Perro no come perro


Luca Brazzi


Sobre el Grupo Barcardí


Algunos colegas me han mandado críticas en contra de mi grupo de amigos que perrea en el Congreso del Estado, todo porque hemos creado la nueva versión del célebre Grupo Bacardí, remembranza de aquél que fue fundado por amigos míos, todos, que antes eran jodidos como lo son los reporteros nuevos y hoy, gracias a su trabajo, se han vuelto dueños de casas, camionetas y uno que otro taxi.


El lector que nos envió su correo es por demás insidioso, ya que asegura que mis amigos y yo “ya andan nuevamente ‘chayoteando’ con los nuevos diputados y se están encargando de golpearlos en sus mini columnas si no logran nada”.


¿Qué pasó, mi estimado? ¿Ya así nos llevamos?


Lo que mi grupo y yo hacemos es algo muy sencillo: se trata de llevarle sus relaciones públicas a algunos diputados que no tienen jefe de prensa, pero esto es con el fin de auxiliarlos en el duro ejercicio de los medios, pues no es justo que paguen justos por pecadores.


También nos hemos dividido el Congreso en ocho partes, pues el “Nuevo Grupo Barcardí” cuenta con el mismo número de intregrantes y ya no aceptamos a más porque las igualas se van a pulverizar.


Cada reportero tenemos algo así como cinco diputados por cabeza, mismos que tienen a bien retribuirnos con una lanita para nuestros cigarros, cosa que no le hace daño al mundo y menos al bolsillo de nuestros legisladores.


¿Qué ofrecemos a cambio?


Cuidarlos de nosotros mismos y de nuestros compañeros y proyectar hacia el futuro el trabajo que hacen en sus curules y en sus distritos. (Incluimos también fotos, trípticos y discursos. Igualmente les mandamos calor en nuestras mini columnas con frases como “el diputado…(aquí va el nombre) viene realizando un ejemplar trabajo en el Legislativo y en sus lugares de origen”.)


El malediciente amigo dice: “Espero que esta información te sirva de algo para tu famosa columna "Perro no come perro", pero yó creo que sí , entre los perros se andan agarrando por no aceptar las condiciones que ponen ciertos reporteros con sus mismos compañeros....es una prostitución de la información....estos reporteros no tienen claro el oficio de ser reportero”.


¿Qué pasó, mi estimado? Nosotros, en el Grupo Bacardí, no nos andamos agarrando nada y lo único que queremos es que el gremio se una como nosotros lo hicimos. El problema es que ya no hay cupo en nuestra agrupación sino hasta nuevo aviso.


Chas gracias.




 
 

 

 
Todos los Columnistas