La Manzana


Irma Sánchez

30/06/2009

Con todas las bendiciones

 

El séptimo arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, recibió ayer de manos del papa, Benedicto XVI, el Santo Palio que simboliza la entrega del poder de la Iglesia católica a sus elegidos para seguir los pasos de San Pedro, ante todo simboliza la unidad y la catolicidad de la Iglesia, y establece el símbolo de comunión con el sucesor de Pedro.


El hecho en sí reviste la especial e histórica importancia, porque tradicionalmente el Santo Palio era entregado a los nuevos arzobispos por el nuncio apostólico con la representación del sumo pontífice.


Hoy el papa concentró en la santa sede a los nuevos arzobispos y obispos designados el último año para entregarles el Palio y hacerles recomendaciones sobre sus responsabilidades para fortalecer a la Iglesia católica.


La ceremonia en la ciudad del Vaticano tuvo lugar en el marco de la fiesta de San Pedro y San Pablo, que recuerdan a san Pedro, el primer papa.


Benedicto XVI en esta ocasión pidió a la nueva generación de arzobispos y obispos seguir los pasos de Pedro para fortalecer a la Iglesia y servir a todos sus hijos, pero además anunció que en breve publicará su tercera encíclica que se titula Caritas in veritate que vuelve a los temas sociales contenidos en la Populorum progressio escrita por Pablo VI en 1967.


En esencia adelantó el sumo pontífice que se propone profundizar en algunos aspectos del desarrollo integral de nuestra época, a la luz de la caridad en la verdad.


Confió el santo padre en lograr con esta encíclica un progreso de la Iglesia sostenible en el respeto pleno de la dignidad humana y de las exigencias reales de todos.

 

LA PORRA


Sin proponérselo, el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa tuvo porra en esta significativa ceremonia.


Desde Puebla fue acompañado por su vocero, el padre Eugenio Lira Rugarcía, y se sumó el padre Froilán González.


Ya en Roma el padre Rogelio Montenegro, director del Colegio de estudios bíblicos de Puebla, hizo que coincidiera una excursión que tradicionalmente guía cada año.


Esta ocasión fue al frente de 50 poblanos que estuvieron primero por Tierra Santa y finalmente culminaron para esta fiesta en la santa sede. Ellos ovacionaron con entusiasmo a don Víctor que sintió el calor de sus feligreses.


Entre los excursionistas participan un grupo de estudiantes de la Universidad Popular que lograron estar presentes en el mejor momento en Roma.


También se sumaron los tres estudiantes poblanos becados en Roma, dos de estos cursan el grado de licenciatura en teología y el tercero trabaja para obtener el doctorado.


El nuevo arzobispo de Puebla ha aprovechado su estancia para estrechar relaciones con los más altos personajes del Clero, y establecer comunicación con las instituciones de estudios superiores para enriquecer su trabajo en esta arquidiócesis.


Según su agenda estará de regreso en Puebla este jueves para iniciar esta misma semana una visita pastoral de tres semanas a Huejotzingo.

 

TRASCIENDE


Quienes vieron a don Víctor por Roma nos reportan que aprovechó su estancia para ajuarearse en la tienda obligada Euroclero donde adquirió dos sotanas y la mitra que vistió para recibir el Santo Palio que fue obsequiado por el papa.


El domingo se anticipa que acudirá a votar y posteriormente celebrará su tradicional misa dominical en la Catedral.

 

EL VOTO BLANCO


Como la espuma crece día con día la decisión del electorado de llegar el próximo domingo a sumar su voto blanco, ante la alta de convicción, compromiso, contenido y confianza de todos los candidatos.


¿Qué sorpresa nos llevaremos el domingo por la noche?


Se valga o no se valga, nadie lo parará.


¿A qué nos conducirá?


Hay muchas interrogantes e inquietudes, pero hay que tener claro que es la soberana decisión de cada votante.


Y sobre esta nada ni nadie.


Así es la democracia.


Así lo decidimos.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas