La Manzana


Irma Sánchez


CONSUMATUM EST

 

Que ahora si va en serio.


Que Benedicto XVI ya tiene listo el nombre de quien habrá de suceder al arzobispo de Puebla Rosendo Huesca. Que la decisión está en su corazón y sobre su escritorio.


Que mediáticamente se podrán seguir añadiendo nombres, pero la decisión está tomada.


Y que ahora ya estamos en la cuenta regresiva, para que desde El Vaticano se pronuncie el nombre de quien habrá de convertirse en el sucesor de don Rosendo Huesca,  quien de acuerdo a los cánones de la iglesia ya tiene que retirarse a descansar, con todo y su vitalidad.


El nombre del nuevo arzobispo para Puebla se dará a conocer entre los días 15 y 20 de este diciembre, justo cuando se viva el espíritu de la navidad que trae consigo amor, respeto y comprensión entre todos.


La decisión no fue fácil para Benedicto XVI. El caso Puebla no es fácil.


Entre poblanos todos se jalonean en cualquier sector y cuesta trabajo tomar decisiones.


De una terna se pasó a una sexteta y todavía se siguen añadiendo nombres, partiendo de una supuesta lógica y por sentimientos personales.


¿Quién será? Sigue siendo la gran incógnita. Lo único cierto es que la fiesta de la asunción del nuevo arzobispo podría programarse por hay del cumpleaños número 77 de don Rosendo Huesca, el uno de marzo.


Para decidir al sucesor trasciende que el papa recurrió hasta a cuatro fuentes de información totalmente opuestas. Al menos de 3 obtuvo reportes muy encontrados. Esto lo llevó a insistir en obtener más información y finalmente plantear todos los riesgos y posibilidades con cada uno.


Así es como el papa llega a una decisión de la que por lo pronto ya adelantó que dará a conocerla antes de la fiesta de la natividad, justo en el marco del novenario de las posadas.


El arzobispo de Puebla Rosendo Huesca, con las maletas preparadas desde hace más de un año, hoy no acepta compromisos a mediano plazo, pese a lo cual todo lo que llega a su escritorio tiene una solución porque está conciente de que los problemas se deben de enfrentar de manera inmediata, no pueden reposar porque implican en algunos casos otras implicaciones.


Hoy lo interesante es saber cómo decidió Benedicto XVI el nombre del nuevo arzobispo de Puebla. ¿Qué aspectos pesan en su decisión, cuál es su preocupación, en que pensó, qué perfil maneja?


Las incógnitas estamos a 2 ó 3 semanas de resolverlas, por lo pronto, todo lo que se diga sobre el caso será mera especulación y simpatías personales.


Por su parte don Rosendo Huesca confía en un descanso para retomar sus compromisos con las comunidades a las que está convencido que hay que atender en forma permanente para cerrar filas dentro de la iglesia católica.


Usted ¿Cómo la ve?


Hoy sólo concretamos, estamos a 13 ó 16 días de conocer el nombre del nuevo arzobispo. Y surgen más interrogantes; ¿habrá un nuevo jiro de la iglesia católica en Puebla? El compromiso con los grupos de católicos ¿se fortalecerá?


Estas preguntas, en el marco de un activismo a todas luces de personajes que vienen de otras organizaciones e iglesias que tratan de dar respuestas.


Por lo pronto, vamos de gane, los poblanos ya tendremos arbolote de navidad y pista para patinar para darle otro sabor a las fiestas y las vacaciones.


Así lo prometen las autoridades.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas