La Manzana


Irma Sánchez

07/01/2010

Aaarrancan


Arranca el año y arranca el torneo de abrazos, no forzosamente sinceros.


¡Feliz año!


Sigue siendo la frase más pronunciada en todas partes y obligada en las esferas del poder, en las que los amigos son “de a mentiritas” y se multiplican en un año político como este. Y ojo, los enemigos son de verdad.


¿Usted qué espera de este 2010?


¡Aguas, para no sufrir decepciones, porque los Reyes Magos ya vinieron ayer y… lamentablemente decepcionaron a los más que no se sintieron atendidos.


Aunque dicen “por ahí” que no todo está perdido, porque ya surgió el cuarto Rey que se llama Javier.


¿Cómo la ve?


Cuentan que a donde se presenta llega cargado de regalos para todos.


Por sí, es verdad, le haré una invitación a mi casa y me sentaré a esperarlo en la sala con charola e impecable mantelito almidonado, café de Córdoba —abastecido gratuitamente por la familia— y galletitas que hoy mismo me pondré a hacer de limón y naranja.


¿Qué le diré a este curto Rey Mago?


Precisamente que, con su magia, le dé un buen jalón a mi estado que es pródigo, noble, aguantador y que está esperando mucho para salir adelante, que multiplique oportunidades, que mantenga la paz, la seguridad, que baje el costo de los impuestos, derechos y servicios, que construya muchas escuelas, que asegure el lugar en la universidad e instituciones públicas para quienes demuestran ganas, interés, entrega al estudio y la superación.


Con todo esto, estamos seguros de que en Puebla tendremos amplias oportunidades y condiciones para crecer, superarnos y convivir con mayor seguridad.


¿Será mucho pedir?


Y ya enrachada también le pediré “mucho ojo y oído” para saber observar a los que lo rodean y escuchar, también, a aquellos que hablan y hacen observaciones lejos del halago fácil o la lisonja, ¡aguas!  


Si al cuarto Rey le pido por y para todos, estoy convencida que ganaré y avanzaré en lo individual.


Esto no es complicado, y puede representar la gran diferencia.


Y mucha atención, porque con menos apoyo y apapacho hay dos que tres más trabajando calladamente por la misma meta, y con menos recursos, tal vez un mayor acercamiento espontáneo.

 

Los nuevos rumbos


En cuanto a la crisis, los especialistas sostienen que es y debemos verla como “la gran oportunidad”,


¿Usted qué opina?


A partir de la apertura de México de par en par, los mañosos tigres asiáticos arrasaron con las maquiladoras, que bien que mal generaron miles de empleos.


Al quedar devoradas estas ¿qué paso?, se recrudeció la salida de mexicanos en busca de trabajo a los Estados Unidos, se generaron ejércitos de vendedores de chicles en los cruceros y se recrudeció la crisis.


Y, ¿los dueños de las maquiladoras?


Mi amigo Juan Nakad, con previos estudios de factibilidad, se lanzó a convertir la casona que albergaba su maquiladora de jeans en un hotel que resuelve necesidades de hospedaje en las inmediaciones del hospital de especialidades de San José.


Así el inmueble de la 18 Poniente, frente al jardín de San José, hoy es operado como hotel con un restaurante de primera abierto a todo el público, en donde de inmediato ya se convirtió en el lugar favorito de muchos amigos que llegan a disfrutar de una buena mesa, excelente servicio, y el don de amigos del popular Juanito, que siempre recuerda a sus amigos su máxima: “Si sabes contar, cuenta con migo”


¡Enhorabuena!


Porque este tipo de negocios salen adelante con “clientes”, no sólo con amigos.

 

El negocio de hoy


Es que el negocio que hoy deja apetecibles y jugosas ganancias es el del préstamo prendario para resolver las urgencias de los más amolados, y en un país de fregados, haga usted sus cuentas, si no es cierto esto, por encima del negocio de viudas que fue el efectivo en otros tiempos.


Usted analice esta afirmación, tan sólo en la zona metropolitana de Puebla, al último reporte del cierre del año pasado, sumaron 200 los puntos de franquicias de empeño.


Si, 200 en la gigantesca ciudad de Puebla y sus alrededores definidos como zona metropolitana.


Pues bien, de estos 200, ahora hay que destacar que 40 de estos, son propiedad de una sola persona que obviamente comenzó con uno, le fue muy bien, abrió un segundo en un punto distante, el tercero, y hoy ya suma 40.


¡Qué buen negocio! Si no se recupera el capital, se saca a remate la prenda, alhajas, electrodomésticos, en fin.


Y eso que este tipo de negocios surgió para combatir el agio despiadado que se practicaba en barrios, vecindades, rancherías, mercados, hasta en la misma Central de Abastos, en donde se presta por horas.


Ese agio hoy manejado más formalmente, en un local comercial con un policía para que resguarde a todos, ya lo tienen bajo su control personajes de cuello blanco y sólo le cambiaron de nombre al negocio: “préstamo prendario”.


Asuntos de las finanzas formales de un país en crisis.

 

Ensalada de manzana


El insuperable amigo Fernando García Limón, toda una institución a la amistad y las relaciones públicas en Puebla, además de propietario del Museo del Automóvil ofreció un almuerzo esta semana con motivo de dar el abrazo de año nuevo a los amigos, que mes con mes están con él y se encargan de difundir las noticias sobre las actividades del museo y el mundo del automovilismo.


Con respeto a su privacidad, la familia Marín García, encabezada por Mario Marín Torres y Margarita García de Marín, salió a comer el pasado domingo a un restaurante de moda y de cocina mexicana a la isla de Angelópolis.


Por primera ocasión la familia del gobernante pudo compartir en pleno como cualquier familia en cualquier fecha.


Dicen nueve a uno que el próximo presidente del Consejo Coordinador Empresarial será Luis Rodríguez Fernández, gente de trabajo, maduro, mediador, con experiencia como lo demostró en su paso como presidente de la Cámara de Comercio, por cierto el más joven que después estuvo a un paso de llegar a la presidencia de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio.


A las cosas por su nombre, quedó claro y frenó paradas el rector de la Universidad Popular, Alfredo Miranda, a quien por formación, herencia y convicción se le da hablar y hacer definiciones de frente, y más cuando hay ríos revueltos y el ambiente político propicia resbalones.


Ni modo, denunciaron la ausencia de diez sesiones del senador poblano, Humberto Aguilar Coronado.


Dejen disfrutar al “Tigre” de su año chino: 2010, para el calendario chino, es el año del tigre, a partir de febrero.

 

¿Será su año?

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas