La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

15/03/2011

30 minutos


¿De qué hablaron el líder senatorial priista Manlio Fabio Beltrones y el gobernador de Puebla, el panista Rafael Moreno Valle Rosas durante 30 minutos?


Es la gran interrogante que quedó en muchos de los asistentes a la boda de Pablo Cázares con Gaby, la hija menor del exgobernador y hoy senador de Puebla Melquiades Morales Flores y su esposa Socorro Alfaro de Morales.


Teniendo como escenario la hacienda de El Santo Cristo de Atlixco, los dos políticos dialogaron después de la comida mirándose a los ojos y asentando —por momentos—sus expresiones con ademanes.


¿De qué hablaron?


¿Acaso del desalojo de Valle Fantástico la noche anterior?


¿Acaso el gobernador Moreno Valle invitó al senador Beltrones a venir a sembrar arbolitos al día siguiente en lo que fue para la voz popular “Fraude Fantástico” y en el futuro el parque metropolitano de Puebla?


La duda corroe a los buenos curiosos.


Lo increíble es que pese a la presencia de varios políticos de la administración de Melquiades Morales Flores, el senador y el gobernador, o el gobernador y el senador tuvieron la oportunidad de platicar largo y tendido a lo largo de 30 minutos sin ser interrumpidos, como suele ocurrir en cualquier parte.


Mientras las notas suaves de dos de las marimbas de Nandayapa animaban la reunión, los dos políticos, de pie y a unos cuantos pasos de la pista de baile, hablaron y hablaron.


¿Y se entendieron?
¿Se arreglaron?
¿De qué hablaron?
¿De la propuesta de reforma fiscal?
No nos enteramos.


Al término de la entrevista el gobernador abandonó la fiesta solo, después de que arribó por ahí de las 16 horas acompañado del secretario del Trabajo, el poblano Javier Lozano Alarcón.


O sea que en la fiesta de la boda, que por momentos se convirtió en pasarela política, fueron dos los aspirantes a contender por sus respectivos partidos a la presidencia de la República, el priista Manlio Fabio Beltrones y el panista Javier Lozano Alarcón.


Mientras Beltrones aceptó dejarse retratar con muchos poblanos en compañía de su esposa Silvia, Lozano Alarcón compartió en muchas mesas con poblanos de todos los círculos, con los que entabló comunicación.


En tanto, el papá de la novia, el senador Melquiades Morales Flores, colmaba de atenciones a sus casi mil invitados en compañía de su esposa Socorro Alfaro, con quien ha hecho siempre el famoso “1-2” en materia de relaciones públicas en cualquier círculo en donde han sembrado y cultivado cientos de amistades.


Pero la duda permanece, ¿de qué hablaron durante media hora Beltrones y Moreno Valle?


Hay que destacar que a la boda asistieron también los exgobernadores de Puebla Guillermo Jiménez Morales y su esposa Laura Elena, y Mariano Piña Olaya y su esposa Patricia, así como personajes de la política como Pedro Joaquín Coldwell, María de los Ángeles Moreno, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Alberto Ortiz Mayagoitia, Carlos Jiménez Macías, Adolfo Lugo Verduzco.


Además de poblanos de todos los círculos, panistas y priistas, o priistas y panistas, como el compañero del Senado Ángel Alonso Díaz Caneja, quien por cierto también sostuvo una entrevista (breve) con el gobernador de Puebla.

 

¿De qué hablaron 30 minutos?

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas