La Manzana


Irma Sánchez

20/08/2009

LOS NEGOCIOS


Ahora resulta que los buenos negocios de Carlos Peralta cuando se aburre de ellos se los vende a Marcos Salame.


¿Cuál es la jugada?


Resulta que Carlos Peralta, el hijo mayor del exitoso poblano Alejo Peralta, al inicio del gobierno de Melquíades Morales Flores un día vino cargado de costales de billetes decidido a invertir en la ciudad que vio nacer a su padre.


Tras algunas reuniones con el gobernador anunció que daría a Puebla el más lujoso, exclusivo y equipado fraccionamiento, digno y acorde a las necesidades de los ejecutivos y de la gente acomodada a la que ya le quedaban chicos Zavaleta o el Mirador.


Así fue como en medio de una gran expectación construyó La Vista Country Club, el fraccionamiento campestre con club de golf o bien, el club de golf con residencias de súper lujo para alojar a poderosos políticos y familias adineradas que buscaban seguridad y confort, lo que garantiza su estatus.


Así fue como Puebla con La Vista tuvo el primer fraccionamiento con el mejor paisaje, el Popo al fondo, paradisíaco green muy bien conservado con riego satelital, seguridad garantizada, con tecnología de punta; todo bardeado y hasta lago artificial, que permite olvidarse de los “infonavits” localizados del otro lado de su kilométrica barda.


Colateralmente, Carlos Peralta se interesó en ganar la concesión de los servicios del aeropuerto de Huejotzingo, al que anunció que dotaría de todo lo necesario para su internacionalización.


De paso le entró al béisbol y descentralizó a los Tigres de la ciudad de México, ah qué días de pelota caliente con los Tigres y los Pericos…


¿Qué pasó?


Un día Carlos Peralta aparentemente se aburrió de Puebla y los poblanos, llegó a la Angelópolis y anunció que ya había encontrado comprador para sus negocios afianzados en la bendita ciudad que vio nacer a su padre.


“Nada contra Puebla” pero el aeropuerto “se lo traspasó” a Ricardo Henaine que prometió escandalosa inversión para equiparlo para convertirlo en opción para que sirviera de aeropuerto alterno al saturado de la ciudad de México.


De su exclusivo fraccionamiento La Vista hizo saber que se lo traspasaba a Marcos Salame, el personaje que un día hospedó en el Crown Plaza y lo presentó en sociedad como su brazo derecho para que La Vista alcanzara su estatus.


Salame ya dueño continuó con el fraccionamiento que no ha dejado de vender metro por metro para la construcción de lujosas residencias y edificios de súperlujo para que habiten ejecutivos, y políticos que necesitan tranquilidad para disfrutar de sus hazañas y desestrezarse con sus pasatiempos.


En tanto el béisbol, decidió que tenía mejor plaza y destino en Quintana Roo.


Pero Carlos Peralta colateralmente a su fraccionamiento “La Vista” apoyado por dos que tres políticos o hermanos de políticos obtuvo la suficiente reserva en la zona metropolitana de la ciudad de México y se lanzó a construir otro fraccionamiento exclusivo que llamó “Bosque Real”, en donde por cierto con el donativo de muchos cuates construyó la súper residencia de su amigo y padrino monseñor Antonio Chedraui, que más que obispo ortodoxo da el perfil de operador de políticos priistas.


La noticia esta semana en los círculos de hombres de negocios de la capital del país es que Carlos Peralta “aparentemente” también ya se aburrió de este desarrollo inmobiliario.


Por eso irrumpe para anunciar en su círculo que pone en venta su lujoso y exclusivo fraccionamiento.


Aquí lo interesante es conocer que el tirador para adquirir “Bosque Real” es nada menos que Marcos Salame, el mismo que hace ocho años era su empleado, cuatro años después su comprador y hoy nuevamente se lanza para adquirir el segundo fraccionamiento que construye Peralta.


La interrogante hoy es ¿Quién está detrás de Marcos Salame?


O bien ¿quiénes son los integrantes del grupo de negocios de Marcos Salame?


A este personaje se le identifica ampliamente con personajes de la política, por lo que el reclamo es insistente: nombres, nombres de los socios.


Por lo pronto se habla de que Salame hace cuentas sobre sus ahorritos para amarrar el proyecto. Multimillonario, pero se duda de que sea solo.

 

EL INSOMNIO


Se rumora que el senador y exgobernador Melquíades Morales Flores trata de hacer frente al insomnio que le dejaron las elecciones en Sinaloa, devorando el libro sobre “Los Adolfos” que ya nos despacho Mario Alberto Mejía en su Quinta Columna.


Y es que el político sanandreseño como delegado del CEN del PRI en Sonora, se vio rebasado por el caso de la muerte de los pequeños de la guardería ABC, lo que apuntaló el triunfo del candidato panista para llegar al gobierno de esa entidad.

 

EL CUMPLE


Lejos de los reflectores el secretario de Gobernación Mario Montero Serrano apagó la velita de su cumple número 55, rodeado de su familia exclusivamente.


El convivio, estrictamente familiar, tuvo el toque de su hija Paty que hizo inmejorable papel de anfitriona.

 

LOS CUATRO ACUERDOS


En Puebla hoy habrá festín, será en el auditorio del Complejo Cultural de la BUAP con la presentación del exitoso autor del libro Los cuatro acuerdos que se convirtió en un best seller, en un momento muy importante en el que “todos” debemos de revisar la forma en la que nos expresamos para no lanzar cabos que quedan sueltos y desencadenan problemas.


El doctor Miguel Ruiz con su libro propone formular el mejor mensaje para sanear a una sociedad estresada proclive a generar problemas por una mala comunicación.


Para señoras y también para señores, este libro es altamente recomendable y quienes ya lo leyeron y conocen el mensaje del doctor Ruiz están puestos para acudir a escucharlo en una presentación que promueve con una gran visión Carmelina Haces.


Por cierto, que la misma Carmelina logra para Puebla la cede del Instituto de Semiología del doctor Alfonso Ruiz Soto, para impulsar el estudio de sí mismo.


Para comenzar anuncia para los días 12 y 13 de septiembre —prepárese— sobre todo si enfrenta problemas, un seminario sobre cómo generar la paz interna y la armonía personal.


Tema ampliamente conveniente para comenzar a sanear a una sociedad que enfrenta serios retos y que debe cambiar su programación a partir de su interior para generar otro ambiente desde su medio y comunidad.

 

MÁS DE NEGOCIOS


Con bombos y platillos anuncia Gabriel Pulido, representante de Casas Geo, que esta compañía logra el reconocimiento nacional a la empresa con el mejor desarrollo de vivienda económica, el cual explica que consiguió a partir del cambio de su estrategia de venta y de propuesta habitacional.


Que en Puebla ya hacemos cerveza tipo alemán, de esto le ampliaremos la próxima semana.


Gerardo Inman Peralty tuvo que acudir al vecino estado de Tlaxcala para construir la primera pista de patinaje que inaugura este viernes con la presentación del figurón de esta disciplina deportiva Christian Svitak, reconocido por todos los jóvenes que desafortunadamente en Puebla no gozan del lugar adecuado para esta práctica, lo que pone en riesgo su integridad física, porque ellos en forma improvisada disfrutan de la emoción de la patineta tan de moda en todo el mundo.


Por cierto la pista quedará en la zona donde se localiza el recinto ferial de los vecinos tlaxcaltecas.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas