publicidad  
 
Abrir el índice

 

 
       
   
   
   

Poder y Política


Manuel Cuadras


LA MUERTE DEL PROYECTO Z”

 

Hace aproximadamente un año con ocho meses, este columnista recibió la oportunidad de colaborar en este espacio con una columna denominada “EL FAMOSO PROYECTO Z”, en la cual se ponía al descubierto el plan trasexenal del entonces Secretario de Gobernación Javier López Zavala.

 

La columna (salvo el nombre, que a partir de ese momento se popularizó y fue utilizado por varios periodistas) no tuvo nada de relevante, únicamente plasmaba lo que para ese momento era ya mas que evidente: Zavala utilizaba la estructura de Gobernación para promoverse a la Presidencia Municipal.

 

Fue entonces cuando se evidenció la estúpida estrategia de (pre pre pre) campaña emprendida por el chiapaneco, consistente en donar despensas a través de sus delegados. ¿Recuerda usted el volante donde aparece un Zavala caritativo (luciendo por su puesto su reloj Cartier de veinticinco mil pesos) entregando una despensa a dos ancianos? ¿Apoco no fue genial esa imagen? Todos nos conmovimos y solo algunos escépticos mal intencionados creyeron que Zavala buscaba promocionarse con recursos públicos...

 

Pero bueno, así las cosas, el famoso “PROYECTO Z” estaba en marcha. La estructura, los delegados, los recursos, TODO!! trabajando y operando para concretar el sueño de un joven chiapaneco con deseos de triunfo (y ambiciones desmedidas).

 

La mecánica era simple: Los delegados de Gobernación en el Municipio recogían las peticiones mas importantes en cada Colonia, las canalizaban a la Dirección de Atención Ciudadan de la SEGOB, y ésta, utilizando todo el aparato e influencias, les daba respuesta de acuerdo a la rentabilidad de cada una, creando así un “Padrón Único de Beneficiarios” que en el futuro serían los virtuales simpatizantes del chiapaneco. ¿qué bonito no?

 

Desde luego, la operación no terminaba ahí, había que generar en la opinión ciudadana, la idea de un Zavala poderoso, influyente y sobre todo cercano al poder y a la gente, ¡el candidato perfecto que jamás ningún pueblo podría soñar!. Para ello, Las plumas prostituidas fueron parte fundamental de la construcción del proyecto, ¿cómo olvidar las lisonjas hechas por Jesús Ramos hacia nuestro célebre personaje? ¿Recuerda?: “La posibilidad de que Zavala tome las riendas del PRI estatal en un futuro inmediato está prácticamente descartada... Las razones son muchas y muy variadas: La gobernabilidad es visible. Su relación con los 217 presidentes municipales es inmejorable (sic). Su desempeño ha sido el mas relevante de la administración en curso (sic). Es la llave que soluciona los problemas. Es factor de unidad política dentro del PRI y fuera del él. Es negociador por excelencia. Y lo mejor, no está desgastado –contrario a lo que los analistas de embutidos suponen-“ y continúa diciendo: “no tendría porqué estar desgastado, si su accionar ha sido optimo (así sin acento) en tan solo año y medio...”

 

En ese contexto llega una fecha fatídica para el marinismo que paradójicamente se convirtió en el despegue de Zavala, el 14 de febrero de 2006. La fecha que sacudió a la llamada “burbuja” marinista sirvió para fortalecer la imagen del Secretario de Gobernación, y es que, si bien es cierto que el escándalo sacudió la administración estatal, nadie más que Zavala le sacó provecho al desgaste que sufrió su jefe y mentor. Ese día acabó el gobierno de Marín y dio inicio el interinato de Zavala.

 

Mario Marín se avocó con todas sus fuerzas (y recursos) a librar su situación jurídica y a recomponer su desgastada imagen, mientras tanto, Zavala, el poderoso, el de las confianzas, el que resolvía, “la llave que abría todas las puertas”, se asumió en su rol de primer mandatario llenando el hueco que dejó vacío el gobernador. De esa manera continuó el proyecto, SU proyecto, solo que con unas cuantas modificaciones, me explico, Zavala sabía que la idea de irse de candidato por la alcaldía de Puebla era algo así como el suicidio, las circunstancias habían cambiado, por ello, prefirió quedarse en la comodidad de Gobernación y el glamour que ofrecía ser el vice gobernador.

 

En la próxima entrega les daré mas datos de cómo llega este personaje a una Ciudad desconocida, la forma en que conoce a su protector y la manera paulatina en que lo fue traicionando.



 

Versión Online

Columnistas

 
Haga cic aquí para ampliar la imagen

   

 
RSS Feeds
En tu Movil
Video
En tu E-Mail
 
   
Estadisticas

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx
Avenida 16 de Septiembre 4111, Col. Huexotitla, CP. 72240, Puebla, Pue. - México Tels.(+222)576-0975 / 576-0977
Abrir el ndice