La Manzana


Irma Sánchez

13/10/2009

Medio milenio después


En medio de un remolino de noticias —por cierto nada agradables—, ayer en el famoso “día de la raza” trascendieron las obligadas expresiones en total rechazo al encuentro de 2 culturas hace medio milenio, y no podía faltar el comentario del presidente de Bolivia Evo Morales para insistir en que “ese encuentro” sólo trajo hambre, miseria y enfermedades.


¿Usted qué opina?


Por lo pronto no fallaron a su tradicional cita en la ciudad de México regordetes simpatizantes de los pueblos indígenas que tradicionalmente protestan quitándose la ropa y repitiendo todo tipo de consignas en torno a “ese encuentro” ampliamente enjuiciado, condenado por unos y aplaudido por otros.


Por lo tanto, sólo para la reflexión dominical en martes…


Si los barbados españoles no hubieran hecho acto de presencia por estas tierras, ¿estaríamos mejor?


¿Seguiríamos sacrificando hombres, arrancándoles el corazón para ofrecérselo a los dioses?


¿Acaso hoy no se vive un canibalismo en diversos círculos?


¿De qué hablaríamos y cómo hablaríamos hoy?


¿Seguiríamos siendo una raza pura?


Pero, ¿pura qué?


Interesante el caso.


Hay que admitir que medio milenio después, no nos agotamos y seguimos discutiendo el mismo tema, con el mismo coraje y rencor.


Por lo que surge la interrogante, ¿hasta cuándo nos durará el coraje?


¿Por qué debemos detenernos para seguir soltando tanta bilis?

 

Lo de hoy

 

Estas reflexiones en el marco de un México convulsionado por una crisis económica que, día con día, suma más desempleados y hambrientos.


Un México en el que el presidente quiere acabar con vicios que desestabilizan a la nación como el sindicato “de los revoltosos electricistas”.


Un México en el que en un sexenio se extermine al narcotráfico por el cual suman hasta esta semana más de 12 mil muertos.


Un México en el que la calidad educativa, la verdad, da pena.


Un México en el que la clase media está en pleno proceso de extinción y sólo se enriquecen los gobernantes y sus burbujas.


¿A usted qué le puede preocupar más medio milenio después?


La crisis de la Iglesia católica por la que en estos días tienen una encerrona los sacerdotes con su arzobispo.


O el pase del Tri al mundial.


La falta de medios para frenar la propagación del AH1N1.


El encarecimiento de la canasta básica.


Los múltiples baches a lo largo de las principales avenidas de la ciudad.


Los pink taxis.


Que gane López Zavala.


Que gane Moreno Valle.


Que Ricardo Henaine esté castigado y que el banquete sea de los Bernat.


¿Qué le ocupa?


Por lo pronto, ¡ah qué tranquilidad! ver llegar a la dirigencia panista a un chavo que aseguran que “pondrá orden” siguiendo su espíritu incluyente.


En alguien hay que tener confianza.


Por eso es bueno saber que en Puebla hay 50 por ciento de posibilidades de que se alíen el PAN y el PRD para sacar al PRI de Casa Puebla.


¿Cómo serán esos días?


¿Qué correrá? La sidra de Huejotzingo que ahora me dice la Profeco que no está hecha de manzanas, sino de saborizantes artificiales.


¿Mucha bilis?


¿Madrugadoras ilusiones?

 

Qué correrá?

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas