La Manzana


Irma Sánchez

28/05/2009

La gloria

 

Qué apetitoso banquete representó para todos los candidatos a diputados federales y todos los partidos políticos la concentración que espontáneamente logró el Puebla de la franja con su legendario Chelís.


Algunos se preguntaron y lamentaron ¿por qué el Puebla viste uniforme azul?


Qué manera de sacar a los poblanos de clases, de sus casas y hasta del trabajo.


Con todo y que “nuestros jugadores” se coronaron como los campeones sin corona, la afición, y hasta los no afectos al futbol, vibró al ver aparecer a sus héroes con la camiseta de la franja a lo largo de las avenidas Juárez y Reforma.


Los exigentes estimaron que fueron unos 35 mil los asistentes a vitorear a los jugadores.


Los más entusiastas calcularon unos 40 mil.


Lo más importante de esto es que todo transcurrió en orden y con respeto.


Pero el valor de esta concentración es que los tumultos se logran en la tarde de un martes cualquiera, no en fin de semana.


Ruta que se recuerda que han logrado llenar también los integrantes del mismo equipo en la culminación del campeonato 1989-1990 y en 1988 la Miss Universo de América, la poblana Amanda Olivares, quien todavía siguió su recorrido del Zócalo a la plaza Juárez en donde sus seguidores tuvieron la oportunidad de fotografiarse con ella, de pedirle autógrafos y preguntarle cuantas cosas se les ocurrió.


PRIMERO JUAN PABLO


Pero hay que ser justos y recordar que llenos en las calles como los que logró en 1979 el papa Juan Pablo II, aún nadie la ha logrado alcanzar y es que en esa fecha no sólo eran poblanos sino mexicanos de varias partes del país y extranjeros que tuvieron en Puebla la oportunidad de ver de cerca al papa, que con esta visita se convirtió en el “papa peregrino”


MÁS TUMULTOS


La misma tarde del martes en el Complejo Cultural de la BUAP el padre Fernando Larrañaga logró reunir a mas de tres mil poblanos, jóvenes y maduros, en una conferencia reflexión sobre temas de la juventud y el matrimonio.


El religioso que a través de la televisión y de sus libros se ha vuelto en la voz de millones de personas que encuentran la luz a sus problemas en sus charlas, no perdieron la oportunidad de ir a escucharlo directamente por primera vez en Puebla.


Todos salieron reconfortados y con una nueva perspectiva para enfrentar los retos de su vida.


De acuerdo con los registros, sólo los personajes que han desfilado en los congresos de Gente Nueva han logrado una asistencia parecida a la del anciano religioso lúcido y profundo además de “sabio”.


EXCREMENTO PARA GENERAR GAS


Nuestra entidad poblana, hay que destacarlo, hoy se coloca a la vanguardia al incursionar con éxito en la generación de energías alternas.


Con la instalación de un sistema de biodigestores, explica el secretario de Desarrollo Rural Gustavo Jiménez Aguayo, 21 granjas porcinas localizadas en las zonas de Tehuacán, Tecamachalco, Libres, Guadalupe Victoria y Atlixco generan energía a costos muy económicos, aprovechando los desechos de los animales.


A este proyecto también se suman los desechos de los rastros de Teziutlán y Zacatlán con resultados insuperables.


Como ventajas de esta alternativa se logra reducir la contaminación del suelo y del agua, combatir los malos olores, disminuir considerablemente la infestación de moscas y reducir los gases de efecto invernadero.


Y es capital privado el que se decide a incursionar en esta opción, se trata las empresas RYC Alimentos de la familia Lozano Traslosheros y Granjas Carroll, que recientemente estuvieron en el ojo del huracán al pretender adjudicarles la paternidad del virus de la influenza porcina, lo cual la Secretaría de Salud descartó tras una minuciosa revisión sanitaria.


RYC de acuerdo con los reportes produce mil 300 metros cúbicos diarios de gas que pueden ser transformados en 130 kilowats en épocas de calores, y un 20 por ciento menos en temporadas de bajas temperaturas.


En tanto granjas Carroll produce mil 200 metros cúbicos diarios de gas que pueden ser transformados en 69 kilowats al día, según los estudios técnicos.


El secretario de Desarrollo Rural explica que el sistema es muy fácil y no exige de fuertes cantidades de inversión.


Se excava una laguna de oxidación, se recubre con una geomembrana, después se comienza a llenar con desechos orgánicos para dar paso a la siembra de bacterias para que produzcan un proceso de descomposición.


Después se instala la cubierta del biodigestor y se comienza a generar el gas metano que da paso a la producción de energía eléctrica.


El proyecto se pretende generarlo en otros puntos de la entidad para aprovechar fuertes volúmenes de desechos que hasta hoy sólo están para contaminar y generar problemas de salud pública.


PACO MARLASCA


Hace más de cuatro décadas llegó a Puebla para vender maquinaria textil el empresario catalán Paco Marlasca.


Con el entusiasmo que le caracteriza y visión para los negocios, el joven catalán, además de hacer negocios y modernizar las fabricas de esos días, comenzó a multiplicar amigos al grado de decidirse a instalar una planta en la que comenzó a construir la maquinaria para la planta textil no sólo de Puebla, sino de los estados textileros de México y también para los países de la región con esta vocación como Argentina, Chile, Venezuela y más.


Eran los días en los que la industria textil de Puebla y de México se proyectaba como una fortaleza para la economía y no dejaban de exportar a Estados Unidos y Europa.


Paco Marlasca con su equipo de técnicos de Sabadell construía la maquinaria que cada fábrica necesitaba.


Él mismo se ocupaba de buscar las vías de financiamiento para que nadie se quedara sin incorporar a sus naves industriales la maquinaria con tecnología de punta con la que ya se trabajaba en otras regiones del mundo.


Exintex encontraba en él uno de sus aliados pilares. Exponía la maquinaria más impresionante.


Vino la apertura y los países asiáticos se decidieron a quedarse por las buenas y por las malas con el mercado del mundo, y la industria textil del resto de este planeta comenzó a recibir el impacto de una guerra comercial y desventajosa que metió en estado de agonía no sólo al sector textil, sino a todos.


Pero Paco Marlasca ya asentado y con familia en Puebla, en el ocaso de la industria textil, se decidió a incursionar en otros sectores como la fabricación de maquinaria para el manejo de desechos y hoy, con tecnología altamente especializada, va por todo México y la región ofreciendo sistemas alternos para aprovechar la basura y hacer de esta una opción aprovechable para otras actividades.


El exitoso catalán hoy con mucho orgullo se decide a celebrar aquí en Puebla el próximo año sus 50 años de empresario.


Desde luego que se trata de una agenda que hará ruido por el alcance de actividades industriales, artísticas y culturales sobre las que ya trabaja con su equipo y familia.


Qué bueno que Paco al bajarse del avión de Iberia hace cuatro décadas escogió a Puebla como su primer punto de trabajo, capital que de inmediato se convirtió en su hogar.

 

Sobre sus bodas de oro, habrá sorpresas y muy buenas noticias para la Puebla de sus amores.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas