La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

07/08/2012

Nuevo estilo


De acuerdo con los preparativos de la recién remodelada zona de Los Fuertes, la celebración y fiesta del tradicional grito se efectuará este año en el área de la plaza de La Victoria de dicho lugar.


Y es que en el año en el que se logró el rescate de la zona histórica por las celebraciones de los 150 años de la batalla del 5 de mayo, hay que aprovechar el majestuoso escenario para concentrar a los poblanos que tradicionalmente asisten y participan de la verbena popular de la famosa “noche libre” el 15 de septiembre.


Por lo que a más de cinco semanas de distancia, habrá que esperar para conocer los detalles de la noche mexicana, en un escenario desde donde se domina la majestuosidad de toda la ciudad que luce sus mejores ángulos con la iluminación artística que resalta el señorío del conjunto arquitectónico.


En la zona se atiende una serie de detalles que va surgiendo para mantener en las mejores condiciones las obras de que se dotó a la zona de Los Fuertes, inauguradas el pasado 5 de mayo.


Por cierto que los responsables de la zona no la han tenido fácil para mantener el orden y el respeto del mobiliario y los acabados.


Cuando la gente sale a pasear y disfrutar, suele cometer algunos destrozos, por lo que hay que vigilar muy bien los movimientos de los visitantes para pedirles que no destruyan el patrimonio de la zona que es su propio patrimonio como poblanos.


Por ejemplo, se les pide cordialmente que la zona de la “mantarraya”, que es uno de los principales atractivos, sea respetada.


Dicha disposición no ha resultado fácil, pues las familias quieren disfrutarla a su manera con un buen paseo a bordo de sus bicicletas, patines y patinetas.


Los vigilantes que restringen el paso lamentablemente suelen ser insultados, y hasta cesados por los influyentes visitantes, pero los casos no han pasado a mayores, sencillamente se les restringe y no ha faltado un empleado de la zona, identificado con el chaleco de seguridad que llega a reforzar la aplicación de la disposición.


Y es que las maderas del suelo de la “mantarraya” deben cuidarse estrictamente para evitar que se maltraten, y se comiencen a deteriorar.


Su atención en casos de destrozo representa un alto costo, y no se puede descuidar, mejor se prevé su cuidado y conservación.

 

De los más queridos


Uno de los exgobernadores con vida más queridos e identificado por su sencillez, es el senador Melquiades Morales Flores, quien en una reciente boda fue el personaje más buscado, saludado y abrazado, después de los novios y los papás de los novios.


Su sencillez cautiva y hasta algunos de los invitados le dijeron “nosotros te cuidamos”, por aquello de las escoltas vitalicias.


El exgobernador, acompañado de su esposa Socorro, espontáneo y natural como siempre, dio muestras en esta fiesta de su sencillez, al acomedirse en cuclillas a ayudar a un mesero que tuvo un tropiezo y se le fue al piso la charola con la cubeta de hielos y los vasos.


Ése es un gobernador querido, a quien las bendiciones de sus gobernados lo protegen y bendicen.

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas