La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

25/10/2011

Indignación


Más que curiosidad y morbo como suelen provocar los libros que escriben los políticos supuestamente “en retiro”, lo que llega a provocar un libro como el que ahora nos presenta el expresidente de México Carlos Salinas de Gortari, es indignación y coraje.


¿Usted qué opina?


Ahora el señor viene a ofrecer la receta de “¿Qué hacer?” al tiempo de señalar la necesidad que tiene en este momento México de la famosa “alternativa ciudadana” que lleva años y décadas cocinándose, pero a los presidentes en turno les incomoda.


Desde el más iluminado y preparado hasta el más sencillo mortal mexicano consideraron ayer que México, “no ha podido ser” por los intereses de grupos o mafias como la del señor Salinas, que gobernó a México de 1988 a 1994.


La indignación los lleva a recriminar: ¿por qué opinar a toro pasado?


Y todavía más, ¿por qué en su momento se cerraron y no aceptaron sugerencia, opinión, y puntos de vistas?


Y es que cuando “los dioses” llegan al poder, embriagados de éste levitan y rompen la comunicación sobre todo con aquellos que difieren “de los dioses”.


De manera que el libro del expresidente Carlos Salinas partiendo del título, no logra despertar inquietud ni curiosidad.


Es más, el señor Enrique Peña Nieto, más que aceptarlo como el recetario que le regalan en la despedida de soltera a la desposada, debería de indignarse de la mala sombra que personajes tan polémicos y cuestionados vienen a hacer cuando se está preparando la plataforma de lanzamiento de un posible sucesor.


17 años después el señor Salinas de Gortari se rasca la cabeza bien brillosa y en su tono pausado expresa en una entrevista: “México, está asfixiado”.


Y para resucitarlo plantea la conveniencia de una alternativa que aliente a la ciudadanía organizada, con la convicción individual de lo que la ciudadanía tiene que actuar porque lo que no haga por sí misma, nadie va a venir a hacerlo.


¿Así actuó señor expresidente?


¿Le valieron gorro todo tipo de reacciones sociales?


¡No se vale!


Lo que políticos como él no se han dado cuenta, es que la sociedad mexicana ya despertó y sabe callar, pero en su momento decide y por la vía del voto.


El voto que por cierto él no supo respetar en su momento, y por el contrario, escondió para asegurar una continuidad a través de un incondicional, tras el asesinato de su candidato que no esperó y comenzó a lanzar señales muy temprano sobre su proyecto.


Finalmente el señor Salinas “considera” que en México no existen condiciones para una revolución y, de acuerdo a su perspectiva, los grandes problemas que hoy enfrenta México requieren más que de un golpe de timón..


¿Cómo la ve usted?


Y concluye en la entrevista que concedió al periódico El Universal, con el argumento de que “la sociedad” sabrá rechazar la persistencia de un sistema político que se sirve, en lugar de servir.


¿Cómo la ve usted?


¿Cómo le podemos llamar a estas definiciones y convicciones?

 

Mejor pásela bien, que el último trimestre del año debe ser mejor, con todo y que en la primera quincena del mes el encarecimiento ha sido despiadado.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas