La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

15/08/2012

De tutti fruti


La semana arranca con muchos temas sobre las mesas, lo mismo de la cocina de su casa que el comedor de una comida social, en el restaurante o la de un café, donde suelen reunirse los más severos jueces.


Veamos.


La fiesta de la noche mexicana ahora en el Fuerte de Guadalupe, ya se dijo que “es una decisión técnica” para no impactar nuestros inmuebles.


Aquí lo interesante es que la nueva sede será abierta a todo público, al igual que en el zócalo, no se necesitará invitación ni pases como en el concierto del 5 de mayo, habrá espectáculos de primer nivel como la actuación de la cantante vernácula Aída Cuevas, y antojitos para todos.


¿Cómo la ve?


Ahora, si usted no desiste de su tradición de ir al zócalo, usted podrá disfrutar como cada año la fiesta, habrá pantallas gigantes para presenciar el desarrollo de la ceremonia del Grito con las autoridades.


Nadie, sólo usted decidirá dónde quiere disfrutar de la fiesta de todos los mexicanos.


Más adelante continuaremos dando detalles.

 

Prueba superada


Puebla ayer pasó la prueba que la catalogaba como una ciudad o, más bien, una sociedad “mocha”.


Y es que una institución decidió aparecer en el zócalo y regalar condones, lo cual fue respetado, pese a un escándalo que se desató en las redes sociales.


Finalmente, las autoridades municipales declararon oficialmente que “respetaban” esta campaña para prevenir y proteger padecimientos, riesgos y múltiples problemas.


De tal forma que con la bendición de las autoridades se hicieron llegar a los jóvenes los condones dentro de la famosa campaña preventiva “Sexo Seguro” y no pasó nada, a nadie se condenó, y las autoridades de extracción panista respetaron como al mismo tiempo exigieron que se respeten entre sí todos los grupos de la sociedad que viven y conviven en Puebla.

 

Sociedad exitosa


Como lo pronosticara el maestro Jacobo Zabludovsky al quisquilloso paisano José Ramón Fernández, el de ayer fue un día diferente.


El famoso “san lunes” fue menos pesado por la medalla de oro que alcanzó la Selección Mexicana en las olimpiadas.


A partir de este triunfo, el resto de los mexicanos que viven y vibran con el futbol recibieron una transfusión de optimismo y al más puro estilo “Cornejo” descubrieron entre los 11 jóvenes de pantalón corto que “sí se puede”.


Ojalá que este triunfo inyecte un nuevo dinamismo a los mexicanos que tenemos serios retos por delante, y que con mentalidad segura y triunfadora descubran que debe ser la mística de su día a día la que reconstruya el tejido social tan deteriorado por múltiples problemas que enfrentamos quienes vivimos en este país y que, por ejemplo, cada mes tenemos que hacer frente a un “gasolinazo” que sí impacta en todo lo que comemos y empleamos para vivir.


Y a partir del famoso “sí se puede”, cada uno combata el desánimo y el espíritu derrotista para entrar en una nueva dinámica de proyecto de vida.

 

¡Qué prisas!


Con quienes no estoy de acuerdo es con los actores políticos que ya se comenzaron a hacer picadillo, buscando una postulación para las elecciones locales del próximo año en julio.


Todavía no acaban de retirar la propaganda de la contienda federal que tuvimos el 1 de julio, y ahora ya se pican los ojos, se mueven por debajo de las mesas, se ventanean tratando de abrirse camino para una candidatura lo mismo por una diputación local que por una alcaldía y hasta una regiduría suplente.


¡Uf, qué agobio!

 

Y… ¿el presente?

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas