La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

26/04/2011

Increíble


Yo no daba crédito.


Muchos de ustedes ni se imaginan que dentro del famoso “círculo rojo” que conforman políticos, periodistas y líderes sociales, han llegado a cruzar apuestas y quinielas sobre los acontecimientos que están por ocurrir en la entidad con motivo de los primeros cien días del gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas.


¿Quinielas?


Pues sí, quinielas


Y estas las crean los mismos protagonistas del “círculo rojo”


Pareciera que al más puro estilo del “circo romano” la gente quiere presenciar exabruptos y disfrutar de “sangre en el ruedo” y no precisamente en la plaza de toros.


Muchas voces coinciden en sus especulaciones sobre las noticias que dará a conocer el gobernador el 11 de mayo (al otro día de la celebración de las madrecitas) cuando llegue a los cien primeros días de su administración.


Dicen que si ya dio a conocer su patrimonio personal, si ya recuperó mas de un centenar de inmuebles usufructuados en comodato por uno que otro “abusado”, si ya anunció el metrobús, si sus nexos con Televisa permiten a la televisora transmitir una semana completa desde Puebla, si ya se va a construir el Centro de Rehabilitación Integral, si ya pasó la cuenta de su antecesor Mario Marín, etcétera. Ahora, ¿qué carta guarda debajo de la manga?


Y aquí es donde comienza el río de especulaciones


Que si aplicará el famoso “ajuste de cuentas” con miembros del gabinete del sexenio pasado.


Que si llegará a procedimientos legales para hacer pagar cuentas a personajes que se enriquecieron inexplicablemente los últimos seis años.


¿De quién o de quiénes se puede tratar?


Tantas y tantas versiones han propiciado el cruce de apuestas y hasta que se apueste por medio de quinielas.


Al fin y al cabo sociedad antropófaga, “queremos hechos” claman la mayoría.


¿A qué llegará el gobernador Moreno Valle?  


Es una insistente interrogación que tendrá respuesta hasta dentro de 14 días.


Desde luego que el ejercicio de la especulación no terminará, y cada quien de acuerdo a sus fobias y sus filias continuará subiendo y bajando a los personajes que quieren ver detrás de las rejas.


A lo que sólo cabe una pregunta


¿De qué estamos hechos?


Desde luego que con esto no va a cambiar el país, ni nos vamos a sacudir a quienes han llegado al poder para servirse y saquear a México.


¿Qué sería lo más recomendable?


Realmente, ¿qué buscamos?


¿Sangre?


¿Orden?


¿Justicia?


Pues desde luego que no se trata de disponerse a ver un espectáculo, sino de asimilar que en México, las cosas ya están encaminadas para cambiar, pero que sólo podrán cambiar a fondo en la medida en la que todos nos involucremos para no dejar solas a las autoridades en el momento de tomar las decisiones.


¿Usted, qué opina?


El compromiso es de “todos” no sólo de quienes hoy son gobierno.

 

Y de nuestra participación como sociedad dependerá el saneamiento de los espacios que hoy ya apestan a podrido.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas