La Manzana


Irma Sánchez

09/12/2010

Bienvenido


Mientras unos proyectos se van como agua entre los dedos, otros surgen y de inmediato prenden, es el caso del famoso CRIT (Centro de Rehabilitación Infantil Teletón de Puebla) que ya quedó formalmente amarrado entre el gobernador electo Rafael Moreno Valle y la fundación Teletón, a través de su director Fernando Landero, quienes convinieron en arrancar su construcción el próximo mes de febrero para inaugurarlo en el marco del siguiente Teletón del 2011.


Éste que se construirá en una parte de los terrenos que se habían convertido en “la manzana de la discordia” en la zona de Angelópolis. Contará con las instalaciones nunca antes imaginadas en Puebla: área de albercas para rehabilitación, salones de terapias, aulas para talleres y todo equipado con lo último en tecnología.


El proyecto, reconocido por la Organización Mundial de la Salud como “uno de los mejores centros de rehabilitación del mundo”, está concebido con una serie de características contempladas dentro de un macroproyecto que aprovecha hasta el más mínimo detalle para trabajar con los chiquitos que acuden a sus sesiones de rehabilitación.


Por ejemplo, los pisos y los techos son traídos de Italia y vienen con figuras animadas de animales que logran romper la monotonía del paisaje de los enfermos, ya sea para los que son conducidos en sillas en las que llevan sujetada su cabecita y sólo ven hacia arriba puro techo, como para los que sólo ven hacia abajo y sólo ven puro piso.


De tal forma que desde su arribo al CRIT los chiquitos descubrirán otra dimensión de la vida.


En la alberca estará el arca de Noé con la misma técnica de animales animados en el fondo, los muros y el techo.


Y tal vez lo más importante: el equipamiento del centro contará con los aparatos más avanzados del mundo, incluso tecnología robótica, como el llamado “locomak” que en los CRIT identifican como “robocop”, que se sujeta a la cabecita de los pequeños que no tienen movimiento y logra inducir desde el cerebro los primeros movimientos para conseguir los primeros pasos.


Para que las instalaciones, el equipo y los programas avancen hay que destacar que se contempla también una selección cautelosa del personal que, además de capacitado y especializado, reúna el espíritu de servicio, el compromiso hacia los demás y la vocación a su trabajo.


Es conveniente informar que mientras en las áreas de terapia se trabaja con los chiquitos con problemas, colateralmente se trabaja con padres y familiares a quienes se capacita para dar seguimiento a las terapias en casa, para el manejo psicológico del enfermo, su rehabilitación y reintegración social.


De acuerdo a los últimos planes de los CRIT, se está en condiciones de recibir para su atención a los pequeños con cáncer.


Información compartida por la señora Gloria Veraza de Galina, que ha estado en el equipo del voluntariado del CRIT de Guadalajara, estos centros operan con una estricta disciplina para no dar cabida a cualquier actitud de abuso entre terapeutas y enfermos.


Y lo más importante es que ahora que ya tendremos “el nuestro en Puebla” los niños poblanos ya no tendrán que ser movilizados al Estado de México para ser atendidos en el CRIT de Toluca, previo proceso de lista de espera.


Ahora desde Puebla se recibirá a los niños de las entidades circunvecinas, lo que representará un detonante económico de respetable impacto y además dará la oportunidad de generar nuevas carreras, tanto a nivel técnico como de licenciatura para atender los requerimientos del centro.


Por lo que cabe repetir aquella máxima: “Lo que viene conviene”.


¿Estamos listos?


Y a propósito de esta magna obra, cabe una interrogante. El plan maestro de los famosos CRIT está listo, encierra conceptos arquitectónicos “del maestro” Javier Sordo Madaleno, autor de Angelópolis en Puebla, de Ciudad Satélite, del centro comercial Universidad y el sitio de moda en la capital del país, Antara, pero en Puebla ¿habrá participación de los constructores locales?


O mejor dicho, ¿los constructores poblanos están preparados para este tipo de obras?


La pregunta desencadena una serie de planteamientos sobre la situación actual de la industria de la construcción en Puebla, que tiene que asumir el reto de los “tiempos de bonanza” que se ven venir en el sexenio del gobernador Rafael Moreno Valle.


¿Tendrá que recurrir a constructores de otras partes para sacar la obra que tiene prevista para Puebla?


¿Qué han hecho o cuál ha sido el papel de los constructores poblanos en los últimos años?


Ante todo, más que amistades debe de haber capacitación, preparación para enfrentar los nuevos tiempos.


Y las constructoras locales deben de evolucionar en el campo del trabajo y en el terreno de la administración. Los constructores locales, ¿qué han hecho al respecto?


Más que cuotas, más que amigos, lo que se debe de imponer es la capacidad y la experiencia. Es conveniente volver a cerrar filas como en otro momento lo hicieron para captar los contratos y dejar en Puebla la riqueza de la obra pública y privada de alta envergadura.


¿Están listos?


Y a propósito de estos planteamientos, está encima la convocatoria para la elección de nuevo dirigente de la delegación de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.


Muchos quieren, pero ¿cuántos podrán?


Por lo pronto destacan los nombres de Alberto Ramírez y Ramírez y Ricardo Pérez.


La moneda está en el aire, ¿quién de los dos reúne los mejores atributos para encabezar al sector?


Sobre todo que se trata de nuevos tiempos, para enfrentar a nuevos actores políticos con un nuevo estilo de hacer obra, de organización y trabajo.


¿Quién responde a las necesidades del momento?


¿Quién tiene la formación para hacer de este sector un detonante de la economía, además de cuidar la calidad y comprometer la mejor obra?


Los constructores tienen la palabra.


Y es que se sostiene que la relación entre constructores y autoridades en los tiempos por venir será muy distinta a la actual.
Nadie estará para proteger los intereses de nadie.

 

A cargar a los peregrinos


Mientras en el Seminario Palafoxiano ayer arrancó la Feria Guadalupana con miras a promover las vocaciones sacerdotales que tanta falta nos hacen, las reuniones de fin de año están presentes en el ánimo de todos.


Una de las instituciones que más lucha por preservar la riqueza de nuestras tradiciones sin lugar a dudas es el Centro Cultural Universitario de la UAP, en donde mañana 10 de diciembre la fiesta navideña estará a todo lo que da, con actividades a partir del medio día hasta las nueve de las noche, con bazar de temporada, venta de noche buenas, pastorelas, piñatas, villancicos, ponche, tamales, todo gratis. Agéndelo con la familia, sobre todo pensando en los peques de la casa.


Ahí en el mismo, en las galerías del Complejo, puede usted apreciar la exposición “Karl, el rostro de la devastación”. Se trata de una exposición para llevar a la reflexión sobre los destrozos que hemos hecho a nuestro planeta con una serie de malos hábitos.


Por otra parte, las fiestas de despedida para Margarita García de Marín como presidenta del sistema estatal DIF no han parado. Diferentes grupos de señoras las han venido organizando una tras otra, pero sin lugar a dudas una de las más emotivas tendrá lugar este viernes en las instalaciones del propio DIF, en el viejo inmueble de San Juan, en donde se reunirá con todo su equipo de trabajo con el que estos seis años trabajó por la familia, los menores y todos los grupos vulnerables. La fiesta comenzará con una misa y después vendrá la verbena para convivir con todos y agradecer el apoyo que recibió de cada uno de sus colaboradores.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas