La Manzana


Irma Sánchez

26/03/2009

EL ORGULLO

 

Qué bueno encontrar a un poblano que da la cara y se lanza a luchar para que los “los poblanos” —usted y yo— vayamos por el mundo orgullosos de nuestro origen poblano.


Ya era hora de que alguien iniciara esta lucha para acabar con lo que bien queda enmarcado dentro de la figura del “autodenuestro”.


O la autosatanización.


O el autodesprecio.


O la autodevaluación.


Y es que sin afirmar que todos, muchos poblanos son dados a satanizar a los demás señalándolos con desprecio “como poblanos”.


Es decir que para devaluar a una persona simplemente expresamos “es poblano” ¿Qué te puedes esperar?


¡Ya basta!


Porque al fin y al cabo hayamos nacido donde hayamos nacido si vivimos en Puebla, trabajamos en Puebla, estudiamos en Puebla, ¡somos poblanos!


Para poner en marcha esta campaña un joven político como Guillermo Deloya Cobián que se declara “orgullosamente poblano” toma el toro por los cuernos y a través de la Fundación Urbano Deloya, que en honor a su desaparecido y siempre recordado padre, creó con su hermana Luz Ahída, se da a la tarea de cambiar ese enfoque de autodevaluación que prevalece entre algunos poblanos.


Memo Deloya Cobián para el efecto y para “hacer política” con un estilo muy propio, decidió un camino agradable y efectivo, al reunirse con señoras que tienen influencia no nada más en su casa con su familia, sino con muchas personas y hasta con instituciones.


Señoras que en su vida han entendido muy bien aquello de la solidaridad y a través de distintas instituciones de beneficencia han entregado su tiempo y compartido parte de lo que la vida les ha dado.


Es el caso de María Luisa de Garay, la famosa “Güera” que ha presidido la Cruz Roja y apoya a organizaciones que ven por los niños en condiciones muy castigadas.


Señoras como Maru Gómez Durana, Estela Lavalle, Guille Peregrina que siempre tienen tiempo para un compromiso por los demás.


Con ellas y muchas más Memo Deloya comienza a generar círculos que deben de ir creciendo con un movimiento tendiente a hacer algo por Puebla, a partir de los poblanos.


A las señoras la propuesta les entusiasmó, para lo cual recordaron que bien podría comenzar la campaña en el hogar y operarse colateralmente con las escuelas.


Señoras como Tere Cazo, Lupita Varillas, Olivia Enciso, Chelín Vázquez, analizaron que ya son tiempos de acabar con el juego de buscar a los responsables de tantas crisis, el reto hoy es trabajar de aquí para adelante y parte de esta hazaña está desde el seno familiar.


No se trata de cuentearse a nadie porque cada quien tiene un criterio, información y pendientes, se trata de cerrar filas y “apoyarnos”


Esta palabra “apoyarnos” fue tajante cuando la conversación se fue al terreno de la pérdida de valores, los principios y hasta en el terreno de lo económico, en este momento hubo un reclamo al unísono: ¡No más Chicago boys!


“Quienes deben de gobernarnos y decidir son los que se forman y estudian en las aulas de la UAP, la UNAM, que trabajan sobre la realidad mexicana.


Y es que analizaron que los “iluminados” de las universidades extranjeras desconocen la realidad y el fondo y trasfondo de lo que se vive en México, por eso toman decisiones fuera de la realidad mexicana por la cual “todos estamos pagando” afirmaron.


Con esta reunión al sabor de unos huevos a la mexicana, servidos en una bajilla esplendorosa de Talavera, las invitadas salieron convertidas en las primeras promotoras del orgullo poblano.


Qué fácil comenzar a trabajar así en reducidos círculos, en los que todos se hacen escuchar.


Ojalá los candidatos que muy pronto iniciarán campañas, se olviden de los viejos esquemas de concentrar miles a la fuerza, ajenos a la causa e incontrolables a la hora de la decisión.


Por esa vamos y todas comprometieron a Maru Ponce de León a promover más reuniones para trabajar.


POR EL ORGULLO


Hay que recordar que para promover el orgullo de ser poblano, los ex gobernadores Alfredo Toxqui y Guillermo Jiménez Morales trabajaron sin cansancio. En el caso de Toxqui se hizo interpretar en todas las reuniones el corrido “Soy Poblano y qué” de la inspiración del poeta Nicolás Reyes Alegre


Con el gobernador Melquíades Morales Flores se impulsó la creación de un himno que hoy todavía se interpreta en algunos actos oficiales.


Este fue encargado a la maestra Josefina Esparza y fue musicalizado por el compositor Juan Arturo Ortega.


En esa época también hay que recordar que el ex presidente municipal de Puebla, Marco Antonio Rojas Flores encomendó ya como secretario en el gobierno melquiadista; rescatar toda la música hecha sobre Puebla y así promovió la grabación de un disco compacto que hoy se vende en la Secretaría de Cultura y en oficinas de Turismo.


CONOZCAMOS PUEBLA


Algo importante: para sentir el orgullo de ser poblanos habrá que comenzar por conocer bien nuestra ciudad, sobre todo ahora que la presidenta municipal, Blanca Alcalá, se ha dado a la tarea de devolverle todo su valor.


Hay que descubrir que Puebla no es sólo Angelópolis, a donde muchas familias hoy centran su vida y convivencia entre aparadores y necesidades de consumo, Puebla hoy rescata su monumental herencia y basta con disfrutar cada calle del Centro Histórico para entender nuestra grandeza.


Y no se apene, si no la conoce, a partir de los días jueves cada fin de semana en el centro se hacen recorridos históricos gratuitamente.


Pero si quiere ir al fondo, en la Casa de Cultura los jueves el maestro Pedro Ángel Palou dicta interesantes y bien documentadas conferencias sobre Puebla.


Y hay que destacar que cada último jueves dirige un recorrido por las calles, muy enriquecedor.


ESTOS NUEVOS TIEMPOS


Y si de orgullo se trata, hay que sumar que para bien de la cultura en Puebla, hoy en la Universidad de las Américas Puebla despacha un rector con sensibilidad y visión como Luis Ernesto Derbez, personaje insólito que cuando arrecia la crisis, resiste meterle tijera al presupuesto para el fomento de la cultura y por el contrario, decide darle todo el apoyo y hasta reestructura la organización operativa de la casa de estudios al crear la dirección de Equipos Representativos Culturales, con el buen tino de designar al maestro Sergio Castro Medina, quien asume la importancia del momento y pone en acción diversos programas con la conjunción de las escuelas de música, artes plásticas y teatro, quienes hoy tienen el reto de trascender de su campus y salen a trabajar con presentaciones a instituciones lejos de Puebla, como el caso de Xiultepec Morelos a la cede del Instituto Mexicano de la Cultura del Agua.


LOS PREPARATIVOS


Los preparativos están a la orden del día en torno al gran ascenso del VIII arzobispo de Puebla, monseñor Víctor Sánchez Espinosa, del que ya se habla en todas las parroquias de la arquidiócesis y hasta se confecciona la vestimenta para los mas de 300 sacerdotes que participarán en la gran concelebración de su arribo.


Por cierto que este fin de semana viene a Puebla, pero a visita social, el cardenal Norberto Rivera Carrera, quien no le falla a los compromisos con su amiga y benefactora Socorrito Romero.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas