La Manzana


Irma Sánchez


Por fin

 

Después de un mal litigio, cabe destacar, muy mal llevado, la Secretaría de Desarrollo Urbano ¡por fin! está en condiciones de continuar con las obras del tramo de la carretera de San Francisco Totimehuacán a Africam Safari, que tantas molestias ocasionó y provocó cuestionamientos y reproches a esta secretaría que fue acusada de ineficiente.


Y todo porque los cuatro propietarios de los terrenos localizados a lo largo de la vía buscaron la promoción de un amparo en contra de la obra.


La búsqueda del amparo fue larga, lenta y hay que decirlo, se promovió en un mal litigio que finalmente ante los resultados que se veían venir obligó a los propietarios a desistirse.


Se trata de los señores Delia Rosas Castillo, Raquel Corona Flores, Blanca Vélez Villegas y José Sósimo Gaspar Quiterio, quienes una vez replegadas sus inquietudes, permiten continuar con los trabajos del tramo que vendrá a representar una nueva etapa para el desarrollo de la actividad turística y económica de la zona cargada de atractivos variados.


Ahora sí habrá que contarle los días al titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Javier García Ramírez, para que entregue a la brevedad la obra sin mayor pretexto, una vez salvado el proceso legal de estos obstáculos que hicieron perder valiosas jornadas de trabajo.


Pero ni modo, en la pluralidad, así se trabaja y hasta se lidia.

 

A jalar


La vocación de la alcaldesa Blanca Alcalá Ruiz por poner orden en nuestra ciudad, es el reflejo de una persona de buenos hábitos acostumbrada al orden.


Por eso sus propuestas dentro de la campaña “yo quiero a Puebla limpia” nos competen a todos para hacer de ésta, una ciudad de primera en la que sólo caben los ciudadanos de primera.


Todos exigimos servicios y una ciudad de primera.


Para lograrla, todos nos tenemos que involucrar precisamente como “ciudadanos de primera”


Cabe la pregunta, ¿cómo?


Comenzando por lo elemental, por lo que hicieron nuestros antepasados que posicionaron a la Puebla de Zaragoza, a la Puebla de la leyenda de los ángeles y a la de los hermanos Serdán como una ciudad de primera, limpia, ordenada y culta.


Para recuperar su limpieza, la alcaldesa evita el rollo y va al grano:


1. Cada uno debemos de responsabilizarnos de sacar la basura de nuestro domicilio y negocio.


2. Ordenar nuestros desechos en los botes de basura tanto en nuestro domicilio como en la vía pública.


En seguida debemos insertarnos en el Pacto de Corresponsabilidad Social.


1. Barriendo por lo menos tres veces a la semana nuestro frente.


2. Sacar la basura en bolsas bien cerradas en el día y la hora indicada. 3. Mantener arreglada la fachada de nuestro domicilio, no tirar la basura en la vía pública y mantener arregladas la fachada de la casa, nuestras áreas verdes particulares y limpiar con regularidad puertas y ventanas.


Con estas acciones de compromiso de corresponsabilidad social nuestra ciudad cambiará, gozaremos de un mejor medio, las nuevas generaciones heredarán un patrimonio honroso y decoroso.


Por eso, la invitación a sumarse cada quien con una mínima aportación para lograr la recuperación de la grandeza de nuestra querida Puebla, con ciudadanos de primera.

 

Ciudad de primera


Y para esta ciudad de primera ¡bienvenido! El sistema de transporte en su modalidad de metrobús, que con resultados inmejorables opera en forma eficiente en las principales capitales del mundo.


Dicen que será mas económico, no contaminará, cruzará las principales avenidas y ojalá, nosotros los usuarios lo conservemos como de primer mundo, sin pintas, grafitos y leyendas como hoy tratamos nuestras unidades combis, microbuses y autobuses.


La responsabilidad es nuestra.

 

¿Podremos ser ciudadanos de primera?

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas