La Manzana


Irma Sánchez
[email protected]

28/06/2012

LA NOTICIA DEL AÑO


Independientemente de que para los poblanos, como para todos los mexicanos, la noticia de 2012 será los resultados de las elecciones federales, por encima de los alcances de las inundaciones y la gran fiesta del 5 de mayo, la noticia más esperada, sobre todo en las esferas de los negocios y entre la población desocupada, es el anuncio de que la firma Audi dio el sí a Puebla, y que viene en camino para instalarse en terrenos de Quecholac.


Hay que ser muy justos en decir que esto no es fortuito sino el resultado de un intenso cabildeo que supo realizar a los niveles indicados, y con las formas y propuestas contundentes, el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.


La noticia la ganó la compañera especializada en los temas, Socorro López Espinoza, quien hace muchos años formó parte de la redacción de este diario.


La primicia la detonó cuando todos estamos inmersos en la parte final de las pesadas campañas para diputados, senadores y Presidente de la República.


Socorro López Espinoza, toda una profesional, tiene claro lo que nos enseñaron un día en nuestra formación periodística: que la noticia es como un producto perecedero que tiene su momento y ante tanto manoseo se deteriora.


Desde luego que se trata de una primicia muy bien guardada por parte de la administración morenovallista, que seguramente se tenía como la carta fuerte para después de las elecciones, y hoy es del dominio público, lo que ha originado que los sectores industriales y sindicales echaran las campanas a vuelo.


Mientras ayer en todos los medios se recibió con entusiasmo la noticia, dentro de los medios íntimamente relacionados con el sector automotriz, hay luz, hay esperanza, hay planes y opciones para emprender nuevos proyectos.


Será hasta la próxima semana —según se advierte— cuando el gobernador del estado salga directamente a hablar del caso.


Solo resta decir: ¡bienvenida Audi!


De tal forma que lo que viene conviene para esta entidad, que con este proyecto consolida su posicionamiento como estado con amplia vocación automotriz.

 

MÁS DE NEGOCIOS


El éxito de la hacienda Angelópolis, a unos meses de su apertura, lleva a los hermanos Layon a replantearse el aprovechamiento del casco y sus jardines, allá cerca de la caseta de peaje de la carretera Atlixco-Puebla.


De tal forma, una vez consolidado su mercado para todo tipo de fiestas, bodas, sociales, financieras, universitarias, se toma la decisión de convertir la hacienda en hotel, proyecto para el que ya encomendaron con especialistas una propuesta.


La familia Layon, hace casi dos décadas, construyó y puso en operación el hotel de la 31 Poniente y bulevar Atlixco, inmueble que hoy es operado con resultados inmejorables por la cadena Courtyard de Marrito, lo que motiva el viraje en el aprovechamiento de esta hacienda, en el mejor punto de la zona metropolitana, donde se levanta la Puebla moderna y pujante.


Para comenzar a trabajar en el nuevo proyecto hotelero, la hacienda Angelopolis, a partir del próximo mes de agosto, una vez cumplidos todos los compromisos, cerrará sus puertas para pasar a la etapa de su aprovechamiento para el nuevo proyecto.


De antemano, el equipo de especialistas ya estudia las opciones para confiárselo a una cadena de primera, y especializada en este tipo de instalaciones para su operación.


La hacienda Angelópolis, en sus jardines, salones y patio, ha albergado fiestas hasta para 800 personas, de tal forma que en su próximo proyecto como hotel se consolidará en el mercado para fiestas de alta concentración.


El cambio de vocación de la hacienda se da por confirmado, y se ampliará el número de empleos directos e indirectos para el mercado laboral poblano.

 

Qué hacer en verano


Y usted, ¿ya revisó las opciones para un aprovechamiento sustancial de las vacaciones de verano de los suyos?


Revise las propuestas de la BUAP, que consolida su propuesta para niños y adolescentes. Por ejemplo, la escuela de Administración les ofrece los campamentos de emprendedores, ante el reto de que las futuras generaciones tienen que fortalecer una mentalidad de autoempleo para emprender por los caminos nuevos proyectos productivos para su comunidad y para el país.


El taller de este campamento está muy bien diseñado y alcanza su objetivo de motivar en los pequeños la generación de proyectos rentables de todo tipo —servicios comerciales, escolares—, que desde su entorno dan opciones y respuestas a las necesidades de un mercado sobre el que ellos tienen otra visión.


También se ofrece el campamento de mecatrónica, hoy favorito de las generaciones creativas, habilidosas y con amplias perspectivas para el aparato técnico, científico y productivo, no sólo de México, sino del mundo.

 

Más opciones


El Complejo Cultural Universitario también tiene propuestas de verano, como su taller para acercar a las nuevas generaciones a los distantes libros.


Qué mejor que motivarles el gusto para hacer de éstos la mejor compañía, que invitarlos a hacer su primer libro a partir de los siete años.


Pues bien, este taller les enseñará desde cómo hacer el papel reciclando papeles usados, además de redactar, ilustrar y encuadernar un libro.


Antes se les ofrecerán todos los elementos para que se lancen a la experiencia de escribir el tema para su primer libro.


Y esto no es difícil en medio de una serie de exposiciones con pláticas muy amenas a cargo de profesores, músicos, cirqueros, escritores y gestores culturales que, en conjunto y a través de dinámicas lúdicas y recreativas, se envuelven en un mundo distinto al de su cotidianidad.

 

Y para nosotros en verano


El curso que desde Viena viene a ofrecer el talentoso concertista poblano Jaime Wolfson, en la librería Profética, a partir del próximo 9 de julio,


introducirá a los asistentes por el maravilloso mundo de la composición musical para entender mejor la música.


Explicará cómo se escribe la música, cómo se hace una obra maestra, qué nos dicen los compositores con su música y cómo escuchar mejor la música.


Se trata de un ciclo de cinco sesiones del 9 al 18 de julio, de 6 a 7:30 de la tarde. En total se acumulan 7 horas con 50 minutos de exposición.


Y hay opción para quienes se desocupan tarde: para ellos se ofrecerá el mismo taller, las mismas fechas, pero de 8 a 9:30 de la noche.

 

Más buenas


Si bien está claro que en Puebla han cerrado sus puertas algunas industrias, sobre todo del ramo textil, que no se prepararon para enfrentar la agresiva competencia de la economía sin fronteras que se vive desde hace dos décadas, la capital poblana se ha convertido en uno de los puntos comerciales más importantes del sureste del país.


En el centro comercial Angelópolis, la tienda Liverpool inauguró ampliaciones de 19 mil metros cuadrados, diseñados para asentar los departamentos de multimedia, fotocine, computación, nuestra casa, muebles, librería, blancos y línea blanca.


La ampliación de la tienda es una necesidad ante la amplia gama de artículos que su mercado busca y la tendencia creciente de compradores, dijo Rolando Campos, director corporativo de la firma Liverpool.


Esta ampliación, con inversión superior a los 300 millones de pesos, genera 700 empleos, más de 200 directos y 500 indirectos.

 

Y más


Mientras al sur se inauguraba esta ampliación, que representa en términos reales una nueva tienda Liverpool en Puebla, al norte, sobre la autopista Puebla-Mexico, en un derroche de luces, fiesta y sorpresas, se inauguró la zona Premier del Outlet de Puebla, que logra colocarse como el mejor outlet de México y EU por sus instalaciones de lujo. En un proyecto ecológico sin precedente, se van a reutilizar muchos elementos, como el agua con planta potabilizadora, luces de leds y áreas verdees que enmarcan un total de 120 establecimientos de marca, con precios permanentes 30 a 70% debajo del común en los mercados.

 

Un concepto especial del presidente del grupo inversor, Amado Henaine Bojalil, un espacio de arribo majestuoso, con una escultura homenaje a los migrantes que llegaron a Puebla a trabajar desde el siglo antepasado, obra y concepto de la artista poblana Leticia Morales Bojalil.

 

Columnas Anteriores


 
 

 

 
Todos los Columnistas