Política y Poder


Manuel Cuadras

 

La importancia del 2009 (Marín, Blanca, y Agüera)


Mucho se ha hablado acerca del año electoral que se avecina. Para algunos el 2009 significa la puerta de entrada, para otros la salida, y para otros tantos, el inicio del adiós. Lo cierto es que el próximo año será un año fundamental para la clase política poblana, lleno de golpeteos, mensajes, señales, definiciones, y por su puesto, cambios.


Para el gobernador Mario Marín, el 2009 representa el último año de poder y dominio absoluto de su larga carrera política. Aunque su sexenio termina legalmente hasta 2011, por todos es sabido que la curva de descenso del gobernante en turno inicia precisamente cuando hay un nuevo mesías, en el caso de Marín, eso será a finales de 2009. Una vez que haya candidato electo, iniciará la feria de las deslealtades: sus “amigos” dejarán de buscarlo, sus enemigos dejarán de temerle, e incluso alguno de sus “incondicionales” lo traicionará y hasta lo negará; Eso le pasó a Jesucristo, a Los Borgia, al imperio romano, ¿por qué no habría de pasarle a Marín?


Iniciará el año rindiendo su cuarto informe de gobierno, para inmediatamente después hacer ajustes en su gabinete y prepararse para cerrar su administración lo mejor posible. Atrás quedarán los escándalos, los rencores y las venganzas, para dar paso a los acuerdos, las negociaciones y las reconciliaciones, en aras de obtener su tranquilidad política.


Para la alcaldesa Blanca Alcalá, el próximo año será fundamental en la consolidación de su gobierno y su trayectoria. Como se sabe, los gobiernos municipales tienen la desventaja de contar con un periodo muy reducido de tiempo, en el caso de Alcalá, una tercera parte de su gestión está por concluir, y las expectativas ciudadanas parecen no haberse llenado.


Se dice también que en los gobiernos municipales, el primer año es de aprendizaje, el segundo es el bueno y el tercero es para dejar todo en orden, bajo esa lógica, es comprensible que el equipo de la Presidenta Municipal haya pagado el precio de la novatez y su rendimiento haya estado por debajo de lo que la ciudadanía (y su jefa) esperaba de ellos. Por tanto, el 2009 representa para Alcalá, la oportunidad de oro para corregir las cosas que se han hecho mal, apretar algunas tuercas y poner MANOS A LA OBRA en el relanzamiento de su gobierno. El pago de facturas se cumplió este primer año, así que a partir de su segundo informe de labores en el mes de febrero, seguramente veremos una JORNADA DE LIMPIEZA en las áreas municipales que quedaron a deberle este año. No hay de otra para la presidenta, lo que no haga en su segundo año, difícilmente lo podrá hacer en el último de su gestión, debido a los procesos de entrega-recepción, a la falta de recursos y a la intervención del candidato a sucederla.


Para el rector Agüera el siguiente año será también de definiciones y consolidaciones. En el mes de octubre está contemplada la elección que decidirá su sucesión, para lo cual trabaja desde hace tiempo y parece tener controlado. Salvo que un imponderable suceda, el rector no tendría problemas para mantenerse al frente de la BUAP por otros cuatro años más, sin embargo, antes de eso tendrá que definir su futuro político, es decir, si continúa con la vida universitaria o decide incursionar en la carrera sucesoria por la gubernatura. Como ya se ha dicho, cierto es que Agüera cuenta con un capital político considerable, sin embargo, también es cierto que éste puede venirse abajo en el momento que deje de dirigir a la BUAP. La pregunta para Agüera será, ¿vale la pena apostar sus canicas en este momento? He ahí la pregunta, porque de que tiene canicas las tiene, sólo habrá que definir el momento de jugarlas.

 

Felicitaciones a la familia Ruiz Montalvo


La semana pasada fue redonda para el diputado Jorge Ruiz y la directora del Instituto Municipal de las Mujeres, Sandra Montalvo, ¿el motivo? El festejo por el cumpleaños del legislador y la titulación profesional de la funcionaria. Se dice también que hay un tercer motivo de alegría: que ambos están bien posicionados en sus respectivos distritos para buscar una diputación federal, ¿será? Mientras tanto, felicidades.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas