Palabras Mayores


Héctor Hugo Cruz Salazar

10/02/2010

La Doña, más peligrosa que nunca


Anatere está ilusionada.


Está feliz y no deja de viajar por todos los rincones del estado en búsqueda del apoyo de los panistas para el próximo 14 de febrero, a pesar de que su estado de salud no es óptimo.


Sus números, o lo que su equipo le ha vendido, le aseguran que tiene todas las posibilidades de ganar el próximo domingo.


Una votación cerrada y un margen mínimo de ventaja son los argumentos que hacen que La Doña ya casi ni duerme y su activismo esté en su más alto nivel.


La ilusión de la exfuncionaria federal es tal, que no pocos panistas se muerden las uñas ante el escándalo que desatará si no se cumplen sus vaticinios.


“Está ilusionada y no va a aceptar que le digan que perdió”, dicen los panistas que la conocen y que han vivido y sufrido en carne propia sus desplantes.


Y aseguran que si en un principio su empecinamiento por no negociar nada con Moreno Valle, darle la pelea, acusarlo, insultarlo y rechazar todas sus propuestas, no será nada en comparación con lo que hará cuando la realidad la ponga en su lugar.


Tan es así que la señora no ha escatimado en echar a andar ninguna argucia para hacerse del triunfo. Ahí están los casos del reparto de despensas y el robo de las credenciales.


Es tal la enajenación de la exsubsecretaria federal con el tema que ve estas denuncias como una campaña en su contra mandada a hacer por su rival, por su crecimiento en las preferencias entre los panistas.


Cree que la victoria está cerca y ha quemado ya todas sus naves e invertido mucho dinero en la campaña que asegura será la que coronará sus años de lucha.


Si el proceso priista sigue dando de qué hablar, no dude que el de los panistas se ponga mucho peor.


El final será de pronóstico reservado, porque la lucha de La Doña será sin dar tregua.


A ver qué dice hoy. La rueda de prensa a la que fue convocada la fuente política puso muy nerviosos a los morenovallistas, que ayer se reunieron de “emergencia” para tratar el tema.

 

*****


Covarrubias placea a Juan Taylor


Juan Taylor Morales ya se siente el próximo alcalde de San Pedro Cholula. A cuanta persona se encuentra, le dice que su designación como candidato ya es un hecho.


Presume que su padrino político es ni más ni menos de Javier López Zavala y que cuenta con el apoyo del alcalde Francisco Covarrubias y de Juan Pablo Jiménez Concha, quienes se sienten dueños de los destinos de ese municipio.


Su presunción tiene algo de verdad. El alcalde de San Pedro anda placeando a su gallo en todas y cada una de las giras que ha venido realizando en el municipio en la entrega de obras y apoyos de los programas gubernamentales.


Pero no sólo eso. Covarrubias presenta al hijo de su síndico municipal como su virtual sucesor y pide el apoyo de los cholultecas para su causa. El cinismo del alcalde es grande, pues no le basta con que toda la estructura del Ayuntamiento trabaje para Taylor, violando flagrantemente la ley, sino que él se ha vuelto su principal promotor en cada acto oficial que encabeza.

 

Pero el camino de Taylor Morales no lo tiene nada fácil. Ya hay un bloque que conforman otros cholultecas, que también tiene con qué pelear la nominación, como José Luis Lorenzini, Eduardo Papaqui y Claudio Rosas. Hoy este último encabezará una marcha en la capital para exigir al Comité Estatal del PRI que abra el proceso, pues hay visos de que habrá imposición en San Pedro.

 

Comentarios, dudas, aclaraciones, mentadas y todo lo demás en

[email protected]

[email protected]

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas