La Manzana


Irma Sánchez

10/09/2009

¿Por dónde comenzar?


Por recuperar el orgullo.


Sí señor, lo recuperamos o…nosotros mismos sepultamos nuestro origen y corremos el riesgo de repetir los capítulos más dolorosos de nuestra historia.


Es hora de olvidarse de espejismos, como el famoso y lamentado “sueño americano”, y volver con dignidad, orgullo y decisión al medio rural, para reactivar al campo con el orgullo de tener identidad sobre la prodigiosa tierra.


Para trabajar en este reto un grupo de amigos alentados por el experimentado economista Honorio Cortés López —de larga trayectoria en la administración pública— se lanza a la hazaña de crear un patronato para trabajar y luchar con grupos de 10 en 10 niños campesinos, de Totutla, Cuahutempan, Ometeptl y Huahuaxtla, a partir del siguiente ciclo escolar 2010-2011.


A estos niños los concentrarán para prepararlos para un mejor aprovechamiento de la tierra, que tiene mucho que dar en la medida en la que con amor se regrese a prepararla y cuidarla para trabajarla para obtener los mejores y más satisfactorios frutos y rendimientos.


Se trata sólo de volver los ojos, la atención, el amor, el cuidado, el esfuerzo y el capital a la tierra que ha sido abandonada paulatinamente por más de dos generaciones que han comprado un sueño, que a la larga para la mayoría se ha convertido en un espejismo al tiempo que en algunos casos ha desencadenado verdaderas tragedias e incluso han costado verdaderas lágrimas de sangre.


En grupos de 10 en 10 cada ciclo escolar se tiene confianza de preparar, capacitar y orientar a estos niños que regresarán a sus comunidades para convertirse en promotores e impulsores de su propia tierra, pues es hora de rescatar para satisfacer primero las necesidades individuales, después las familiares y pasar posteriormente al trueque o por qué no, a proyectos de industrialización y comercialización que arrojen al productor mejores expectativas y los dividendos “justos”, que hasta hoy les han arrebatado los intermediarios explotadores.


El proyecto resulta interesante y con mucho entusiasmo se trabaja para ponerlo en marcha el próximo mes de agosto, para comenzar a recuperar con conocimiento, método y decisión la noble fertilidad de cada metro cuadrado de campo.


De este programa y sus primeros resultados se desprenden muchos planes y se confía en ambiciosas experiencias de éxito.


Se trabajará con niños para que estos desde su temprana edad le vuelvan a tomar cariño a la tierra, la entiendan, la amen, como sus antepasados que dedicaron sus vidas a trabajarla para contribuir al avance del país, que hoy cada día requiere de mayores volúmenes de productos agrícolas del extranjero.


Este grupo promotor en una sobremesa pactó su ideal que de inmediato comenzó a tomar forma con la participación y propuestas de cada uno.


Bien organizado, constituido formalmente este patronato, no se descarta la posibilidad de buscar el reconocimiento formal para conectarse con una de tantas ONGs con el fin de impulsar el proyecto hacia otros estados, con el apoyo de las fundaciones que fueron creadas para estos fines.


Pronto daremos más detalles.


¡Enhorabuena!

 

Agricultura urbana


Por cierto, el mismo Honorio Cortés trabaja en un proyecto alterno para impulsar la famosa agricultura urbana, tal como lo hace la secretaria de estado Hillary Clinton en otros países y aquí en México Marcelo Ebrard desde el gobierno de la ciudad de México con su programa Azoteas Verdes.


Se trata de un proyecto de invernaderos en un espacio mínimo de la azotea, en cualquier espacio de las viviendas, desde donde está demostrado que se puede producir con el sistema de hidroponia zanahorias, rábanos, lechugas y acelgas, fundamentalmente, para el consumo familiar en una primera etapa experimental.


Se tiene confianza de que con una inversión mínima las familias podrán cultivar lo elemental y más nutritivo para su dieta, e incluso podrán intercambiar o hacer trueque de algunos productos entre vecinos y familiares.


Esto permite estirar el gasto familiar, enriquecer los nutrientes de la dieta y abre posibilidades de intercambio o venta de productos en el vecindario.


Honorio Cortés afirma que si en otros lugares esta propuesta prospera, por qué no comenzar a implementarla en Puebla.

 

Orgullo poblano


No la conocemos pero la pregunta es justa: ¿por qué no sentirse orgullosos los poblanos de una paisana como Margaret Domínguez?


Se trata de una jovencita con apenas 22 años de edad, originaria de Tecamachalco, quien el día que culminó sus estudios de preparatoria logró por su promedio matricularse en la Universidad de las Américas y por sus méritos académicos llegó a la NASA, donde tiene un lugar en el Departamento de Óptica del Centro de Aviación Espacial, al que regresará en enero para trabajar en la construcción de un telescopio que irá al espacio.


Margaret de agosto a diciembre permanecerá en su alma mater, la UDLA, para terminar su tesis de licenciatura en física y después reincorporarse a la NASA becada para continuar con su postgrado en óptica.


Cómo no sentirse orgullosos del talento y reconocimiento de una poblana que por meritos propios se inserta en el ámbito científico internacional a tan corta edad.


Habrá que seguirle la pista.

 

San Pedro Claver


Casa llena tuvo Margarita Núñez de Rodoreda ayer por la tarde en el auditorio Manuel Aceves de la Universidad Iberoamericana, en donde presentó su libro Niños con Capacidades Diferentes.


Se trata de una obra que concentra experiencias e investigaciones de la comunidad de San Pedro Claver, en donde el “encuentro de padres” acumula muchas experiencias y vivencias que hoy tiene la necesidad de compartir.


La presentación del libro estuvo a cargo del padre Carlos Escandón, que ha alentado permanentemente el trabajo que esta escuela especial ha logrado con Margarita a través de la convicción y amor a los niños especiales, por los que ha luchado para instruirlos, prepararlos para la vida junto con sus padres, algunos a los cuales ha tenido que facilitar desde la transportación para que puedan acudir al plantel.


Felicidades a Margarita a la que hay que reconocer su preocupación por estos pequeños a los que ha dedicado estos últimos 20 años.

 

Señores locutores


Este sábado 12 de septiembre, Día del Trabajador de la radio en México, a partir de las ocho y media de la mañana habrá almuerzo y muchas sorpresas para todos los trabajadores del ramo en las instalaciones de su sindicato, en Valle del Sol, en donde el líder Edgar Benetz asegura que se dará además de un suculento menú muy buenas noticias a sus representados.

 

Por los primeros 18 años


Gran apertura habrá en el Museo Amparo por una exposición que hará época: Arte no es vida, que directamente del Museo del Barrio de Nueva York llega para instalarse en siete salas del Amparo con el fin de mostrar 300 de sus piezas.


Roberto Gabaldón, director del museo, resalta la trascendencia de esta exposición, como todas las temporales que trae el museo que fundaran Manuel Espinosa Iglesias y su hija Ángeles Espinosa Rugarcía.


La muestra quedará abierta al público a partir del 25 de septiembre.

 

El mundo hoy


Mientras acá nos jalamos las trenzas y no sabemos para dónde, en China —en un año de crisis mundial— hay preocupación porque apenas se pudieron generar 7.57 millones de empleos nuevos.


Y para blindar a las personas en contra del contagio del virus de la influenza, en Suecia todas las iglesias decidieron añadir un extra de alcohol al vino, al comprobar que con esto es posible levantar una barrera en contra del contagio.

 

Ahí sí que literalmente dicen ¡salud! por la salud.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas