoy golpeado por Sandy.


Desde luego que la jornada electoral es mucho más simple por el grado de madurez política de sus electores, de quienes depende la suerte de millones de personas, como la de los mexicanos que se han ido a buscar lo que aquí no encontraron: la subsistencia.


Por eso, la trascendencia de la fecha con la decisión ¿Obama? ¿Romney?


Tan sencillo como concluir que estamos en sus manos.


¿Quién le late?


El curso de este proceso hoy con el avance de los medios electrónicos lo iremos conociendo minuto a minuto y sin filtros.


El mundo está expectante. Observadores de todo el mundo así como corresponsales han invadido Washington, que con todo y el paso de “Sandy” está de pie para ser el escenario sobre el que el mundo entero tiene hoy puesta su atención.


La interrogante no sólo es para nosotros los vecinos, se la hacen, sobre todo, los responsables de naciones y consorcios más importantes que manejan la economía del mundo.

 

Por lo pronto


El pasado puente de Muertos sirvió para que los poblanos que no salieron de la ciudad descubrieran la nueva capital del estado, en la que se trabaja desde distintos frentes, tanto en su remozamiento como en su optimización.


De entrada la ciudad lució repleta por todos lados, con lo que se confirma que “Puebla está de moda”.


Y los poblanos descubrieron una ciudad que si bien hoy está entre obras, también hay que admitir que será otra, una vez que queden listas todas las obras para recibir a los promotores del turismo mundial que vienen al Tianguis Turístico.


Hoy el reto es que los poblanos, además de conocer su ciudad, se interesen en profundizar sobre cada monumento, cada calle, para hacer entre todos el mejor equipo de anfitriones para los visitantes.

 

Y todo esto por el orgullo de ser poblanos, tema sobre el que la sociedad tiene que asimilar la importancia de su participación y compromiso.

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas