Opinión


Pedro Gutiérrez

16/06/2011

Propuestas en materia de transparencia para la capital


La semana pasada mucho se habló del resultado que en materia de transparencia puso a Puebla como el primer ayuntamiento en la medición que hace Cimtra en este rubro; soslayando el hecho de la naturaleza metodológica de esta organización y del hecho real de que no hay mucho qué presumir si consideramos que descendimos en la calificación y de que los pendientes que tenemos son los temas neurálgicos de cualquier administración —como el del ejercicio del gasto—, vamos a referir en este espacio algunas consideraciones para ponernos a trabajar efectivamente en materia de transparencia antes de presumir logros que, hay que decir, son de dudosa legitimidad.


El pasado 31 de mayo de 2010, el entonces candidato a gobernador de la coalición Compromiso por Puebla, Rafael Moreno Valle, presentó a los poblanos y medios de comunicación el documento “Propuestas de gobierno: cumplo mis compromisos o me voy”.


Dicho documento se tradujo desde entonces en un ambicioso plan de gobierno para proyectar a Puebla como un referente a nivel nacional. Así lo establece el documento desde su parte introductoria, en donde el hoy gobernador señala que ofrece a todos los ciudadanos del estado alcanzar metas claras en los temas que preocupan a los poblanos, medidas con indicadores cuantitativos, publicados por instituciones objetivas e independientes del mayor prestigio.


Los ayuntamientos de la entidad deben priorizar, en sus respectivos planes de trabajo, una agenda de propuestas que coadyuven con el gobierno del estado en esta suma de esfuerzos para sacar adelante a Puebla en todas aquellas áreas en las que lamentablemente encontramos mayores rezagos, básicamente en los rubros de transparencia y combate a la corrupción. Como en todos los ámbitos de la administración, es menester que este esfuerzo se realice de manera coordinada, es decir, que el estado y los municipios vayan de la mano para lograr los resultados visibles que queremos; por ello, me parece que el documento referido en el primer párrafo relativo a las propuestas de gobierno del hoy jefe del Ejecutivo estatal es y debe ser la base sobre la cual han de girar las acciones concretas y políticas públicas de los ayuntamientos.


En esa colaboración vamos a referirnos al diagnóstico del primer eje del multicitado documento “Eficiencia y honestidad en el gobierno” es contundente: Puebla ocupa el último lugar en eficiencia gubernamental, de acuerdo a indicadores del Estudio de Competitividad del ITESM 2010. Los ayuntamientos del estado deberán impulsar esquemas que contribuyan a sacar a la entidad de esta penosa realidad impulsando reformas concretas a su marco normativo que en el caso del gobierno capitalino lo es el Código Reglamentario Municipal. En este marco, sugerimos que a través de ICMA, organismo que ayuda a generar gobiernos transparentes que consoliden sus procedimientos de operación y que implementa el Programa de Reconocimiento al Fortalecimiento Institucional Municipal (REFIM), se aterricen ciertas propuestas, toda vez que el programa ya está siendo aplicado en sus etapas iniciales y es conveniente mantenerlo y avanzar en materia de certificación. Así, en materia de finanzas, deberá impulsarse un mejor manejo de los recursos, lograr autonomía financiera, un mejor ciclo y aplicación presupuestal y fortalecer el control de inventarios. Para todo ello es menester:
           
• Establecer lineamientos y políticas claras en materia de catastro, así como en la recaudación por Predial.
• Brindar y documentar la atención al contribuyente.
• Que el presupuesto en sus diferentes fases sea cuantificable en cuanto a: (desempeño, planeación financiera a largo plazo, gasto operativo-inversión, proyección de ingresos, control presupuestal y política para programación de pagos).          
• Seguimiento a los controles de inventarios, bienes ociosos y obsoletos, programas de mantenimiento, así como de inversión y control de almacenes.    
• Mantener un padrón de proveedores actualizado, y elaboración de un programa de ahorro.

 

En el rubro de Recursos Humanos, deben considerarse los procesos de reclutamiento, selección, contratación, capacitación, promoción, remuneración, despido, estructura administrativa y pensiones; con estos factores se pretende:

 

• Brindar atención a ciudadanos que solicitan empleo en el gobierno.
• Programa de contrataciones, con total transparencia en preselección, metodología para recomendar contratación, documentar contrataciones
• Establecer procedimientos de evaluación del desempeño con estímulos claros, que sean del conocimiento de los involucrados, tabulador de sueldos que refleje percepciones, puestos y estímulos.
• Establecer políticas claras para despido de personal conforme a ley y por cambio de administración (2 supuestos).
• Realizar un estudio actuarial tendiente a creación de fondo de pensiones.

 

Acciones como éstas y otras que seguiremos refiriendo en este espacio seguramente harán avanzar sustancialmente al ayuntamiento de Puebla en la búsqueda de una efectiva transparencia, basados en el diagnóstico y prospectiva de lo que viene impulsando el gobierno del estado; así, nos sumamos y coordinamos con el estado y contribuimos con nuestro grano de arena para que al cabo de los próximos años Puebla como entidad avance y rinda cuentas a sus ciudadanos y al resto del país de cómo se construye un buen gobierno.

 

PEDRO ALBERTO GUTIÉRREZ VARELA

Regidor del Ayuntamiento de Puebla
Compromiso por Puebla

[email protected]

@ pedrogtzpanista

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas