La Manzana


Irma Sánchez

22/06/2010

México, México


¿Cuál es su marcador?


No el del 4 de julio, el de ¡hoy, hoy, hoy!, dijera el expresidente de México Vicente Fox, a quien, por cierto, acusaron de comprar 25 camisetas pirata de la selección para uniformar a los empleados de su restaurante en San Cristóbal.


¿Cómo ve la “partida” de fútbol?


Ahora, sobre el marcador del 4 de julio en Puebla, ¿cuál es su pronóstico? 


Por lo pronto…

 

¡Qué asquerosidad!

 

Cuando pensábamos que ya habíamos visto casi todo ¡qué pena!, pues resulta que todavía nos falta mucho por ver en una guerra política.


Porque en lugar de enriquecer la vida política, los actores de la campaña por la gubernatura hoy se dedican a desprestigiar y a alejar cada vez más al ciudadano común y corriente de las urnas, al que se le considera el portador del “voto switcher” y que conforma la base de los resultados finales.


¡Qué asquerosidad!, la parte final de las campañas en las que el lodo sustituye a la propuesta. Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿ya se agotó todo, el programa, las propuestas, el talento?


Ahora resulta que las conversaciones que han tenido toda su vida, vía telefónica, quienes eligieron el camino de la política, ¿están registradas?


Desde que se les cayó el diente y comentaron con sus compañeros del salón de clases sobre la cantidad que el “ratón Pérez” les dejó.


Esto quiere decir que desde que nacimos poseemos un chip que graba todas nuestras conversaciones, que en su momento pueden ser escudriñadas para extraer todo lo dudoso de nuestra vida.


¡Oh, la tecnología!


Al menos puedo admitir que nunca es tarde para aprender cosas.


¿Usted de qué podría preocuparse de lo que ha hablado por teléfono?
¿Le podría costar la chamba?
¿La familia?
¿La estabilidad?
¿La vida?


Ponga cuidado en lo que habla, no corra el riesgo de convertirse en su propio verdugo, hoy que unos a otros se monitorean telefónicamente y en la era de “las orejas”, que hoy disponen de apartitos del tamaño de un chícharo para escuchar lo que usted está hablando a media calle de distancia.


El espionaje ha alcanzado tal magnitud, que se dice que ya hasta perdió su auténtico sabor de misterio.


En fin.


Y todo al calor de las campañas en las que surgieron figuras de contrapeso.


¿Usted qué opina?


Por lo pronto, vamos a disfrutar el avance de nuestra selección, que en 120 minutos define el rumbo, las emociones y hasta el humor y la competitividad de los mexicanos.

 

Angelópolis

 

En vía de mientras, revisemos lo que nos ha unido a través de las redes sociales las últimas semanas: el asunto del encarecimiento del estacionamiento de Angelópolis.


Después de la presión vino la revisión, y la administración del centro comercial reivindicó dejando dos horas por 15 pesos, y a partir de la tercera cinco pesos adicionales por hora. La promoción se decidió para este mes con motivo de las ventas del Día de Padre. ¿Qué sigue ahora?


Algo tendrá que ingeniarse la administración de Angelópolis para no desproteger ni a los consumidores ni a los dueños de los establecimientos, se trata de sumar y no de restar visitantes al centro que los últimos años se ha convertido en el punto de encuentro de la clase media y alta de Puebla.

 

Desde luego que “algo” se sacará el consorcio de la manga para asegurar que los compradores y paseantes no fallen a Angelópolis, aunque sea para disfrutar de una tasa de café.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas