La Manzana


Irma Sánchez

08/06/2010

Rumbo al 4


En este largo camino hacia el 4 de julio, la vida entre los poblanos transcurre hasta con coraje fuera del famoso “círculo rojo”.


Aquél que sólo escucha, ve y emitirá su voto el 4 de julio, si es que “se le da” en respuesta al coraje que lleva dentro por formar parte de esa gran masa manipulable que asegura las valiosas estadísticas, pero que jamás tiene voz ni voto, porque su virtud en el guión es sólo obedecer.


Rumbo al 4 de julio “aseguran” que nos falta todavía mucho por hacer, ver y está en duda “creer”.


Pese a sólo figurar en las estadísticas, hoy la sociedad poblana está polarizada por la campaña.


La polarización hoy ha llegado hasta el seno de las familias, en su totalidad por lealtades laborales.


Y quienes gustan de las apuestas, como para sacarle sabor a la contienda, hoy le apuestan al famoso debate de candidatos al gobierno como para encontrarle un atractivo.


¡Bueno!, al menos por el cruce de apuestas comienza a haber interés.


¿A quién le vas?


Es la interrogante que ahora hasta los niños hacen y al menos por esto es un caso insólito, ya hasta se aprendieron los nombres de los contendientes.


¿Qué ideas cruzan en la imaginación de los candidatos?


A lo mejor hay que preguntarse: ¿qué están ideando sus estrategas?


La guerra negra está en marcha a través de las redes sociales en las que van y vienen historietas y planteamientos ajenos a la propuesta política.


¿Qué falta?


Por lo pronto, los equipos de los candidatos ya trabajan en los preparativos para el debate.


Se sabe que para “dirigir” las porras a su candidato, arribará en helicóptero la lideresa del PRI, Beatriz Paredes Rangel, quien al término del famoso debate y después de felicitar a su contendiente se retirará en la misma forma: en un helicóptero.


¿En qué estarán en el cuartel del PAN?


Alguna sorpresita estarán cocinando.


¿También vendrá el líder nacional César Nava?


¿Acaso ahora le tocará venir de la mano de su novia Patylú?


En fin, lo que nos falta por ver.


Y de lo único que sí estamos seguros, es que para abreviar un capítulo de desagradables reclamos que amenacen la confianza, la credibilidad y la paz, queremos ver filas de ciudadanos listos para votar el 4 de julio desde las ocho de la mañana.


La palabra la tenemos nosotros.


Para que así, que no nos digan, que no nos cuenten.


Usted, ¿está listo?


La prueba más importante de la democracia, el voto de cada uno de nosotros.


Hay una corriente que recomienda que por ningún motivo “anule” su voto, esta práctica sólo abona a las viejas prácticas de las que la sociedad mexicana ha sido víctima.


Como dice hasta el cansancio, a través de promocionales, el Instituto Nacional Electoral:


¡Piénsale!


Piénsale y decidirás el futuro del país.

 

Iniciativa México


Ojalá que ahora así prospere una propuesta para cambiar a este país a través de la Iniciativa México, en la que están todos, “todos”, los que no han tenido reparo en analizar la problemática de nuestro país y que pesan en la opinión de la sociedad.


Pero indiscutiblemente, el cambio y los cambios que esperamos en este país comienzan con nosotros mismos.

 

Para que haya cambio, tenemos que cambiar, desde el acto más simple y elemental de nuestras vidas.  

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas