La Manzana


Irma Sánchez

22/09/2009

La maestra y su pupilo


Todos sabemos que Blanca Alcalá Ruiz estuvo recientemente en Quito, Ecuador, y que durante esos días algunos de sus detractores y actores políticos aprovecharon su ausencia para cerrarle las puertas, ponerle cuanta piedra estuvo al alcance para criticarla y exigirle una definición sobre su proyecto político.


Mientras todo esto ocurría en Puebla, a miles de kilómetros de distancia la presidenta municipal cada mañana antes de iniciar su agenda de compromisos revisaba los reportes de prensa publicados vía internet que le hace llegar cada día su equipo de monitoreo.


Trasciende que el interlocutor para comentar lo publicado en su amada Puebla fue su secretario de Fomento Económico, y personaje de todas sus confianzas desde la campaña política, Fernando de la Fuente Ariza, quien vino a la administración pública ávido de trabajar con identificada vocación de servicio que impuso a su trabajo desde la universidad cuando se formaba.


Se supo que más allá de la asistencia a la Asamblea Internacional de las Ciudades Patrimonio Mundial y de la Misión Comercial, que llevaron con media docena de empresarios, Alcalá y Ariza tuvieron todo el tiempo para descifrar, analizar y plantear diferentes escenarios en sus respectivas carreras y proyectos políticas, como lo plantean en una lluvia de ideas la maestra y su alumno.


¿A qué llegaron?


¿Aterrizaron el que podría ser el pacto de Quito?


Habría que preguntárselos.


 ¿Qué consejos le pudo dar la presidenta a un joven político?, sobre todo en el momento clave que la coloca en el ojo del huracán.


Y a fuerza de ser sinceros, Blanca ¿cómo recibe cada gancho de sus enemigos políticos?


¿Qué estrategias políticas habrán definido la maestra y su discípulo?


¿Habrán superado las diferencias en el tema de la diputación federal que se fue de las manos?


Será interesante ver en los días por venir si Ariza es un simple funcionario de confianza o ha madurado, si aprovechará estos tiempos y explotará todos sus talentos y relaciones en el ámbito político.


Llama la atención que de todo su gabinete, y sobre todo en estos momentos políticos, la presidenta eligiera a Ariza para que la acompañara a este largo viaje. 


Fernando Ariza, hay que destacar que se ha caracterizado en la administración pública por callado y discreto.


Cualidades que deberían de ostentar todos los actores políticos que salen a escena. Por eso es aconsejable no perderlo de vista.

 

Aclaración


Las molestias, inconformidades y reclamos a la alcaldesa no se han hecho esperar, tanto por conductores como por peatones molestos por los baches de la temporada imposibles de controlar cada temporada de lluvias.


Cómo prevenir una temporada de lluvias con tantos baches, como tantos años de corrupción transcurrieron con obras pagadas de primera y ejecutadas con ínfima calidad para dejar un margen y ponerse la de la Franja funcionarios y contratistas.


Pero usted denuncie y cruce los dedos para que el dios Tlaloc deje al menos proceder a los cíclicos parches contra reloj, mientras “unos” claman que se cancele el proyecto del viaducto elevado “por el bien común”.


¿Quién tiene metidas las manos?

 

Con orgullo


Nuevamente escritora, director y actores de Arráncame la Vida se van a los cuernos de la luna por el reconocimiento que recibieron a su trabajo en equipo en el Festival Latin Beat, de Tokio, el pasado fin de semana.


Es la primera vez que una obra cinematográfica mexicana recibe un reconocimiento en tierras tan distantes.

 

Y si la autora es la poblana Ángeles Mastretta, el orgullo es doble.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas