La Manzana


Irma Sánchez


Todos ya hablaron de él


Los dos dejan el cargo a los 75

Todos han analizado su trayectoria dentro del sector público y también como abogado litigante.


Todos lo tienen en la agenda.


Todos han tenido alguna anécdota que recordar para hablar de su sabiduría, experiencia y don de gente.


¿Qué mas añadir sobre Guillermo Pacheco Pulido?
El famosísimo Memo que hasta para decir “no” ha sabido decir las cosas con tal amabilidad que los que esperaban el “sí” no tuvieron tiempo de sentirse.


A partir del escándalo que se desató cuando se comenzó a hablar de su retirada de la presidencia del Tribunal Superior de Justicia, Memo —como lo ha sido toda su vida— no ha dejado de ser noticia.
Y en un caso excepcional, ninguno de los que escriben, hablan y comentan, ha encontrado motivo para hacer una mala referencia.


¡Sí! Guillermo Pacheco Pulido en un caso fuera de serie, unifica a su favor hasta a los más difíciles criterios.
Aquí la pregunta es obligada, ¿y para qué ha servido su reconocimiento y rico capital político?
La pregunta lamentablemente no tiene respuesta. Sólo me hace recordar aquella fábula c

uando un sapo agredió a una luciérnaga en la tranquila noche, le preguntó otro sapo, ¿por qué agrediste a la luciérnaga?


Y el sapo encolerizado contestó…

…porque brilla.


Por eso mismo Don Memo ha visto pasar cuatro veces la candidatura para el gobierno de Puebla, al fin y al cabo hombre de disciplina, jamás ha cuestionado y por el contrario, ha sumado su trabajo y experiencia para sacar adelante otras candidaturas, entregándose de una pieza a la causa ajena.


Hoy, al llegar a los 75 años, el caballero del traje azul marino se ajusta al pié de la letra a la ley orgánica del Poder Judicial y anuncia su retiro en tiempo, forma y orden.


Con toda su experiencia y trayectoria, en condiciones envidiables de salud, Memo decide regresar a su despacho de la avenida Juárez.


Ah, qué obstáculo cumplir 75 años, pese a sus espléndidas condiciones de salud física y mental.


¿De veras Memo se retirará a su despacho para regresar a litigar?


¡Claro!, con confianza regresará a su mesa de Sanborn’s con sus amigos, para seguir disfrutando de su jugo de nopal con piña, omelet de claras y su avena.


¿Serán la clave para ese excepcional estado?

 

Los de 75 años


Un día, ya lo comentamos en este espacio, el retiro de los dos amigos que al cumplir 75 años tuvieron que comenzar a despedirse, porque las leyes no les permiten despachar con más de esa edad.


Es el caso tanto del famoso Guillermo Pacheco Pulido, como de Rosendo Huesca Pacheco.


El retiro de don Rosendo ya le comentamos, se dará en el mes de julio.


Para entonces, ¿se imagina el reencuentro de los dos amigos “jubilados” comentando sus múltiples experiencias?


Qué banquete.


Y algo tendrán que hacer juntos, porque no están para el verdadero retiro, con todo y que en el caso del arzobispo expresa que “ya esta cansado”.


Lo que sí, hay que reconocer algo de nuestros dos personajes.


¿Ya están cansados?


¿De quién?


¿Por qué?

  



 
 

 

 
Todos los Columnistas