Política y Poder


Manuel Cuadras

 

¿Marín dueño del Puebla?  ¿A poco?


Las consignas contra Mario Marín en Casa Lamm Foto / Agencia Reforma / Archivo /  Paola Urdapilleta

Si camina como pato, grazna como pato, tiene cola de pato y actúa como pato, ¿qué es?


¿Recuerda usted que la administración de Mario Marín se ha cansado de decir que el gobierno del  estado no tiene injerencia alguna en las decisiones del Puebla de la Franja, ni mucho menos acciones como socio? Bueno, pues resulta que todo eso ha quedado evidenciado como una mentira (otra más) del gobierno marinista y lo más irónico del asunto es que quien nos abrió los ojos en esta ocasión fue precisamente uno de los defensores más fieles de Marín y cliente VIP de esta columna: Enrique Núñez.


Todo empezó cuando el columnista Núñez publicó en su espacio del Miércoles 9 lo siguiente:


“Desde el pasado fin de semana, un grupo de reporteros de Televisión Azteca México se ha encargado de elaborar, por encargo, una serie de reportajes en contra del gobierno de Mario Marín para el noticiero estelar, conducido por Javier Alatorre, de esa empresa televisiva.


“Los temas a seguir estarán relacionados con la multitudinaria fiesta de cumpleaños del gobernador, el proyecto de ‘La célula’, la construcción del centro expositor, de la ley de transparencia y la concesión a OHL de la carretera (...) El motivo, por absurdo que parezca, no es otro que el de la concesión de los derechos de televisión para la transmisión de los partidos del Puebla de la Franja, los cuales podrían ser otorgados a Grupo Imagen de Olegario Vázquez Raña.


“Son tan grandes ($$$$$) los intereses al respecto que el magnate de los medios Ricardo Salinas Pliego no tuvo empacho en ordenar la campaña en contra de Marín.” Hasta aquí la cita.


Es decir, para Núñez el hecho de que algún medio de comunicación tenga la intención de investigar asuntos “espinosos” para la administración marinista, se trata de un complot o una “extorsión” (para decirlo con sus palabras). Sobra decir que los cuatro temas mencionados: La Célula, la construcción del centro expositor, la Ley de Transparencia y la concesión a OHL de la carretera, por sí mismos serían motivo de investigación periodística de cualquier medio de comunicación local y nacional por la gran cantidad de fraudes y simulaciones que contienen, pero para Núñez no, (de hecho ni veladamente en su rotativo los ha mencionado para hacer una crítica), para Núñez simple y sencillamente se trata de una estrategia de ofensiva en contra de su jefe.

 

Pero bueno, eso no es nuevo, eso ya lo sabemos y de sobra, finalmente como bien dice Edmundo Dantés: es una enfermera del marinismo, y como tal, tiene que ir poniendo curitas cada que sus jefes salen raspados.


Lo que llama la atención (por no decir que da risa), es que en su intento por defender una vez más al gobernador, en esta ocasión sin querer queriendo lo empinó, porque ahora a todos nos queda claro que Marín es el verdadero mandamás del Puebla FC (que de hecho ya lo sospechábamos, pero no nos había quedado tan claro como ahora. Gracias Núñez).


O de lo contrario, (léase con voz de sarcasmo) ¿cómo interpretar que TV Azteca quiera perjudicar a Marín, porque la Directiva del Puebla no les quiere dar la transmisión de los partidos?, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Ahhhh ya sé, TV Azteca quiere presionar mediáticamente. Peeeeero, ¿y porqué a Marín, si él no es el dueño del Puebla, de hecho él no tiene nada que ver? ¿Por qué no presionan mediáticamente a Bernat? ¿Será que Marín tenga metidas las manos en un negocio tan jugoso como el futbol??????? No creo. ¿Por qué habría de hacerlo? ¿Será porque sería una forma espléndida de lavar dinero? Hasta donde yo sé, las entradas al estadio no son auditables, o mejor dicho comprobables, es decir, “La Directiva” lo mismo puede decir que hubo una entrada de 20 mil o 30 mil aficionados sin que nadie pueda demostrar lo contrario, por lo tanto “los ingresos” únicamente varían dependiendo la cantidad de ceros que le quieran poner. Ahhhhh, pero para eso se necesita tener el estadio más o menos llenito, ¿cómo le hacemos si nadie quiere ir a ver al pinche equipo… (se preguntan “los directivos”)? Fácil: regalando boletos a todos los burócratas (se responden).


La mecánica es la siguiente: “La Directiva” (nomás de cuates) le regala entradas al gobierno del estado (cuando en todo caso debería ser al Ayuntamiento por concepto de impuesto de espectáculos), para que éste (el gobierno), a su vez, los reparta entre los miles de trabajadores que tiene en su estructura. Así, cada quince días los boletos llegan como cartas a Santa Claus a las dependencias más grandes del gobierno del estado, y así cada quince días se garantiza una entrada nutrida.


Bonito negocio, ¿no? Y ahora, gracias a Núñez tenemos una visión más clara de quién es el que encabeza dicho negocio. Ahhhh, claro eso sin contar el negocio por los derechos televisivos, que fue lo que dio origen a toda esta polémica o dicho en palabras del conspicuo columnista, esto es apenas la tapadera de la cloaca…

 

El lábaro patrio

 

Desde aquí un atento llamado a las autoridades del Ayuntamiento de Puebla, encargadas del mantenimiento del Palacio Municipal, ya que la Bandera Nacional que se encuentra en el asta de la azotea de dicho inmueble se encuentra en condiciones deplorables. Bajo ninguna circunstancia es permisible que nuestra enseña nacional se encuentre deteriorada, menos aún cuando recientemente ha sido galardonada como la bandera más bella de todo el mundo. Esperamos una reacción inmediata.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas