Opinión


Pedro Gutiérrez

01/04/2011

Festival Internacional Palafoxiano


El martes pasado se aprobó en sesión extraordinaria de cabildo el cambio de denominación del anteriorente conocido como Festival Barroquísimo por el Festival Internacional Palafoxiano, en un esfuerzo muy importante del gobierno estatal y los municipios por impulsar un verdadero esquema de promoción cultural de la entidad que ponga las bases de una Puebla mucho más reconocidad a nivel internacional y nacional.


El nombre del Festival no es más que el reconomiento público que se hace a uno de los grandes hombres de la historia de Puebla, que es testigo del legado del personaje de don Juan de Palafox y Mendoza cuya obra y herencia abarca ámbitos diversos como el arte, la educación y la religión; y todo lo que conlleva haber sido uno de los personajes fundamentales de la Puebla del siglo XVII por su legado, al grado que los poblanos consideramos a Palafox y Mendoza como propio antes que de Burgo de Osma, donde descansan sus restos. La promoción artística que don Juan de Palafox y Mendoza le dio a ese ámbito en la región permite hablar de un cambio en la actividad artística después de su obispado, siendo considerada la visión artística de entonces una de las más vanguardistas e innovadoras para la época. Dicho impulso a las artes propició la llegada de pintores, escultores, arquitectos, además de obras de escritores que nutrieron la cultura no sólo de la ciudad, sino de toda la región convirtiéndola  un punto de encuentro de la cultura europea, americana e incluso asiática.


La obra social de este personaje se vio reflejada en el impulso al Hospital de San Pedro, que durante tres siglos dio servicios hospitalarios a la población de la Ciudad y otros lugares, siendo aún hoy en nuestros días uno de los edificios más sobresalientes del Centro Histórico. El proyecto arquitectónico visionario de Palafox y Mendoza culminó con la construcción de grandes edificios que hoy son ejemplos de la arquitectura Novohispana dejando una huella imborrable que aún persiste. Palafox y mendoza será beatificado el 5 de junio de este año.


Como parte del esfuerzo gubernamental por eficientar los recursos y promover una nueva visión cultural en el estado de manera coordinada, nace desde esta semana el Festival Internacional Palafoxiano, como un espacio de cultura que llegará a todos los Municipios y que en su edición 2011 cubrirá la zona metropolitana de Puebla para conmemorar los 480 años de la Fundación de la Ciudad de Puebla y luego expandirse hacia el interior de la entidad a partir del año 2012, año en el que por cierto se celebrará el 150 Aniversario de la Batalla del 5 de Mayo en Puebla. El Festival Internacional Palafoxiano nos ofrecerá una opción para analizar, pensar y conocer experiencias de vida a través del arte y sus diversas manifestaciones, buscando mejorar y enriquecer la calidad de vida de los poblanos, así como diversificar la oferta cultural para amar lo distinto y cuidar lo propio.

 

Este esfuerzo además pone las bases para proyectar los festejos de lo que será, al cabo de dos décadas, el festejo de los quinientos años de la fundación de nuestra querida ciudad, la Puebla de los Ángeles. La primera ciudad pensada para los españoles que arribaron durante la colonia y que fue ubicada en un territorio estratégico entre el puerto de la Villa Rica de la Veracruz y la ciudad de México, ciudad de los ángeles que se situó en el antiguo territorio de Huitzilapan. Por ende, el Festival Internacional Palafoxiano debe ser el eje a partir del cual se establezcan, desde ya, las política públicas de promoción cultural del estado, lo cual sin duda acaecerá gracias al impulso del gobernador de estado Rafael Moreno Valle. Mucho se dijo en la etapa de transición  que la idea de desaparecer la Secretaría de Cultura –ente gravoso e inerte de la administración estatal pasada- era un atentado contra la promoción cultural de la entidad; sin embargo, el nuevo organismo cultural creado en esta administración e ideas innovadoras y de largo plazo como el Festival de referencia denotan un cambio fundamental en la visión que se tiene en relación a la cultura, misma que debe interactuar íntimamente con esquemas de promoción turística y de detonación del desarrollo económico. La aportación económica que hace el gobierno del estado para el Festival es inédita y nos demuestra una vez más que en este tema, como en muchos otros, hay un cambio que deriva en el hecho de que para Puebla lo mejor está por venir.

 

PEDRO ALBERTO GUTIÉRREZ VARELA

Regidor del Ayuntamiento de Puebla
Compromiso por Puebla

[email protected]

@ pedrogtzpanista

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas