La Manzana


Irma Sánchez

12/10/2010

Puebla por Tepoz


Es un hecho que por los problemas derivados de la inseguridad por la guerra al narcotráfico y los ajustes entre los cárteles, en el vecino territorio morelense con sus atractivos destinos Cuernavaca y Tepoztlán las últimas semanas comenzaron a restar en la afluencia de visitantes de cada fin de semana.


¿Hacia dónde se van los capitalinos que llenaban Cuernavaca y Tepoztlán cada fin de semana?


Ya lo reveló el empresario Tony Kuri Alam: ¡a Puebla!


Basta observar de semana en semana cómo crece el número de paseantes en el Zócalo y sobre todo en la zona de San Francisco, el Centro de Convenciones, Analco, El Barrio del Artista, El Parián, Los Sapos y alrededor del edificio Carolino, que ya se incorporó a este circuito de artesanías, música nueva, tejedores de trencitas y ahora con presentaciones artísticas espontáneas: un quinteto de saxofonistas integrado por alumnas del Conservatorio de Música de Puebla que interpretan preferentemente música de películas; un cantante de ópera; un grupo de mimos y otro de malabaristas que aprovechan las ramas de los añosos árboles de la Plaza de la Democracia para ofrecer sus piruetas.


¡Qué domingos!


¡Qué paisaje urbano, qué ambiente!


Los mismos visitantes lo confiesan. Este paseo de recreo, de chachareo, de nieves, de papitas, de churros antes era obligado en Tepoz, y ahora hasta los vendedores de Tepoz ya comenzaron a llegar a Puebla para reubicarse con sus puestos de plata, de cuarzos, de ropa, papel reciclado, música, libros y tantas y tantas cosas que resulta interesante descubrir de puesto en puesto.


Y es que además el Ayuntamiento de Blanca Alcalá no ha perdido tiempo para devolver su valor a cada calle de este circuito que, dicho sea de paso, ante los ríos de visitantes ya se impone que quede peatonalizado.


Así, todos felices.


Hasta el sol tras una semana de bajas temperaturas salió a pasear este fin de semana, sobre en este corredor turístico que ofrece opciones para todos los gustos, alimentos para todos los presupuestos y que además, para disfrutarlo, no se requiere de dinero.


Como en Tepoz, semana a semana se identifican rostros de artistas, políticos, intelectuales y de todos los medios que disfrutan el paseo al tiempo de relajarse en un mundo que por momentos invita a disfrutar de la tranquilidad y la paz de otros tiempos.


Entre los concurrentes, gente de todos los niveles.


Se trata de un turismo que no viene en busca de las tiendas de Angelópolis, sino a disfrutar “la tendencia de la cháchara”, lo mismo para el arreglo personal que para la casa, el recuerdito, aún siendo de aquí de la ciudad de Puebla.


Hasta el embajador Manuel Alabart Cavada y su esposa cada vez que pueden se escapan de la ciudad de México para disfrutar de este paseo, siempre atendidos por Julio Barberán Fons (cónsul de España en Puebla) y su esposa Rosa Aristegui, que disfrutan el chachareo.


Por cierto, el embajador convivió con la colonia española radicada aquí en Puebla este fin de semana en la tradicional cena de la hispanidad en el Parque España I y la romería en familia el domingo en el Parque España II, que estuvo muy concurrida, a donde los españoles y sus descendientes, al ritmo del famoso “Paso doble”, exclamaron ¡qué viva España!


¿Usted ya descubrió el paseo dominical que ofrece Puebla a los visitantes?


¡Disfrútelo, descúbralo!


Porque cientos de familias están llegando de otras ciudades a disfrutarlo, mientras los poblanos nos arremolinamos en las plazas comerciales haciendo planes y compras que desfalcan el presupuesto familiar.


El único comentario en el nuevo paseo dominical de Puebla, fortalecido con las obras de embellecimiento, es: ¡no te lo pierdas! No necesitas más de lo que tienes en la bolsa para el transporte o el estacionamiento, ya sea con un “viene viene” o en un estacionamiento.

 

De veras que ¡Qué chula está Puebla!

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas