La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

28/06/2011

Amigos de la catedral


“Amigos de la catedral de Puebla” es el nombre con el que un grupo de poblanos que aman a Puebla, su patrimonio y la catedral, están listos para trabajar por el inmueble que da realce internacional a Puebla.


Al frente para unir y coordinar esfuerzos “Amigos de la catedral de Puebla” destaca el empresario Antonio Yitani Maccise, que ya trabaja sobre un plan de acción para luchar por la dignificación del inmueble, su mantenimiento y, sobre todo, para poner en marcha una serie de proyectos que le permitan generar los recursos que requiere para su conservación y limpieza.


“Amigos de la catedral de Puebla” tiene un gran reto por delante, ante todo, conseguir que los poblanos orgullosos de su catedral se interesen en conservarla como una joya, tal y como nos la presentó en unos cuantos días la Escuela de Restauración de Churubusco, al comenzar a trabajar en su embellecimiento.


Y es que con motivo del arribo de las reliquias del beato Juan de Palafox y Mendoza, el máximo templo ha recibido desde la semana pasada verdaderos ríos de visitantes tanto poblanos como gente procedente de otras ciudades que tradicionalmente sólo llegan a interesarse en visitarla los días de Semana Santa.


La catedral necesita mucho dinero para mantener al corriente toda su iluminación.


Lista la iluminación, mes con mes hay que hacer frente al pago de la correspondiente facturación por el fluido eléctrico.


Requiere de un plan de limpieza a fondo como se logró la semana pasada para el gran acontecimiento.


Como a todo inmueble, hay que darle permanentemente mantenimiento desde sus estructuras, la superficie de sus muros, sus vitrales, mobiliario, y ornamentos.


Además de reforzar su seguridad por medio de equipos de tecnología de punta para “videocuidarla” y asegurar su patrimonio artístico que en otros tiempos fue saqueado por bandas de traficantes de obras de arte que trabajan sobre pedido.


La gran interrogante de todo esto


¿Cómo generar los recursos suficientes para trabajar?


Es la incógnita y el reto para los “Amigos de la catedral de Puebla”


Ellos tienen claro que van a luchar para conseguir donativos en efectivo y en especie para mantener de primera el inmueble.


Tendrán que aprovechar experiencias de otras capitales que cobran por visitar partes especiales del inmueble como en este caso podría ser el Salón Chocolatero, la Sala Capitular y la Capilla del Ochavo.


El tema tiene que ser coordinado con las autoridades de Turismo del estado y del municipio, para integrar recorridos con guías debidamente conocedores y capacitados.


También puede ser aprovechada para ofrecer conciertos de música de cámara, de orquestas sinfónicas, y todo lo que sea posible en su espacio sin exponer su acervo.


Aquí bien vale la expresión, ¡la catedral es de todos! Y como tal, todos tenemos un compromiso con ella, como se pudo demostrar por ejemplo al ofrecer un concierto hace unos meses, para el que se pidió un foco ahorrador de luz como entrada para disfrutar de un buen concierto.


La responsabilidad así es menos pesada y difícil para alcanzar el objetivo.


Usted ¿está dispuesto o dispuesta?

 

La responsabilidad y el compromiso es de todos para ayudar a la dignificación de nuestra catedral heredada por el hoy beato don Juan de Palafox y Mendoza que hace más de tres siglos y medio se lanzó a acelerar el proyecto mas ambicioso de catedral, que no fue fácil levantar para entregarla a la posteridad.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas